Home Buenas Noticias San Juan de Ulúa, más “fuerte” que nunca, se convertirá en un Centro de Cultura Polivalente
Buenas Noticias - May 13, 2009

San Juan de Ulúa, más “fuerte” que nunca, se convertirá en un Centro de Cultura Polivalente

Se pretenden rehabilitar algunos
enlaces internos del fuerte,
colapsados o en desuso,
para permitir un recorrido
más completo dentro del edificio
Foto: Cortesía INAH

Ciudad de México.- 13 de Mayo del 2009.- (INAH) Para el año 2010, San Juan de Ulúa, más fuerte que nunca, se convertirá en un centro de cultura polivalente, luego de una intervención integral que costará poco más de 50 millones de pesos, y que se hará gracias a un convenio de colaboración entre el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH-Conaculta), el gobierno del estado de Veracruz, el ayuntamiento del puerto y bajo la administración del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (Fonca).

En días pasados, el director general del INAH, Alfonso de Maria y Campos, y el gobernador de Veracruz, Fidel Herrera, suscribieron un acuerdo para activar el proyecto de restauración, elaborado por especialistas del INAH, quienes tras un dictamen técnico que determinó el estado de conservación y el grado del deterioro que afecta el inmueble, diseñaron tres etapas de intervención que culminarán para los festejos del Bicentenario de la Independencia, cuya primera fase arrancó con un presupuesto de 27.5 millones de pesos.

Durante los trabajos preliminares, que duraron poco más de tres meses y para los que el INAH-Conaculta invirtió 5 millones de pesos, se culminó la recimentación que permitió darle mayor estabilidad al inmueble y contener la energía del oleaje. Es decir, se reforzaron la contraescarpa en los pozos internos de la fortaleza y el tablaestacado.

El proyecto integral –cuyos recursos, de más 50 millones de pesos, son administrados por el Fonca- considera la instalación de sistemas de iluminación y seguridad, acciones de mantenimiento para la rehabilitación integral de la Plaza de Armas, los patios de San Fernando y de la Casa del Gobernador y la misma casa, la intervención en los garitones  o casetas de los baluartes de San Pedro, San Crispín y del Luneto de Nuestra Señora del Pilar.

También se vislumbra la reconstrucción del puente de acceso a la fortaleza que será fabricado con madera de cedro. Se pretenden rehabilitar algunos enlaces internos del fuerte, colapsados o en desuso, para permitir un recorrido más completo dentro del edificio como son los puentes de Carranza y los del Adarve de la Cortina Sur, esta última considerada la zona más deteriorada de todo el conjunto.

El proyecto incluye la reforestación del entorno natural y el retiro de la vegetación nociva para la estructura del inmueble colonial, mediante la incorporación de los elementos de flora adecuados para sus patios y jardines, como la ceiba, palos mulatos, parotas y tabebulas de colores.

La función del fuerte, edificado a principios del siglo XVI, fue proteger al puerto de los constantes ataques piratas. Posteriormente, durante el siglo XIX, fue ocupado por el ejército francés durante la “Guerra de los Pasteles”, y por el ejército estadunidense en 1825 y 1847. En 1915 Venustiano Carranza lo convirtió en sede del Ejecutivo federal, posteriormente se destinó como prisión y finalmente en 1984 como sede de museo.

En 1962 pasó a manos del INAH, que desde entonces ha velado por su conservación. Su función actual es la de Museo de Sitio de San Juan de Ulúa. Sus instalaciones también sirven como bodega de bienes nacionales, ceramoteca y algunas áreas son de uso oficial de la Secretaría de Marina.

Este nuevo proyecto se da en el marco del programa de articulación entre el INAH y el gobierno del estado, que ha dado exitosos resultados, como la inscripción de la zona de monumentos históricos de Tlacotalpan en la Lista de Patrimonio Mundial de la UNESCO, y otros proyectos conjuntos como el periplo cultural que recorrerá sitios como Tajín, Papantla, Zempoala, Quiahuixtlán, el puerto de Veracruz y la cascada El Encanto.

Paralelamente, el INAH entregó al gobierno veracruzano un proyecto arquitectónico para restaurar la Casa de Cortés, en Antigua, al que el erario de esa entidad prevé asignar un presupuesto cercano a los 10 millones de pesos.

Por su parte, el Gobierno de Veracruz concedió al Instituto el inmueble conocido como Casa Leyes de Reforma, ubicado en la esquina de Constitución y Morelos, en el centro histórico de Veracruz —donde Benito Juárez promulgó las Leyes de Reforma. La finca, del siglo XVIII, considerada patrimonio cultural inmobiliario, también será restaurada de manera integral y albergará la nueva sede del Centro INAH Veracruz.
 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *