Home La Pirinola Deportiva Los II Juegos Nacionales Populares
La Pirinola Deportiva - August 14, 2009

Los II Juegos Nacionales Populares

La pirinola deportiva
Daniel Higa Alquicira

 Gira, gira,  gira la pirinola y esta semana nos presenta…
– Los II Juegos Nacionales Populares
– Disciplinas que necesitan espacios

– Todos ganan…
El pasado 9 de agosto inició la segunda edición de los Juegos Nacionales Populares en el estado de Morelos. Estos Juegos representan un gran esfuerzo por apoyar y difundir el deporte en la niñez y juventud de nuestro país, sobre todo porque son el espacio de difusión de disciplinas deportivas que de alguna manera han estado al margen de las competencias de alto rendimiento.

La primera versión de los Juegos Nacionales Populares fue hace un año, cuando las autoridades del deporte a través de la CONADE y de las Federaciones de las disciplinas participantes, decidieron crear un proyecto que tuviera repercusión a nivel nacional y promover así la actividad física en los menores.

En esta ocasión, participarán cerca de 1200 deportistas entre 10 y 32 años de 22 Estados de la República, que competirán en las disciplinas de Fútbol rápido, Wushu y Lima Lama, todas con representación varonil y femenil. Estos Juegos tienen el carácter de oficiales y son una muy buena alternativa para incluir y promover el alto rendimiento en deportes que no pueden participar en la Olimpiada Nacional por no ser reconocidos en el ámbito Olímpico.

Pero más allá del espacio y la competencia, los Juegos Nacionales Populares ofrecen una verdadera posibilidad de desarrollo a los niños y jóvenes, que por sus condiciones socio-económicas, tienen escasas posibilidades de un progreso integral. Están pensados para incluir a la gente de los barrios, colonias y “ciudades perdidas” donde la pobreza es una constante y la falta de oportunidades una realidad lacerante.

Así, se busca que a través del deporte, se empiece a formar una cultura en los jóvenes y que con esto se modifiquen los hábitos, se mejore la calidad de vida de los involucrados y se alejen de la violencia que impera en su medio ambiente. Además, es una de las formas más profundas de combatir la tentación de pertenecer al crimen organizado cuando, a veces, es la única salida viable en el camino de estos menores.

Los Juegos Nacionales Populares nos son la panacea de los problemas que enfrenta la sociedad mexicana, pero sí son un buen inicio para crear una realidad diferente en los niños y jóvenes que, con su ejemplo, podrán colaborar a mejorar las condiciones de su barrio o colonia.

– Pon dos…
Dos de las disciplinas participantes en los Juegos Nacionales Populares pertenecen a la rama de las artes marciales desarrolladas en el lejano oriente y que contienen un alto grado de desarrollo espiritual y emocional. El Wushu por su parte, tiene su origen en China y su práctica y perfección se remonta  a la etapa prehistórica de este pueblo milenario.

Este arte marcial consiste en una parte de exhibición de la técnica a través de movimientos individuales compuestos por posiciones, patadas, puñetazos, equilibrios, saltos y giros; y el combate mismo. Los combates pueden durar desde un minuto hasta cinco y su esencia consiste en alcanzar un alto desarrollo físico e intelectual para dominar al enemigo a través de la fortaleza desarrollada con la "acción externa e interna".

Por su parte, Lima Lama es un dinámico y explosivo sistema de pelea que combina los conocimientos de las artes polinesias de combate con habilidades en boxeo y pelea callejera.  Su creador fue el Maestro "Tino" Tuiolosega Pomele, nacido en la Samoa Americana.

El peleador de Lima Lama adopta guardias naturales, no estudiadas ni complicadas y enfocado a lo práctico de la pelea. Requiere de flexibilidad y sus movimientos son rápidos y ágiles (inspirados en el tigre y el leopardo).

El Lima Lama llegó a México a principios de los años 70 gracias a El Maestro Rigoberto López, que fue el primer mexicano en ser alumno directo del Gran Maestro e introductor del sistema en nuestro país.

Con esto, los Juegos Nacionales Populares enriquecen su valor al promover disciplinas de autodefensa que por su naturaleza espiritual, ayudan a entender mejor las capacidades físicas y mentales del ser humano; pero sobre todo, ayudan a encontrar un equilibrio preciso que permite lograr el dominio de uno mismo y de la situación sin dejarse llevar por el impulso violento irracional. Nos vemos la próxima semana….

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *