Home Ciudad de México “México en el corazón”, espectáculo con momentos cumbre de nuestra historia proyectado en la fachada del Palacio Nacional
Ciudad de México - September 22, 2009

“México en el corazón”, espectáculo con momentos cumbre de nuestra historia proyectado en la fachada del Palacio Nacional

historia proyectado sobre la fachada de Palacio Nacional y que, a decir de sus creadores, es algo que nunca se había hecho en México y por sus características, quizá en ningún lugar del mundo.

Realizado por Vivace Producciones y la compañía gala Les Petits Français, por encargo de la Comisión Organizadora de las Conmemoraciones de 2010, México en el corazón se estrenó la noche del 15 de septiembre, en el marco de la ceremonia del Grito de Independencia y se replicó los días mencionados, en tres funciones por fecha, con una respuesta multitudinaria del público.

Estructurada en tres actos, esta producción lograda con el uso de tecnología de punta, mezcla música, video, fuegos artificiales y efectos multimedia, proyectados en la totalidad de la fachada del Palacio Nacional y las diversas imágenes y escenas que lo conforman, ilustran episodios relevantes de la historia de México, al tiempo que busca ofrecer el retrato de una sociedad como la nuestra, caracterizada por la autenticidad y los contrastes.

Contrastes que se hicieron patentes no sólo en el espectáculo sino también en quienes acudieron, atraídos por las impactantes y bien logradas secuencias visuales, acompañadas por una musicalización por demás atractiva que en lo general mezcla ritmos tradicionales y contemporáneos. El ánimo festivo derivado del Bicentenario de la Independencia y el Centenario de la Revolución, reunió en ese simbólico espacio a millares de ciudadanos sin distinción de edad, sexo, raza o posición social.

Con testimonios de personajes representativos de la cultura, los deportes y los espectáculos, imágenes de rostros nacionales desde la época prehispánica y la más alta tecnología, el productor Octavio García fue el encargado de transmitir el orgullo de ser mexicano a las miles de personas que la noche del 15 de septiembre se dieron cita en el Zócalo de la Ciudad de México.

México en el corazón inicia con la proyección en dos enormes pantallas instaladas en los costados de la Plaza de la Constitución, de una serie de testimonios que dan voz a ciudadanos “de a pie”, como el barrendero, el bolero, el ama de casa o el estudiante, quienes al lado personajes como el escritor y guionista cinematográfico Guillermo Arriaga, la golfista Lorena Ochoa, la actriz Cecilia Suárez y el luchador Hijo del Santo, expresan su sentir de lo que es ser mexicano; hablan de sus aspiraciones como colectividad, de sus gustos de su orgullo por haber nacido en este país y lo felicitan por estos dos siglos de vida como nación independiente.

La segunda parte, muestra fragmentos de la historia nacional en imágenes, que van desde la época prehispánica hasta la actualidad, a través de los rostros de aquellos personajes que con su esfuerzo, inteligencia y en algunos casos su sangre, han construido los cimientos de nuestra identidad como país. Para ello, se echó mano de un gran número de archivos, datos, fotografías, litografías y dibujos que aluden a nuestras culturas ancestrales, la conquista, la guerra de Independencia, la Revolución hasta llegar a la época actual.

Cabe destacar que muchas de esas imágenes, fueron proyectadas sobre una pantalla de agua de aproximadamente 45 metros de altura, desplegada en la parte frontal de Palacio Nacional, misma que provocó en el espectador la sensación de que lo que aparecía ante sus ojos flotaba.

El tercer acto, tuvo como protagonista a la totalidad de la fachada de Palacio, en la que se proyecto una serie de animaciones que parecían darle vida. Para ello, fue necesario modelar la arquitectura de manera digital. Esto implicó diseñar cada uno de los 275 mil ladrillos que la conforman, para transformarla en secuencias que aluden a lugares, características geográficas y tradiciones que nos identifican.

La producción de México en el corazón requirió cuatro meses de trabajo intensivo, cuyo resultado fue este espectáculo multimedia con 30 minutos de duración, en los que se exaltan el colorido, la pasión, la historia y los sueños de los mexicanos del siglo XXI.

AMS
Fuente: (CONACULTA)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *