Home La Pirinola Deportiva El Maratón de la Ciudad de México
La Pirinola Deportiva - September 10, 2009

El Maratón de la Ciudad de México

“Guerras Médicas”, para avisar a las familias griegas que sus hombres habían ganado la batalla a los Atenienses, el que marcó el camino que siguieron los atletas modernos para obtener la gloria deportiva.

En nuestro país se desarrolla año con año una historia épica, no de las dimensiones de la antigua Grecia pero si por el esfuerzo físico de los atletas, en el Maratón Internacional de la Ciudad de México. Un evento que está catalogado como uno de los más importantes del mundo y que trata de competir con el de Chicago, Sao Paulo y Tokyo.

El Maratón de la Ciudad de México nació en 1983 como un evento que, más que de carácter deportivo, implicaba una fiesta donde la gente iba a ver artistas, desfiles de carros y muchos deportistas que no tenían idea alguna de lo que representaba esta competencia.

Este evento ha sido uno de los que más ha evolucionado a través de los años, para convertirse en un símbolo deportivo de la Ciudad y del país entero. Anécdotas como el que la gente le daba fruta y agua en vasos a los corredores cuando éstos pasaban por su casa, hasta que la hora de partida era casi al mediodía, demostraban muy poco conocimiento de la organización y planeación de un maratón.

Otra de las anécdotas que más impresionaron a la gente fue en la segunda versión en 1984. Los organizadores decidieron invitar a los tarahumaras, que aceptaron correr pero sin tenis. Uno de ellos, un señor de edad avanzada, no sabía cuantos kilómetros era el maratón, así que llegó a la meta, la cruzó y se regresó pensando que apenas iba a la mitad.

Sin embargo, desde hace más de una década, el Maratón de la Ciudad de México es uno de los mejor organizados, con planeación profesional a nivel deportivo, institucional y científico; la ruta está diseñada para un mayor rendimiento de los atletas y las bolsas a los ganadores son muy atractivas.

Este año se celebrará la XXVII edición de este evento y se espera la participación de unos 11 mil corredores y como todos los años, los africanos son los rivales a vencer. Esta competencia guarda una relación muy estrecha con la historia reciente de la capital.  Sufrió los estragos del sismo del 85, vio como un gobierno de izquierda llegó al poder y es testigo del cambio visual de las calles de la ciudad.

Cabe hacer un reconocimiento a todos los atletas que año con año participan sólo por el orgullo de portar un número y recorrer las calles sin ninguna pretensión de mejor los tiempos. 

Pero hay que mencionar a los grandes ganadores como María del Carmen “la Hormiga” Díaz, que ganó en 4 ocasiones el maratón femenil. Al igual que Flora Moreno y María Elena Reyna Díaz que fueron bicampeonas. Y cómo olvidar a Patricia Jardón García que ganó de manera consecutiva las versiones XVIII, XIX y XX.

En los hombres Gumersindo Olmedo fue el primer bicampeón al llegar en el primer puesto de las ediciones X y XII. Pero a partir del año 2002, los kenianos se han llevado el título de forma consecutiva y ningún mexicano se los ha podido arrebatar.

En promedio son 2 horas con unos 20 minutos donde los fondistas recorren 42 kilómetros a través de la ciudad. Pero la ruta tiene una significación especial, ya que atraviesa las calles más importantes y bellas del D.F. Aún más, son las calles y avenidas por donde una gran parte de la historia de nuestro país ha caminado de la mano de sus protagonistas.

Desde la antigua Tenochtitlan, la conquista de los españoles, la colonia, la independencia y la entrada triunfal de los revolucionarios; todos caminaron por las aceras y adoquines por donde corren ahora los maratonistas.

Si alguien tiene alguna duda de que la Ciudad de México es una de las más hermosas del mundo, sólo basta echarle una mirada y seguir la ruta del Maratón; con esto se convencerá de lo increíble que resulta la arquitectura, el trazo y los colores que guarda la ciudad más grande del mundo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *