Home Libros “Las Aguas Celestiales. Nevado de Toluca”, libro sobre un volcán que sigue generando leyendas
Libros - August 21, 2009

“Las Aguas Celestiales. Nevado de Toluca”, libro sobre un volcán que sigue generando leyendas

Sus principales hallazgos
y estudios se plasman
 ahora en este
 volumen, que busca
 despertar el interés
tanto de especialistas
 y público en general
Foto: Cortesía
INAH-CONACULTA

Ciudad de México.- 21 de agosto de 2009.- (INAH) Espacio que ha inspirado a poetas, pintores y fotógrafos, el Nevado de Toluca, la cuarta montaña más importante de México, ha despertado también el interés de aventureros y  arqueólogos, quienes desde hace años han explorado sus entrañas en busca de vestigios culturales.

Resultado de un proyecto de investigación iniciado en 2007, codirigido por el doctor Arturo Montero y el maestro Roberto Junco, bajo la coordinación del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH-Conaculta), se ha editado el libro Las Aguas Celestiales. Nevado de Toluca, que permite descubrir muchos aspectos de este volcán y tener acceso a algunos hallazgos.

Coordinado por Pilar Luna, subdirectora de Arqueología Subacuática; Arturo Montero y Roberto Junco, el volumen resalta la importancia de este sitio para la investigación geológica, arqueológica e histórica.

El Nevado de Toluca tiene en el interior de su cráter dos lagunas, en las que durante cientos de años peregrinos depositaron ofrendas dedicadas al Sol y a la Luna.

También, la arqueóloga Pilar Luna refiere en la introducción que fray Bernardino de Sahagún hablaba ya en el siglo XVI de la existencia de vestigios culturales en este pico nevado, aspecto que durante muchos años despertó el interés de buzos mexicanos que se atrevieron a sumergirse en las heladas aguas del volcán para sacar objetos de cerámica. Sin embargo, como la arqueología subacuática aún no se desarrollaba en México, las piezas fueron extraídas sin ningún registro ni tampoco se les aplicó un tratamiento de conservación.

El libro ofrece bellas imágenes, fotográficas y plásticas, de autores reconocidos que han encontrado en el Nevado de Toluca una fuente de inspiración. Tal es el caso de la obra Juan Rulfo en el Nevado de Toluca (1940), autorretrato del famoso escritor, que se suma a otras fotografías como Laguna en el cráter del Nevado de Toluca (1935), de Hugo Brehme, o a las pinturas Cráter del Nevado (1975), de Luis Nishizawa, realizada en técnica mixta sobre tela y madera; La sombra del Popo (1942), de Gerardo Murillo (Dr. Atl), y Vista de un valle cerca del Nevado de Toluca (1833), óleo de Johan M. Rugendas.

Imágenes de otros fotógrafos, como Michael Calderwood, Alejandro Boneta, Héctor Beristain, Luis Carmona y Ricardo Castro, también aparecen en el volumen junto a las de los autores de los textos, que ofrecen diversos acercamientos a la historia y trascendencia de este emblemático lugar.

A pesar de su degradación, los especialistas señalan que el Nevado de Toluca conserva numerosos vestigios que arrojan luces sobre las características de este antiguo centro ceremonial, que forma parte indiscutible de nuestro legado histórico y por ello demanda su protección y conservación rigurosa.

Una de las piezas que más ha llamado la atención es una estela encontrada en el borde norte del cráter, que genera la hipótesis de que la cima era un observatorio astronómico que regía el calendario agrícola.

Ubicado entre los valles de Toluca y Tenancingo, el volcán sigue generando tanto leyendas como estudios acuciosos de expertos, quienes pugnan por la salvaguarda de este patrimonio.

A decir de Pilar Luna, fue desde finales de 2006, a raíz de la generosa donación de recursos financieros del filántropo norteamericano Richard Siegel y del apoyo de la Fundación Goldsbury, que se generó un proyecto de investigación en el Nevado de Toluca. Sus principales hallazgos y estudios se plasman ahora en este volumen, que busca despertar el interés tanto de especialistas como del público en general.
 
 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *