Home Por la Espiral Manufacturas: las horas bajas
Por la Espiral - August 14, 2009

Manufacturas: las horas bajas

POR LA ESPIRAL
*Claudia Luna Palencia

-Manufacturas: las  horas bajas
-Cae producción, ajuste de salarios
-Exportaciones en contracción

En México, la Tasa de Desocupación (TDA) podría cerrar 2009 entre   el 5.19% a 5.50%, casi estaría duplicándose la tasa de los primeros años de 2000 y aunque no se trata  de niveles de desempleo tan dramáticos como los experimentados por los países más industrializados del planeta, para el contexto de México es digno de atender con la mayor celeridad.
La situación más dramática se vive en la producción manufacturera, el sector secundario experimenta las mayores contracciones, otros países igualmente en crisis están planteándose apuntalar la producción en nuevas industrias.´
Por ejemplo Alemania, la locomotora de Europa, busca diversificar su especialización industrial y manufacturera detonando el  aumento de la eficiencia energética, la obtención de energías alternativas y la ingeniería verde. La clave es la diversificación.
Varios países más reflexionan acerca de la problemática de la industria automotriz, su parálisis  hace peligrar la actividad secundaria de la producción y afecta hondamente a muchos otros subsectores.
En España a pesar de las ayudas a los consumidores para la compra de automóviles, los productores saben que los 2 mil euros de subsidio directo para impulsar la compra de autos nuevos y moderar la caída en las ventas no puede sostenerse en el mediano plazo. Se requieren de estrategias de fondo.
En general la producción industrial no pasa por su mejor momento, en México acontece  con  las manufacturas en su mayoría dirigidas al mercado de exportación afectadas por la crisis económica de Estados Unidos, la dependencia del ciclo económico mexicano hacia el estadounidense es un punto de análisis y reflexión para buscar la diversificación.
Internamente la producción en las manufacturas cae a niveles que recuerdan los peores años de 1995, en 2009 la perspectiva apunta a una caída cercana al 11 por ciento.
La parálisis en parte es provocada por un descenso en las exportaciones manufactureras que este año podrían ubicarse en niveles parecidos a los  de cuatro años atrás.
En 2008, las exportaciones de manufacturas cerraron en 230 mil 840 millones de dólares, este año se esperan niveles entre los 170 mil y 182 mil millones de dólares.
A COLACIÓN
Que la industria manufacturera caiga a niveles del 11% no es ninguna buena noticia para las entidades del norte ni del centro del país. El desempleo  crece rápidamente precisamente en aquellas áreas ligadas con la producción manufacturera.
Con el presupuesto federal recortándose de forma improvisada al avance de los meses y su efecto en niveles de gasto cada vez más restringidos, los gobiernos estatales se observan demasiado lentos para reaccionar en estructurar programas de emergencia para apoyar a sus respectivas plantas manufactureras.
De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística Geografía e Informática (INEGI), en mayo el personal ocupado en la industria manufacturera de transformación disminuyó 8.9% si se compara con igual mes de 2008.
Por tipo de contratación, el número de obreros registró una caída de 10.2% y el de los empleados que realizan labores administrativas 5.5% en el mes de referencia.
Por actividad económica según el Sistema de Clasificación Industrial de América del Norte, la reducción anual del empleo fue consecuencia de los descensos en todos los subsectores que integran el sector manufacturero de transformación, entre los que sobresalen: fabricación de equipo de transporte con una contracción de -22.3%; maquinaria y equipo -14.4%; muebles y productos relacionados -14.3%; productos metálicos -12.7%; industria de la madera, y equipo de computación, comunicación, medición y de otros equipos, componentes y accesorios electrónicos -12.3% cada uno; insumos textiles -11.7%; productos a base de minerales no metálicos -11.3%, y el de la Industria del plástico y del hule -10.3%, entre otros.
En cuanto al nivel de las remuneraciones reales pagadas por la industria manufacturera, éstas fueron inferiores -1.4% respecto de mayo de 2008. Los salarios  pagados a obreros descendieron -3.8% y los sueldos pagados a empleados -2.3%, mientras que las prestaciones sociales crecieron 0.6%, en el lapso de doce meses.
Los subsectores que presentaron reducciones en las remuneraciones reales por persona ocupada fueron: fabricación de productos de cuero, piel y materiales sucedáneos, excepto prendas de vestir con -10.5%, el de prendas de vestir con  -5.2%; impresión e industrias conexas -4.9%; industria alimentaria -4.2%; insumos textiles -3.6%; industrias de las bebidas y del tabaco -3.3%; maquinaria y equipo -3%; equipo de computación,  comunicación, medición y de otros equipos, componentes y accesorios electrónicos -2.6%, y confección de productos textiles, excepto prendas de vestir, e Industria del papel -2.5% cada uno, entre otros.
En contraste, las remuneraciones medias reales avanzaron en fabricación de productos a base de minerales no metálicos con 4.2% y el de la industria química 3 por ciento.
GALIMATÍAS
Hay que redireccionar las políticas de fomento industrial, dejar las cosas a la inercia es una irresponsabilidad máxime cuando la economía mundial tendrá que lidear con un futuro perfilado por políticas verdes, escasez de las energías fósiles y la presencia de China e India inundando el mercado con manufacturas baratas. El reto es tener la balanza lo mejor equilibrada y para ello deberá tomarse en cuenta estas premisas junto con muchas otras más que se conjuguen.
La propia Agencia Internacional de Energía (AIE) llama la atención al respecto, acaba de señalar que aunque  2010 esté a la vuelta de la esquina y muchos políticos lo vean con ansias de superar la crisis que nos tiene tan preocupados, la alerta es que cuando suceda la recuperación y los países demanden nuevamente petróleo para reactivar sus industrias y sus manufacturas, no habrá la suficiente producción petrolera para sostener esa recuperación global en el mediano plazo.
La AIE advierte que la economía mundial apenas podrá levantar cabeza y que el precio del petróleo superará los niveles que ya alcanzó el año pasado.
En Europa se habla de cambio y ajustes en las políticas industriales no dejar nada a la inercia, México también debe tomar el destino en sus manos.
P.D La columna POR LA ESPIRAL estará de vacaciones  y reanudará la comunicación con los amigos lectores el lunes 31 de agosto.
*Economista y columnista especializada. Es candidato a doctor por la Universidad de Alcalá, tiene dos libros publicados y participa en distintos foros de radio y televisión con opiniones sobre educación financiera, economía y finanzas personales.  Puede contactarla en: claulunpalencia@yahoo.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *