Home Buenas Noticias La “Pirámide de Pino Suárez”, con imagen cercana a la que tuvo en la época prehispánica
Buenas Noticias - June 3, 2009

La “Pirámide de Pino Suárez”, con imagen cercana a la que tuvo en la época prehispánica

Además habrá fotografías
en torno al hallazgo del adoratorio
hace 40 años durante la
excavación encabezada por el
arqueólogo catalán Jordi Gussinyer
Foto: Cortesía INAH

Ciudad de México.- 3 de Junio del 2009.- (INAH) De reojo, los cerca de 200 mil usuarios que transbordan diariamente en la estación Pino Suárez del Sistema de Transporte Colectivo Metro, han comenzado a observar un “rostro blanco” del altar mexica ubicado en dicho lugar, muy distinto de su habitual tono grisáceo, pero que corresponde mucho más a como debió verse en tiempos prehispánicos.

Con base en un convenio firmado con el Metro que permitirá la preservación del adoratorio dedicado a Ehécatl —deidad azteca del viento—, especialistas del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH-Conaculta) se dieron a la tarea de brindar mantenimiento menor a este monumento del año 1400 d.C., misma que concluirá esta semana.

El arqueólogo Raúl Arana Álvarez, de la Dirección de Estudios Arqueológicos (DEA), comentó que el equipo del INAH que lleva a cabo estas labores “sigue la técnica constructiva de los propios mexicas, quienes después de conformar el núcleo del monumento y revestirlo con lajas y piedras labradas, lo aplanaban con una mezcla de cal y arena”.

El aplanado—que es lo que el usuario del Metro puede observar—, se realiza con el mortero a base de cal, arena cernida (separación de las partes finas y gruesas) y sal como cementante, además de arcilla del mismo monumento para darle un tono que si bien en un principio es blanquecino, con la exposición al medio ambiente obtendrá una pátina uniforme.

“Muchos de los transeúntes nos cuestionan y comentan que es imposible que los mexicas tuvieran este método constructivo. La gente cree que todo lo relativo al sistema de edificación es un invento moderno y lo vinculan directamente con las compañías líderes en la producción y comercialización del cemento, lo cual no es cierto, se trata de conocimientos muy antiguos”.

 “Con el uso de la cal no sólo protegemos el monumento, sino que se favorece la eliminación de los hongos que se reproducían rápidamente durante la temporada de lluvia”, detalló Raúl Arana, quien formó parte del equipo que realizó el hallazgo de este altar dedicado a Ehécatl, entre 1968 y 1970.

El mantenimiento menor que expertos del INAH y un par de restauradoras del Metro dan a la comúnmente conocida como “Pirámide de Pino Suárez”, consiste en la elaboración del mencionado mortero de cal y arena, al que se le añade una pequeña porción de cemento blanco, para que la mezcla tenga más consistencia.

De acuerdo con Raúl Arana, el “truco” está en la elección del grosor del grano de arena, por ejemplo, para sellar pequeñas grietas se usa una pasta de arena fina, mientras el relleno de grietas más grandes requiere una mezcla con arena gruesa y piedras de tezontle, a fin de darle mayor resistencia al núcleo.

Para finalizar, el arqueólogo hizo un exhorto a la ciudadanía para que respete los esfuerzos del Sistema de Transporte Colectivo Metro, que dentro del plan de remodelación de todas sus estaciones, intenta dignificar algunos espacios recreativos y culturales. En el transborde de Pino Suárez, por ejemplo, se plantó flora endémica (local) como nopal, lechuguilla y otro tipo de cactáceas, aparte de instalar andadores con piedra de río e iluminación.

Adoratorio de Ehécatl

Tras concluir la consolidación del altar prehispánico, en el barandal que lo circunda serán colocadas por lo menos ocho cédulas informativas (aparte de la que ya se encuentra) sobre el mismo para el conocimiento del público usuario. Entre esos datos estarán, explicados a mayor profundidad, los siguientes:
Fecha: alrededor de 1400 d.C.
Dimensiones: 10.7m x 7.6m x 3.7m
Descubrimiento: 1968-1970  
Contexto: formó parte de un extenso centro ceremonial, parte del acceso de la calzada de Iztapalapa a Tenochtitlan
Pieza asociada: “La monita” (actualmente en la Sala Mexica del Museo Nacional de Antropología), representación del dios mexica del viento
Etapas constructivas: cuatro, similares a las del Templo Mayor

A esta información se sumará una exhibición con fotografías originales en torno al hallazgo del adoratorio hace 40 años, durante la excavación encabezada por el arqueólogo catalán Jordi Gussinyer.
 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *