Home Arte y Cultura Conservan valioso acervo de Manuel Gamio, considerado el padre de la Antropología Mexicana
Arte y Cultura - September 7, 2009

Conservan valioso acervo de Manuel Gamio, considerado el padre de la Antropología Mexicana

La cronista Ángeles González Gamio evoca así a su abuelo Manuel Gamio, considerado como el padre de la antropología en México, creador del Instituto Indigenista Interamericano, que fue la semilla de otros organismos afines, y fundador en 1917 de la primera División de Antropología de América, antecedente del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

El Archivo Manuel Gamio es uno de los tesoros documentales que alberga la Biblioteca Nacional de Antropología e Historia (BNAH), que celebra su 120 aniversario y constituye una de las más importantes a nivel mundial en su tipo.

La también secretaria general del Consejo de la Crónica de la Ciudad de México habla de la importancia del acervo de su abuelo, que donó a la institución a finales de los años 80, conformado por innumerables artículos, conferencias, ensayos, revistas y su correspondencia oficial y personal. Y adelantó, a manera de primicia, que un futuro también cederá las primeras ediciones de los libros escritos por el antropólogo, así como su tesis de doctorado para la Universidad de Columbia.

“La biblioteca de mi abuelo estaba llena de libros, pero mi abuela la desbarató, ya no quería tantos papeles por todos lados. Entonces, la fue regalando a familiares, pero un tío me dio los originales de los libros que escribió, entre ellos, uno de los más importantes La población del valle de Teotihuacan, que vio la luz en 1921 y que ya no se consigue. Son tres tomos ilustrados por Francisco Goitia. También entre una veintena de volúmenes está Forjando patria, otro más sobre legislación indígena y un libro de cuentos”.

Para Ángeles González Gamio, es un orgullo recordar a su abuelo con quien se identifica plenamente, a pesar de que murió cuando ella apenas tenía 15 años. “Fue una pérdida terrible, pero entonces empecé a leerlo y me di cuenta que lo que me contaba no sólo eran las aventuras de un abuelo, sino todas esas excavaciones y estudios de campo que hizo en las zonas arqueológicas de Teotihuacan y Cuicuilco”.

Al descubrirlo como el gran científico que era, años después, su nieta decidió hacer su biografía. Se adentró entonces en archivos, libros, cartas, documentos, ensayos, hasta concluir, nueve meses después, el texto Una lucha sin final. Manuel Gamio, publicado por la Universidad Nacional Autónoma de México.

En la Biblioteca Nacional de Antropología e Historia, entre los libros que pertenecieran a destacados estudios del pasado prehispánico de México, como los de Alfonso Caso, la cronista recuerda los muchos momentos entregada a la investigación. “Venía mucho a esta biblioteca, me encantaba, con vista al bosque y un ambiente muy cálido. Pensé entonces que este recinto era el mejor lugar para dejar el archivo de mi abuelo”.

En él están sus estudios sobre Teotihuacan, en donde coordinó, de 1917 a 1922, un trabajo interdisciplinario en el que participaron 40 investigadores, que después quedó plasmado en tres grandes volúmenes. “Fue una obra muy elogiada en todo el mundo. En esta tarea interdisciplinaria participaron el arquitecto Ignacio Marquina y el pintor Francisco Goitia, además de otros relevantes investigadores. Se iban todos a caballo al sitio arqueológico y creo que fue una auténtica aventura”.

También, rememora los trabajos de cine documental que Gamio hizo en Teotihuacan, lo mismo que unas obras teatro al estilo griego y los talleres de obsidiana que creó para la población local.

La autora de Sucedió en el barrio de la ciudad no olvida tampoco las caminatas con su abuelo por el Centro Histórico y las pláticas sobre la antigua metrópoli mexica que había debajo. “Él aseguraba que el Templo Mayor estaba en el lugar donde realmente fue hallado y no debajo de la Catedral Metropolitana, como antes se creía. Por ello, a un costado de la zona arqueológica, hay una placa que dice: Plaza Manuel Gamio.

Ángeles González Gamio no sólo está ligada al INAH por su valiosa donación y por sus largas estancias en la BNAH, sino también por su participación en una serie llamada Ven para acá. Un acercamiento a nuestro patrimonio, que eran cápsulas de radio. Además, recientemente colaboró en un proyecto sobre patrimonio mundial, con la realización de un guión sobre el Palacio Nacional.

Para la cronista e historiadora, la Biblioteca Nacional de Antropología e Historia es uno de los recintos más significativos por los tesoros que alberga y que la convierten en la biblioteca más importante de América Latina y una de las principales del mundo.

El acervo de este recinto del INAH está integrado por más de 300 mil textos, divididos en diversas colecciones, como el Archivo General, constituido por monografías especializadas en las diferentes ramas de conocimiento; el Archivo Histórico, que resguarda documentos que pertenecieron a investigadores e instituciones de gran relevancia en la historia nacional, así como colecciones donadas o adquiridas por la institución; Colecciones Especiales, integrada por libros y objetos personales que pertenecieron a personajes importantes como Pablo González Casanova, Alfonso Caso y Luis González Obregón, entre otros.

También están el Fondo Conventual, que contiene gran parte de las bibliotecas del periodo colonial procedentes de órdenes religiosas; el Fondo de Testimonios Pictográficos o Códices, compuesto por originales y varias copias que datan de las épocas prehispánica y virreinal; la Hemeroteca Histórica, con periódicos nacionales publicados en el siglo XIX y principios del XX;

Además del relativo a la Fototeca, con un acervo conformado por 72 mil imágenes y 11 colecciones provenientes principalmente del siglo XIX; la Mapoteca, que resguarda 11 mil mapas, y el acervo de Microfilm, formado por más de 155 series documentales provenientes de archivos eclesiásticos, gubernamentales y colecciones particulares nacionales y extranjeras.

Fuente: (CONACULTA)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *