Home Buenas Noticias “La Tlanchana”, mítica diosa prehispánica, vuelve a reinar en la Plaza de Metepec, Estado de México
Buenas Noticias - October 17, 2009

“La Tlanchana”, mítica diosa prehispánica, vuelve a reinar en la Plaza de Metepec, Estado de México

gigantescos chorros que se elevaban al ritmo del Cielito lindo, ante el entusiasmo del público.

Su regreso marcó el comienzo del Festival Internacional Quimera 2009, que se realiza del 15 al 25 en el municipio de Metepec, Estado de México, donde una multitud se congregó en la plaza principal para presenciar el espectáculo multidisciplinario La Tlanchana va de vuelta, en el que un grupo de actores escenificó la leyenda de este personaje, considerado la diosa sirena, mujer con cola de serpiente y madre de los peces, quien habitaba la laguna de las Nueve Aguas, prodigaba sustento a esta región mexiquense.

Este acto sirvió también como marco para la entrega del reconocimiento Tesoros Nacionales, otorgado por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH-Conaculta), al escritor y humanista Ernesto de la Peña, al etnomusicólogo Guillermo Contreras Arias y al artista plástico Luis Nishizawa Flores.

La presidenta municipal Ana Lilia Herrera, acompañada de la subsecretaria de Administración del gobierno mexiquense, Elizabeth Vilchis Pérez, entregaron los diplomas a los creadores. El maestro Ernesto de la Peña no pudo asistir por cuestiones de salud, pero en su nombre los recibió Carmen Cortés.

Ahí, se reconoció la trayectoria del maestro Nishizawa, como miembro del Sistema Nacional de Creadores del Conaculta, maestro emérito y doctor honoris causa por la Universidad Nacional Autónoma de México, Premio Nacional de Ciencias y Artes, Tesoro Sagrado del Dragón declarado por el gobierno de Japón y miembro numerario de la Academia de Artes.

Sus trabajos son muestra de tendencias que van desde el muralismo hasta el abstraccionismo y la semifiguración poética, y ha dominado varias técnicas, entre ellas dibujo, grabado, fresco, cerámica, óleo y temple.

Mientras que, de Guillermo Contreras se resaltó su trabajo como músico, investigador y maestro con más de 25 años de experiencia, y quien ha reunido más de 4 mil instrumentos de diversas épocas históricas de Europa, Asia, África y América.

Cuenta con una variedad de teponaxtles de prácticamente todas las culturas prehispánicas, ocarinas, silbatos, sonajas, caracolas, palos de lluvia, cascabeles, huehues y flautas. El etnomusicólogo también cataloga tambores, arpas, liras, mandolinas, salterios, violines y flautas europeas de los siglos XVIII y XIX.

En cuanto al maestro Ernesto de la Peña, ganador en 2003 del Premio Nacional de Ciencias y Artes en el campo de la Lingüística y la Literatura, se destacó su contribución en el estudio de las lenguas occidentales, los filósofos presocráticos, la filosofía de la ciencia, la lengua árabe, el sánscrito y la lingüística indoeuropea. Además, sus traducciones al español de poetas como Valery, Nerval, Mallarmé, Hölderlin, Novalis, Rilke, Milosz, Ginsberg, entre otros.

Como parte del homenaje a los galardonados, fueron invitados a hacer un recorrido por la ciudad a bordo de un autobús inglés, de dos pisos, desde donde pudieron admirar los principales recintos culturales e históricos del municipio de Metepec, así como el regreso de la Tlanchana.

La escultura había ocupado el jardín de la plaza principal desde 1992, pero en noviembre pasado fue retirada para hacer una escultura monumental.Debido a que dicho proyecto quedó interrumpido, se decidió volver a colocar la obra, a la que Saúl Camacho hizo algunas modificaciones, entre ellas la colocación de una jícara, así como un conjunto de peces, ranas, ajolotes, un collar con caracoles y un pendiente que simboliza la vida, realizada a partir de una  resina con apariencia de barro.

Otro de los espectáculos más aplaudidos fue el presentado por la “Reina del Heavy Nopal”, Astrid Haddad, quien ofreció el concierto “Divinas Pecadoras”, ataviada con su colorida vestimenta. Desde que apareció en el escenario el público se le entregó con una efusiva ovación, que la artista correspondió con la interpretación de diversos temas de estilo ranchero y flamenco, siempre interactuando con el público de manera entusiasta.
Fuente:  (INAH)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *