Home Libros “Los infortunios de Alonso Ramírez”, primera novela mexicana, disponible en la sala bibliográfica Chilam Balam de Tusik
Libros - September 22, 2009

“Los infortunios de Alonso Ramírez”, primera novela mexicana, disponible en la sala bibliográfica Chilam Balam de Tusik

Maya.

Esta obra fue escrita por el erudito Carlos de Sigüenza y Góngora, entre cuyas virtudes destaca la de haber sido el amigo más fiel de sor Juana Inés de la Cruz precisamente en la época en que la genial monja renacentista sucumbió ante los poderes de su tiempo.

Publicada en 1690, Los infortunios… ha sido reconocida como comienzo del género novelesco en el Nuevo Mundo, pero a pesar de que De Sigüenza y Góngora dice que recogió la narración, por encargo del virrey de la Nueva España, de boca del puertorriqueño Alonso Ramírez, la crítica la ha considerado casi exclusivamente como obra del escritor mexicano.

Algunos críticos literarios también ubican esta novela como la primera narración picaresca en México.

La trama inicia con un viaje de Alonso Ramírez, de oficio carpintero de ribera, quien buscando mejor vida parte de San Juan de Puerto Rico hacia la ciudad de México, pasando por La Habana, Veracruz, Xalapa, Perote y Puebla.

En la capital del país se casa y enviuda pronto, al morir su mujer de parto. Regresa a Puebla y, hallándose en situación difícil para sobrevivir, decide embarcarse como marinero hacia Filipinas, partiendo de Acapulco.

Luego de recorrer buena parte del mundo como marinero, es apresado por piratas ingleses. Luego de innumerables peripecias, Alonso Ramírez recala junto con otros marineros en la península de Yucatán, en lo que hoy es Quintana Roo, donde encuentra gente que habla castellano. Este pasaje es descrito por el autor de la siguiente manera:

“Arrojé yo la escopeta, y llegándome a ellos los abracé, y respondiéronme a las preguntas que inmediatamente les hice, dijéronme que eran católicos y que acompañando a su amo que venía atrás y se llamaba Juan González, y era vecino del pueblo de Tejosuco (Tihosuco), andaban por aquellas playas buscando ámbar, dijeron también el que era aquella costa la que llamaban de Bacalal (Bacalar) en la provincia de Yucatán.”

El titular de la Secretaría de Cultura de Quintana Roo, Manuel Valencia Cardín, comentó al respecto que este libro nos permite reforzar nuestra identidad de quintanarroenses, a través del talento narrativo de Carlos de Sigüenza y Góngora, cuya erudición le permitía viajar por el mundo sin moverse de su residencia en la ciudad de México.
Fuente: (CONECULTA)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *