Home Cine “El punto rojo”, película sobre la búsqueda de la identidad
Cine - August 28, 2009

“El punto rojo”, película sobre la búsqueda de la identidad

rural alemán (Allgäu). Su ópera prima, pese a que la directora se dedicó a estudiar en Alemania, no deja atrás toda la presencia del cine japonés, influencia en su trabajo como directora y desde luego escritora, con detalles tan claros como el somero uso de música incidental, las tomas abiertas, la iluminación un tanto lúgubre (denotando el uso de iluminación natural) y la ausencia casi total de diálogos.

La historia comienza situada en Japón con la situación de Aki (Yuki Inomata), una estudiante que debe seguir adelante con su vida después de terminar la universidad, sin embargo, nos muestran una imagen de la libertad juvenil de antaño, donde los rebeldes sin causa siempre serán el papel idóneo, a diferencia de las personas que se alinean para conseguir triunfar en la vida con trabajos bien remunerados (tal y como supone el novio de Aki).
La decisión de esa joven japonesa de buscar más información de sus padres, que fenecieron en un viaje a Alemania, la lleva a emprender un recorrido en la provincia de Allgäu, donde se encuentra con la familia Weber y bajo las circunstancias en las que sigue la trama del filme, la familia le ofrece hospedarse con ellos, logrando hacer amistad con los hijos de la familia, Elías Weber (Orlando Klaus) el rebelde y Martina Weber (Imke Büchel).
Posteriormente, será esta familia la que le preste el apoyo para encontrar la piedra conmemorativa, ubicada en el sitio en el cual sucedió el infortunio de sus padres, lugar marcado con un punto rojo. Los sucesos llevan a Aki a vivir situaciones complicadas en el viaje aleccionante tanto para ella como para la familia Weber, que deberá enfrentar este proceso evocando un pasado aparentemente olvidado.
La película, proyectada en la Cineteca Nacional como parte del programa de la “8ª Semana de Cine Alemán” tiene una tendencia tremendamente occidentalizada en cuanto al proceso de narrativa visual al desarrollar cada detalle a la manera de las producciones de Hollywood, desmenuzando todo; este proceso causa un contraste interesante al mostrar la influencia japonesa en la directora, pero con intenciones de hacer una obra con carácter bastante digerible sin buscar cuestionar a la audiencia, dando como resultado una obra predecible, pero al mismo tiempo pasadera, sin caer en la mediocridad. Sin embargo, muestra la inexperiencia de la directora, esto puede deberse al hecho de que ésta es su ópera prima o tal vez simplemente es la tendencia que sigue, abordando temas un tanto relegados por otros directores por el cambio de interés en el público a través de los años.
Duración: 82 minutos. Clasificación: B.
Comentarios a esta nota: reportero@azteca21.com

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *