Home Arte y Cultura Trascender: los videos y el trabajo fotográfico de “Tenpash”
Arte y Cultura - May 8, 2009

Trascender: los videos y el trabajo fotográfico de “Tenpash”

Imagen atrapada por su
autor que parece la de un
Cristo caprichosamente
delineado por las ramas
Foto: Cortesía 'Tenpash'

Por Gregorio Martínez Moctezuma
Corresponsal Azteca 21

Ciudad de México. 8 de mayo de 2009. Recientemente, me reuní a desayunar con Nicolás Cárdenas Reyes “Tenpash” en el Sanborns del “Ángel”, en Paseo de la Reforma, pues desde hace meses el que era nuestro punto de reunión ha desaparecido: el Sanborns que estaba en los bajos de un gran edificio, en la misma avenida, enfrente de lo que antes era el Cine Chapultepec y ahora es la imponente Torre Mayor.

Bien, decía que nos reunimos para hablar de otros de sus trabajos audiovisuales para reseñar aquí, en Azteca 21, de su trayectoria como videoasta aficionado y de su más reciente exposición fotográfica, que realizó a mediados de marzo en la “Casa de Cultura” en Poza Rica, Veracruz.

Como siempre, fue una reunión amena y más breve de lo que quisiéramos, pues nuestras propias actividades nos impiden permanecer más tiempo en charla de sobremesa, ya que ese día “Tenpash” iba a salir rumbo a la huasteca veracruzana, precisamente a Platón Sánchez, cuna del investigador, músico, trovador y amigo huasteco Román Güemes, quien recibiría un homenaje al día siguiente.

Ahí, “Tenpash” me contó que en días pasados había estado en Zontecomatlán, también huasteca veracruzana, donde grabó al gran músico y bailador huasteco Serafín Fuentes Marín. Menciono todo esto porque, entre los temas tratados, le mencioné al buen Nico la necesidad de disponer de un inventario de su trabajo audiovisual, ya que, en los últimos años, la fotografía le ha llenado más el ojo y el alma, dejando a aquél a un lado.

Por supuesto que contar con un inventario (una especie de catálogo) de su trabajo no sólo sería una valiosa aportación documental a la cultura popular de México, sino también nos daría una trayectoria de sus andanzas y aventuras por estos caminos de Dios y las tradiciones de México. No es vano insistir en el hecho de que Nico comenzó haciendo su trabajo audiovisual sólo por diversión o pasatiempo, pero, al clavarse más y conocer y tratar a los hacedores y mantenedores de nuestras tradiciones, se ha convertido en un referente en estas fiestas comunitarias. Es decir, él está forjando, en parte, la memoria audiovisual de ese renacer huasteco.

Por otro lado, hablar de su última exposición me resulta grato porque me obsequió un DVD (fuera de comercio), de 26 minutos, con los pormenores del evento, al que asistieron los amigos huastecos Rodolfo Guzmán del Ángel y su esposa Olivia Herbert de Guzmán, quienes residen en esa ciudad petrolera y son unos entusiastas promotores de la cultura huasteca contemporánea, sobre todo del huapango, desde el “Círculo Huasteco de Poza Rica, Asociación Civil”.

También estuvieron presentes don David Celestinos, el fundador de la fiesta de Amatlán, y Mardonio Rivera Medina, autor de “Arrieros del verso”, donde hace una recuperación de versos y personajes huastecos, además de paisano y compañero de trabajo de “Tenpash”, puesto que los dos nacieron en Temapache y son jubilados de PEMEX. Un trío amenizó el evento; no estoy seguro, pero creo que era el de “Pancho y sus huastecos”.

Dicha exposición, al parecer intitulada como las anteriores de Nico, “Por los caminos de Dios y el huapango”, se efectuó en la galería “Pablo O’Higgins” de la Casa de Cultura pozarriqueña, auspiciada por ésta y el Instituto Veracruzano de la Cultura (IVEC), en la que se ofreció un panorama del quehacer fotográfico de “Tenpash”, del que él mismo ha seleccionado medio centenar de fotografías para exponer donde se lo requieran, entre las que destacan rostros e imágenes de bailadores de huapango, músicos, paisajes, lugares, iglesias y una serie de momentos mágicos, instantes capturados por Nico, quien en éstos hace cierto el adagio de que estuvo en el momento y el lugar precisos: un amanecer en la Huasteca, una anciana pordiosera atravesada por una luz divina y un Cristo surgido de la naturaleza, entre otros.

Así, entreverando su gusto y su pasión, su ánimo y su entusiasmo, acompañado por dos huapangos infaltables en sus videos, “Rogaciano” y “Tampico hermoso”, Nicolás Cárdenas Reyes “Tenpash” va forjando su camino, su impronta vital, mientras llega ese momento que gusta citar a sus amigos: “El tiempo y yo tenemos un acuerdo: ni él me persigue ni yo huyo de él, simplemente un día nos encontraremos”.

Comentarios a esta nota: gregorio.martinez@azteca21.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *