Home Por la Espiral Banorte llega al Latibex
Por la Espiral - June 12, 2009

Banorte llega al Latibex

POR LA ESPIRAL
*Claudia Luna Palencia

-Banorte llega al Latibex
-La capitalización en euros
-La moneda común, ir a por más

    Banorte figura dentro de los cuatro grupos financieros más importantes de México resistiéndose contra viento y marea a una absorción total por parte del capital foráneo como sucedió en el caso de otros bancos de raigambre como Banamex, Bancomer, Serfin y muchos otros más.
    La institución que ha logrado hacerse de un importante plus de mercado cerró 2008 con una cartera de crédito vigente de 240 mil 298 millones de pesos, activos por 577 mil 025 millones de pesos y un resultado neto de 7 mil 014 millones de pesos.
    Ahora en tiempos económicos turbulentos, donde las entidades financieras son vistas como sospechosas ante cualquier movimiento y además en condiciones internacionales adversas para el crédito, Banorte  es bienvenida en el Mercado de Valores Latinoamericanos (Latibex) fundado en España precisamente para abrirle un canal de oxígeno a las empresas iberoamericanas necesitadas de capitalización en una moneda distinta a la del dólar.
    Banorte salta al mercado del euro, la moneda única europea que sigue demostrando una fortaleza por encima del dólar y que en los últimos meses incluso se ha comido a la libra esterlina.
    Para la institución mexicana su llegada al Latibex es muy importante porque en tiempos de astringencia crediticia, de dificultades para financiarse en el exterior y de capitalizarse en mercados orbitando en el billete verde, encontrar un resquicio para la colación de acciones para disposición del público inversionista europeo y hacerlo en euros es todo un respiro.
    Cabe mencionar que el Latibex es  el único mercado internacional sólo para valores latinoamericanos. El mercado nació en diciembre de 1999, fue aprobado por el Gobierno español y está regulado bajo la  Ley del Mercado de Valores española.
    Con la presencia de Banorte, el número de valores que cotizan en este mercado iberoamericano suman un total de 39, se trata de empresas mexicanas, chilenas, brasileñas, puertorriqueñas, peruanas y argentinas.
    Fundamentalmente predominan las mexicanas de conocido liderazgo como Telmex, TV Azteca, Grupo Modelo, Elektra, Corporación Geo, ente otras.
A COLACIÓN
    ¿Qué es el Latibex? Las cuatro bolsas españolas han organizado el Mercado de Valores Latinoamericanos en euros  con el objetivo de crear un punto de encuentro entre las empresas latinoamericanas con una capitalización de más de 300 millones de euros entre inversionistas europeos. En dicho mercado actúan, en igualdad de condiciones de acceso, los miembros de las mencionadas cuatro bolsas españolas.
Se trata de un vehículo idóneo para canalizar la inversión europea hacia Latinoamérica ya que permite a los inversores europeos acceder a las principales empresas latinas a través de un único mercado, de un único sistema operativo de contratación y liquidación con unos estándares de transparencia y seguridad bajo el euro.
    De esta forma encontramos que los valores de América Latina cotizados en él, se contratan y liquidan como cualquier valor español.
Por otro lado, permite a las principales empresas de América Latina un acceso sencillo y eficiente al mercado de capitales europeo. En suma, acerca al inversionista europeo a una de las regiones más atractivas, resolviendo la complejidad operativa y jurídica y reduciendo riesgos.
En la plataforma de negociación y  liquidación converge el  Sistema electrónico de la Bolsa española (SIBE) y las  empresas cotizadas facilitan al mercado la misma información que suministran a las entidades reguladoras de los mercados donde negocian sus mercados.  
Es muy importante que para incorporarse al Latibex  los valores deberán estar previamente admitidos a negociación en una bolsa latinoamericana cuyo régimen de admisión a negociación, supervisión y difusión de información se ajuste a unos criterios equiparables a los que rigen en el mercado de valores español.
SERPIENTES Y ESCALERAS
    En 2000 la revista de la Bolsa de Valores de Madrid me invitó a colaborar con un artículo de opinión acerca del entonces recién nacido mercado de capitalización latinoamericano en euros,  recuerdo que subrayé la necesidad de que éste difundiera sus bondades en la región y permitiera un sano acceso a las empresas latinoamericanas a capitalizarse en euros, había que dar dije “el gran paso para demostrar también que el euro llegó para quedarse”.
    A punto de cumplirse la primera década del Latibex el mercado ha tenido más bien una tímida expansión, quedan muchos grandes por colocarse en él y las empresas medianas ni siquiera conocen de sus ventajas. Esto es sigue siendo restringido y selectivo acceder a esta nueva forma de capitalización.
    Más aún el euro con su fortaleza respecto al dólar no logra convertirse en esa nueva moneda que abra verdaderamente el cauce hacia el bimonetarismo y sigue siendo un sueño guajiro la cesta de monedas que Robert Mundell avizoró que llegaría al mundo de la mano de la Unión Europea y la Unión Monetaria.
    Nos guste o no, el dólar sigue estando vigente y marcando pauta. La libra esterlina a pesar de su reciente debilidad no termina de demostrar interés real por añadirse a la zona euro y los ciudadanos de la Unión Europea que tienen al euro como moneda común siguen haciendo cuentas en sus antiguas monedas, quejándose del terrible encarecimiento que a sus vidas les trajo el euro y en Francia algunos han sacado sus viejos francos y los empiezan a usar así como en algunos pueblecillos de España sucede lo mismo con sus pesetas.
    Es decir, todavía el euro no ha logrado derribar las barreras internas, las fuentes de capitalización ofrecidas para América Latina vía el Latibex también son tibias, y el escaso intercambio comercial de Europa con muchos otros países del mundo tampoco ha servido para catapultar a la moneda común.
    Por lo pronto es verdad que es buena noticia que Banorte, que no encuentra respiro en territorio nacional ni en el estadounidense intente hacer  su lucha trasatlántica soñando con que su colocación en un mercado en euros podrá darle alternativas. Todo es cuestión claro de que los europeos se decidan para que se rompan los moldes y encontremos en el euro una verdadera fuente de reserva, capitalización, ahorro, etc. De confianza hacia el futuro.
*Economista y columnista especializada. Es candidato a doctor por la Universidad de Alcalá, tiene dos libros publicados y participa en distintos foros de radio y televisión con opiniones sobre educación financiera, economía y finanzas personales.  Puede contactarla en: claulunpalencia@yahoo.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *