Home Por la Espiral Súper economía informal
Por la Espiral - September 23, 2009

Súper economía informal

quedaron para vivir de la calle. En 2009 y los próximos años la economía informal seguirá siendo la otra alternativa para los millones de desempleados de esta crisis tempranera del siglo XXI.
Ha sido un anuncio del secretario Agustín Carstens, desde la cartera de Hacienda, lo dijo para defender la propuesta de Presidencia de desaparecer tres secretarías de Estado: Secretaría de la Reforma Agraria, Secretaría de la Función Pública y Secretaría de Turismo.
El entierro implicará que más de 10 mil burócratas quedarán sin empleo a partir del primero de enero de 2010. Amargo inicio de año.
Ya lo dijo Carstens: “Se dará en apego a derecho de los trabajadores, se les dará capacitación, se les cubrirá su seguro médico más allá de lo que indica la ley”.
De la nómina  quedará un porcentaje minúsculo que será reubicado en distintas dependencias como la de Economía que llevará el eje de Turismo.
No se sabe si el todavía titular de Turismo Fernando Elizondo, herencia de la pasada administración foxista, recibirá magno premio en alguna embajada como tampoco -si para ir a tono con la austeridad-, Presidencia recortará  el enorme gasto en viáticos disponible para funcionarios y ejecutivos de primer nivel que ante cualquier pretexto de ir disque a promocionar al turismo de México  salen al exterior a darse una vida de lujo.
Que por lo menos, por decencia, la austeridad a la que nos someten vaya pareja, el panismo en el poder ha abusado del gasto corriente, inflado la nómina de muchas dependencias con puestos de primer nivel, sacándose áreas de la manga.
Son cifras del PRI en la Cámara de Diputados: entre 2001 y 2009 se crearon de 89 a mil 011 plazas de subsecretario lo más importante es que hay gente metida en el gobierno no ejerciendo como subsecretario pero sí cobrando con dicho tabulador.
Otras plazas pasaron de 69 a mil 212 jefes de unidad; de mil 396 a 6 mil 845 las de director general adjunto y de 4 mil 446 a 38 mil 427 de director de área.
A la coladera se han ido más de 100 mil millones de pesos por tantos puestos creados inútilmente.
Y eso que desconocemos el número de aviadores que cobran en la nómina del Gobierno Federal por ser los nuevos privilegiados del poder. Tampoco se revelan los sueldos y extrasueldos de las Embajadas, como la de España con dos sueldos ubicados en el mismo tabulador como la del embajador Jorge Zermeño y la de otro funcionario heredado por las viejas canonjías priístas.
A COLACIÓN
Poco se piensa en las necesidades de esas 10 mil personas que perderán su empleo, seguramente muchos son cabezas de familia, tendrán hijos, hipoteca por pagar, deudas de consumo, tarjetas de crédito; pago diferido de deuda automotriz, etc.
La angustia será peor para las personas que sobrepasan los 45 años de edad es como sino hubiera mercado laboral para ellos, no más horizonte a pesar de la experiencia acumulada; ni que la edad o mantener a la  familia los obliguen a ser más responsables en el trabajo por la propia necesidad de depender del ingreso.
Muchos saldarán  con su liquidación bajo el brazo acompañados por el famoso retiro voluntario (más bien forzado), al mes comenzarán  a tramitar el apoyo por desempleo de su Afore,  conforme avancen los días no sabrán a ciencia cierta qué hacer de su vida y ese poquito dinero recibido no durará más allá de los tres meses.
Después la dura realidad del dinero que no llega ocasionará duras presiones, muchas tomarán distintas alternativas como ha sucedido en las experiencias inmediatas pasadas: irse a la economía informal, otros comprarán un taxi, algunos menos pondrán un negocito propio como una tienda de abarrotes o un negocio de computación; otros aprovecharán para regresar al lugar de origen con la familia en busca de una vida menos cara.
Cuando llega el desempleo lo más duro es empezar de cero, aunque detrás exista un amplio bagaje. Es injusto.
SERPIENTES Y ESCALERAS
En el país hay más de 25 millones de personas inmersas en la economía informal, no hay cifras exactas, aproximaciones y estudios como los del Fondo Monetario Internacional (FMI) publicados en Mexico: selected issues  que ubica al país en la categoría de economía informal “una de las más altas del mundo” con 284 mil millones de dólares y “alrededor de 50% a 60% de la fuerza laboral clasificada dentro de informal”.
El futuro de este fenómeno económico y social será de mayor expansión por los picos de la crisis de 2009 y las consecuencias inmediatas del programa económico aplicado por el gobierno del presidente Felipe Calderón.
Más desempleo y más impuestos no son una buena combinación máxime cuando ambos tienen calado en la economía informal.
Recientemente la UNAM aseveró que subir más impuestos además de contraer la actividad económica provocará al menos 200 mil desempleados de distintas áreas que se verán afectados por los impuestos que el gobierno ha propuesto para 2010.
Por años se ha luchado de forma tibia contra la expansión de la informalidad, las autoridades fiscales se quejan de los bajos ingresos obtenidos por concepto de ISR e IVA, pero el propio gobierno obra en su contra prefiriendo el desempleo y empeñado con los impuestos regresivos.
En lugar de construir un andamiaje económico sólido basado en empleos bien remunerados y un sistema fiscal progresivo, incluyente, transparente y eficaz, para las finanzas les sale más barato dejar a los trabajadores en la calle (ignorando el enorme costo social que conlleva y que gracias al pivote de la informalidad no lleva a una  revuelta civil).
No cabe duda que las malas decisiones del pasado y las pésimas del presente están terminando por socavar a la economía formal, desanimando a los profesionistas del futuro,  los emprendedores, todos los que creen en la legalidad, en cumplir con la ley.
El gran campeón del desastre mayúsculo seguirá siendo la economía informal, esa otra enorme economía que se beneficia de las  reformas tibias que no tocan a ricos, poderosos y caciques sino que ponen los pies en los mismos grupos sociales clase media debilitada y pobres dependientes de las remesas y Oportunidades, sin futuro. Nos vamos a la calle.
*Economista y columnista especializada. Es candidato a doctor por la Universidad de Alcalá, tiene dos libros publicados y participa en distintos foros de radio y televisión con opiniones sobre educación financiera, economía y finanzas personales.  Puede contactarla en: claulunpalencia@yahoo.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *