Home Expos y Museos Museo Británico abre sus puertas a Moctezuma II con exposición que ofrece un panorama de la Cultura Mexica
Expos y Museos - September 21, 2009

Museo Británico abre sus puertas a Moctezuma II con exposición que ofrece un panorama de la Cultura Mexica

emperadores de la historia.

La exposición es fruto de un proyecto binacional entre Inglaterra y México, coordinado por el Museo Británico y por Conaculta, a través del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH). Por ello se conformó un equipo curatorial de cuatro investigadores: Colin McEwan y Elisenda Vila, por la parte inglesa; y Eduardo Matos Moctezuma y Leonardo López Luján, por la representación mexicana.

La muestra, titulada Moctezuma: Aztec Ruler (Moctezuma: Soberano Azteca), tiene como origen una serie de exhibiciones que emprendió el Museo Británico en torno a grandes emperadores de la antigüedad. La primera, hace un par de años, fue dedicada al primer emperador de China: Qin Shi Huang; le siguió una sobre el emperador romano Adriano; luego el Shah ‘Abbas de Irán; y la cuarta y última sobre Moctezuma II.

Será la primera muestra biográfica dedicada especialmente a Moctezuma II, en su carácter de emperador divino, sus empresas militares y políticas. Para esto se mostrarán alrededor de 130 piezas de los acervos de 29 instituciones de todo el mundo, la mitad de ellas procedentes de México, entre las que se encuentran mapas, manuscritos, máscaras, grabados, óleos y joyería en oro.

Moctezuma reinó entre 1502 y 1520, heredó y consolidó el control mexica sobre un imperio de una gran complejidad que a comienzos del siglo XVI llegaba desde el Pacífico hasta el Golfo de México. Era considerado como una figura semidivina por sus súbditos, ya que intercedía con los dioses prehispánicos y era un estratega militar al frente de dos órdenes de guerreros: la de los caballeros águila y la de los caballeros jaguar.

El arqueólogo Leonardo López Luján explica que la figura de Moctezuma siempre ha sido muy controvertida porque, entre otras cosas, a él le tocó sucumbir frente a los españoles. Algunos lo condenan porque dicen, colaboró con los conquistadores, otros afirman que era una persona pusilánime, otros que era muy soberbio, y que se dejó arrastrar por los presagios y sus creencias religiosas.

“No sólo era un soberano muy poderoso, sino figura central en la historia. Lo que intenta la exposición es poner en relieve cuál era el papel que él jugaba en la sociedad mexica antes de la llegada de los españoles y cuál fue el papel que jugó de manera positiva o negativa, como quiera verse, durante la conquista.

“Hay muchos enigmas en torno a su figura: no se sabe exactamente cómo murió, es decir, se sabe que fue asesinado pero no se sabe si fue el propio pueblo el que lo asesinó, porque algunas versiones dicen que le arrojaron una piedra que le dio en la cabeza; pero otras versiones dicen que fueron los españoles quienes lo mataron apuñalándolo por la espalda.

“También hay dudas en cuanto al paradero de su cadáver, porque tras su muerte y después de la Noche Triste se le hacen las exequias propias de cualquier soberano, pero hay quien dice que no se le hicieron tales y que su cadáver fue arrojado junto al lago; otra versión dice que su cadáver fue cremado y sus cenizas las bebieron sus súbditos. Hay una cantidad de versiones que hacen que la figura de este personaje sea multifacética, enigmática”, señala López Luján.

Hoy en día, abunda el arqueólogo, el nombre de Moctezuma está en todas partes de nuestro país, pero no es precisamente el principal héroe del México prehispánico ni el más querido de los mexicanos, siempre que se evoca un hecho histórico de ese momento lo que se recuerda es la caída de Tenochtitlán y la figura de Cuauhtémoc, el gran emperador y último señor de los mexicas. Frente a eso, la figura de Moctezuma queda opacada.

“Se escogió la figura de Moctezuma porque a la llegada de los españoles él era quien gobernaba no sólo Tenochtitlan sino buena parte de Mesoamérica. Moctezuma subió al trono en 1502 y es asesinado en 1520, es decir, estuvo más de 18 años en el poder. Cuando llegaron los españoles, en 1519, sus dominios llegaban desde el Golfo de México al Océano Pacífico y desde lo que hoy se conoce como Michoacán hasta la frontera con Guatemala. Entonces, sin duda que él era la figura política más poderosa de toda Mesoamérica a la llegada de los españoles”, precisa.

A través de seis módulos temáticos, la muestra exhibirá cuadros y grabados de los siglos XVI, XVII y XVIII que plasman a un Moctezuma que más corresponde a la imaginación que a la realidad, se trata de cuadros donde incluso se le viste a la usanza romana o europea.

También habrá algunas imágenes le los siglos XIX y XX, para ver cómo la figura de este soberano cambia a través del tiempo y cada generación lo interpreta de una manera distinta y le da un valor diferente en el contexto histórico.

“Las piezas fundamentalmente son materiales arqueológicos sin embargo también históricos, como armaduras de algunos de los conquistadores, como la coraza de Pedro de Alvarado, uno de los hombres fuertes de Cortés; se exhibirán armaduras de caballos, espadas y lo que soporte la idea museográfica de la conquista; habrá documentos históricos como manuscritos, libros impresos que dan cuenta del personaje y su tiempo; además grabados y óleos, es decir, será una exposición muy variada”, reveló López Luján.

Entre las piezas más destacadas de la muestra está el famoso Teocalli de la guerra sagrada, una de las piezas estrella del Museo Nacional de Antropología, la cual será la primera vez que sale de México. También estará el Códice Borbónico, donde está representado Moctezuma y el cual se encuentra en la Asamblea Nacional en París.

Moctezuma: Aztec Ruler contará con un catálogo sumamente ilustrado y con textos de investigadores de varias partes del mundo. Asimismo, se planea que a lo largo de toda a exposición se lleven a cabo una serie de conferencias, talleres para niños y reuniones académicas que permitan una mayor comprensión de la exposición.

“Lo que decidimos es que tanto en el catálogo como en la muestra ponemos sobre la mesa el mayor número de versiones para cada uno de los acontecimientos, es decir, sin dar una verdad definitiva porque no existe, sino que sea el visitante el que haga su reconstrucción de los hechos.

“Otra cosa importante es que aunque el título es Moctezuma: Aztec Ruler, La intención es explicar que este pueblo no debe ser llamado azteca sino con el nombre de mexicas, que era como ellos se llamaban a sí mismos”, concluyó López Luján.

MAC

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *