Home Espectáculos “Corpo” muestra con ritmo, belleza y humor brasileños, su versión de la creación del universo
Espectáculos - October 16, 2009

“Corpo” muestra con ritmo, belleza y humor brasileños, su versión de la creación del universo

creación de la masa negra e infinita que llamamos universo.

En su lenguaje corporal los integrantes de la compañía esbozan cuestiones que todo humano se plantea durante su existencia ‘¿Quién soy? ¿De dónde vengo? ¿Hacia dónde voy?’. Así lo hicieron en su primera actuación dentro del 37 Festival Internacional Cervantino, comandados por la dinastía Pederneiras: Paulo, director artístico de Grupo Corpo; Rodrigo, encargado de la coreografía, y Pedro en la dirección técnica.

Con un impresionante despliegue de malabares y fuerza rítmica, la compañía de danza contemporánea originaria de Belo horizonte, Brasil, caracterizada por haber creado una particular mezcla del lenguaje de la danza clásica y los bailes populares de su país de origen, ofreció dos obras de su repertorio, con duración de 45 minutos cada una. Las coreografías Onqotô y Parabelo, no sólo están fuertemente cargadas del folclor de Brasil, también muestran que el ser humano es un cuerpo diminuto frente al universo.

Onqotó, pieza que abre el espectáculo con un baile circular de cadera, es la hilarante explicación de cómo se creó el universo; de cómo se fue gestando el cosmos de acuerdo con Rodrigo Pederneiras, el hombre que marca los pasos de este talentoso grupo, y según aquella broma del dramaturgo brasileño Nelson Rodrigues, en la cual el universo surgió cuando comenzó el juego de futbol clásico Fla-Flu (Flamengo versus Fluminense), 40 minutos antes de eso, no existía nada.

Uno de las escenas más fuertes es la del dúo de cuerpos que se arrastran, acarician o golpean; que se tiran contra el otro en ágiles movimientos sensuales. Otro cuadro con gran magnetismo, es el bailarín desnudo que se arrastra hacia el frente del escenario con los puños, para iniciar una evolución en la postura del cuerpo, que simboliza la hominización: el hombre sobre su propio pie.

Parabelo, ejemplifica lo particular, lo diminuto. La pieza inspirada en la región brasileña del Sertón, caracterizada por la pobreza que contrasta con la cultura colorida, alegre y vivaz del lugar, se refleja en los bailarines con trajes de tonos cálidos y encendidos. Fernando Velloso comparte créditos como creador de esta puesta escenográfica.

La banda sonora aporta el toque vital en ambas piezas. Onqotô cuenta con composiciones del reconocido músico Caetano Veloso y de José Miguel Wisnik, inspirados por una divertida charla acerca de la creación del universo y del clásico del futbol brasileño. En Parabelo la música fue creada por los compositores Tom Zé y Wisnik, quienes fusionaron ritmos populares brasileños como la sertaneja, música country de Brasil, y sonidos de agua, globos, cuerdas, sierras y silbatos.

Los vestuarios creados por Freusa Zechmeister, en la primera parte son adherentes negros, rojos y rosas, que envuelven los cuerpos torneados y dan a los bailarines acentos de anonimato, de fuerza o de femineidad. Igualmente portan particulares trajes de futbol, hasta coloridos trajes con pantalón de campana que acentúan los saltos y las piruetas.
Ambas obras forman una síntesis del trabajo de más de tres décadas en el escenario. Onqotô fue estrenada en 2005, con motivo de los 30 años de la compañía, y Parabelo en el año 2003.

Onqotô y Parabelo, a cargo de Grupo Corpo, se presentarán dos ocasiones más como parte de la programación dancística del 37 FIC, viernes16 y sábado 17 de octubre a las 20:00 horas, en el Auditorio del Estado.
Fuente: (festivalcervantino.gob.mx)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *