Home Entrevistas Entrevista a Víctor Ronquillo, un periodista que también escribe novelas (1)
Entrevistas - September 22, 2009

Entrevista a Víctor Ronquillo, un periodista que también escribe novelas (1)

la literatura y del espíritu, y entre los invitados se encontraba Víctor Ronquillo, autor que, como su tocayo y colega Roura, no figuran mucho en este tipo de actividades, pero que indudablemente tienen los méritos para participar en ellos.

Ronquillo es un autor que ejerce el periodismo y la ficción con oficio, con buena suerte, con buenas novelas, con buenos y actuales temas. Entre los libros que han definido su carrera están el de testimonio “Las muertas de Juárez” (1999), los de relatos “Lesbia se va de casa” (1998), “Un corresponsal en la guerra del narco” (2006) y “La Reina del Pacífico y otras mujeres del narco” (2008), así como de las novelas “Ruda de corazón. El blues de la Mataviejitas” (2006) y “Sicario. Diario del Diablo” (Ediciones B, 2009). A raíz del festival y de esta última obra, conversé en el bellísimo edificio del Ayuntamiento potosino con el escritor nacido en la ciudad de México en 1959.

Víctor, háblame de tu participación en el Quinto Festival Internacional “Letras en San Luis”.

Estoy muy contento de estar en el festival porque voy a hablar de tres libros que tienen que ver con el narcotráfico, que se fueron escribiendo a lo largo del tiempo y revelan un poco esta realidad de lo que yo llamo las infanterías del narcotráfico, son historias que poco tienen que ver con la propia Reina del Pacífico, pero sí, sobre todo, con personajes así, las burreras, los personajes un poco ocultos. Uno de los libros responde a la pregunta de quiénes son estos muertos en la guerra del narco, 10 mil muertos en el Gobierno de Calderón; otro es “Un corresponsal en la guerra del narco”, que es un libro de relatos, de cuentos que fui armando a la par de una investigación periodística que publiqué en la revista “Milenio” y también hicimos varias cosas en Imagen Informativa, en donde seguí la ruta del narcotráfico, una de las muchas rutas del narcotráfico, de Culiacán a Los Ángeles, contando el deterioro social en las ciudades, en los pueblos, en las comunidades tocadas por el narcotráfico, el narcomenudeo, la violencia de las pandillas. Pero en las noches, después de investigar y trabajar con los colegas de la fuente,de entrevistar procuradores y personajes de este tipo, llegaba al cuarto de hotel y me ponía a escribir estos relatos que tenían que ver con la información que no cabía en el ejercicio periodístico, pero que es la información que se da entre colegas, y en muchas ocasiones es información privilegiada porque los colegas no pueden publicarla, este libro fue el primero de una trilogía. De hecho, cuando lo estaba escribiendo, en una de esas noches de cuarto de hotel, dije: “Éste es parte de un trabajo mayor” y este trabajo mayor fue esta trilogía de libros que tienen que ver con la realidad del narcotráfico; el otro libro se llama “La Reina del Pacífico y otras mujeres del narco”, que por azares de la vida está publicado por Editorial Planeta, yo agradezco mucho a Planeta y a Braulio Peralta, que fue el editor del libro, y lo que ocurrió fue que ya estaba trabajando estas historias de mujeres vinculadas con el narcotráfico, mujeres que de una manera u otra conocí, y que son historias que tienen que ver con la realidad de lo femenino en este mundo, en una realidad sujeta por el machismo y el sexismo, muchas de ellas sujetas a la explotación. Yo escribí este libro y Braulio Peralta me propuso escribir uno sobre la Reina del Pacífico, entonces yo le dije: “El personaje de la Reina del Pacífico es uno francamente apasionante, pero yo tengo esta otra propuesta, vamos a ampliar el espectro y vamos a hablar de las mujeres del narco”, él aceptó y al final de cuentas es un libro también de relatos, que parten de hechos reales, de alguna manera con la recreación de la realidad, pero con ingredientes de un lenguaje cuidado y la creación de atmósferas. Por ejemplo, hay personajes tan significativos en este libro como Raquenel Villanueva, la abogada que acaba de ser asesinada, con quien yo tuve una charla muy larga de toda una tarde en Monterrey, donde ella generosamente –porque no había ninguna razón para ello– me contó muchas cosas que luego cuento yo en este libro, ¿no? También hay historias que tienen que ver con lo que ocurre con los indígenas en las montañas de Guerrero, contadas desde la perspectiva de una mujer que es como la voz, la conciencia de una comunidad y me cuenta, me narra cómo llegó el “maíz bola”, el opio, a la región de La Montaña, y hay otras historias, mujeres que conocí en las Islas Marías, acusadas de borregas, de secuestro, y que uno encuentra en un abandono, en una tristeza muy grande, y éste es el segundo libro de esta trilogía. El tercer libro ,que parte de un hecho real es la historia de un asesino múltiple, digamos que el asesinato que él comete en una noche en San Jerónimo, un pueblo de Guerrero cercano a Atoyac, es la consumación de una historia muy triste, una historia que arranca, como ocurre con muchas historias de hombres jóvenes mexicanos, que no encuentran alternativas y buscan la vida yéndose al Norte. Este personaje se fue al Norte , ahí encontró la salida –en un principio terrible– de las adicciones y se sumió en este mundo, después participó de la violencia en la frontera y de la violencia de las pandillas en Los Ángeles; el punto de partida es real y la elaboración posterior sí es una creación literaria que resulta de las investigaciones que yo he hecho en la frontera sobre migración y adicciones; en el caso de Los Ángeles, sobre las pandillas y su vínculo con las grandes organizaciones del narcotráfico. El primer grupo –éste es un dato que mucha gente no conoce– que maneja sicarios y organiza un grupo paramilitar de sicarios fue el de los Arellano Félix, que reclutaban sus sicarios de las pandillas de Los Ángeles, de La Logan; habrá que recordar el involucramiento de algunos de estos pandilleros en el asesinato del cardenal Posadas, que participan de una manera u otra; entonces reconstruyo un poco esta historia y cuento esto en la novela Sicario. Diario del Diablo. También es un intento por darle rostro a estos personajes que no conocemos, que no son los grandes barones de la droga, que no son personajes como la Reina del Pacífico, pero que de alguna manera son fundamentales en esta realidad. La mayoría de ellos viene de la pobreza, son personajes explotados, no hay la menor duda, en este festival voy a hablar de esto y leer fragmentos por primera vez, que tampoco es la gran novedad, de esta trilogía con la que de alguna manera, bueno, no sé si volveré a escribir del narcotráfico o no, estoy preparando otras cosas que no tienen que ver con el narcotráfico tanto en el terreno de la literatura como en el del periodismo, y bueno yo creo que cerraré este espacio con esta trilogía sobre el tema.

Esta trilogía ha salido en los últimos cuatro años, pero supongo que en realidad refleja un trabajo de investigación de muchos años…

Bueno, éstos son tres libros de literatura, pero en estos años también publicamos con Jorge Fernández, un periodista, amigo mío, a quien yo aprecio mucho, un libro que se llama De los maras a los zetas, en editorial Grijalbo, que, además, la verdad ha tenido un éxito muy importante, se vende muy bien en toda Latinoamérica, me parece que ha sido muy leído, y este libro –que es común– es resultado del trabajo sobre el tema, expresamente de narcotráfico, que Jorge y yo hemos realizado desde 1988, o sea, hay un caso determinante, el caso Aguililla, en que es asesinado un grupo de judiciales, luego el pueblo es tomado literalmente por judiciales del Estado de México, Michoacán, federales, y yo fui, creo, el primer reportero mexicano que llegó al lugar de los hechos, y publicamos esa primera crónica en el “unomásuno”, en página 1, yo creo que por ahí de 1988, 1989, habíamos hecho otros trabajos, pero ése es el trabajo que de alguna manera inaugura, es el germen del que después hemos realizado a lo largo de los años.

Continuará…

Comentarios a esta nota: gregorio.martinez@azteca21.com

Foto: La más reciente novela de Víctor Ronquillo ha tenido una buena aceptación y, a tres meses de su salida al mercado, ya tuvo su primera reimpresión.
Cortesía: Ediciones B.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *