Home Por la Espiral El costo de la influenza en el PIB
Por la Espiral - May 8, 2009

El costo de la influenza en el PIB

POR LA ESPIRAL
*Claudia Luna Palencia

-El costo de la influenza en el PIB
-Estímulos fiscales, faltan más
-Banca, medidas sanitarias

    Los mexicanos intentan retornar a la normalidad desde que el pasado 23 de abril  el país entró en una fase anómala de emergencia producto de  la amenaza de la gripe porcina.
    Cientos de actividades productivas quedaron interrumpidas y tanto oficinas de la iniciativa privada como del sector público registraron nula o baja afluencia de personas en respuesta a la petición del presidente Felipe Calderón “el sitio más seguro es estar en casa”.
    Más de doce días después el país se prepara para la  cotidianeidad, es indudable que los mexicanos nunca volverán a ser iguales después de la gripe porcina, muchos son los actores sociales que van llamado la atención de las respectivas autoridades para estar siempre alerta ante una emergencia  sanitaria.
    Hace unos días, Juan Ramón de La Fuente, ex rector de la UNAM, puso el dedo en la llaga, recordó que México cuenta con grandes científicos necesitados de la infraestructura de vanguardia para realizar su quehacer científico, poner sus descubrimientos al servicio de la sociedad.
    También están las otras carencias humanas derivadas de brechas ancestrales de pobreza, miseria y marginación que ningún gobierno ni priísta, ni panista, ha logrado cerrar durante su paso por la Presidencia.
    Subrayemos que una población en pobreza es sumamente vulnerable a cualquier alteración derivada de una crisis económica,  desastre natural o epidemiológico.
    Y es que ante la política de limpieza total incentivada por el Gobierno Federal y los gobiernos estatales, ante esta cruzada de agua, jabón, cloro, gel antibacterial y mascarillas, ¿cómo le harán los indígenas rurales, urbanos, niños de la calle, miles de personas que viven en banquetas, coladeras y portales para ganarle la partida a la influenza porcina?.
    ¿Cómo exigimos limpieza a las comunidades más pobres del país que ni siquiera conocer el agua del grifo y que caminan  varios kilómetros para acarrearla en cubetas?
    Entendámoslo bien, ese enorme lastre de la pobreza siempre nos hará vulnerables, terminarla debe ser la prioridad número uno de cualquier gobierno.
A COLACIÓN
    Todavía no hay cálculos exactos, aunque tanto autoridades como analistas del sector privado van haciendo números de las pérdidas ocasionados en la economía por la parálisis de los últimos días.
    Así,  para Ixe Grupo Financiero,  a la economía mexicana le costará el 0.69% de su PIB el impacto de la influenza porcina en distintos canales de la generación de riqueza como PYMES, actividad comercial, servicios, restaurantes, turismo y hoteles; venta y consumo de carne de cerdo a nivel nacional y sus exportaciones, líneas áreas y cruceros.
    Primeramente tenemos este balance preliminar de Ixe, falta ver la verdadera magnitud del evento en la medida en que avancen los días y los empresarios de todos los niveles y tamaños hagan números una vez finalice el mes de mayo.
    Además “la vuelta a la normalidad” no será homogénea para la economía mexicana, el sector turístico ha quedado muy dañado.
    Algunos dicen es miedo, otros ignorancia, lo cierto es que ambas cosas juntas en un ser humano son un ingrediente perfecto para el retorno al Medioevo.
    En España, donde las mascarillas están agotadas y el Tamiflu prohibido a la venta al público por  orden del gobierno para contar con los medicamentos necesarios al servicio de la salud pública, la gente nada más escucha que alguien acaba de retornar de México opta por hacerse a un lado.
    Las  personas de viaje en México  que regresaron anticipadamente por su voluntad o por  “forzosa recomendación” de la propia agencia,  cuando intentan reincorporarse a su actividad laboral son enviados a su casa hasta aguardar diez días de recomendación para asegurarse que no tienen los síntomas del virus H1N1.
    Afortunadamente, la Organización Mundial de la Salud (OMS) trabaja a marchas forzadas para elaborar mil 200 millones de vacunas contra la gripe porcina.
    Al tiempo que epidemiólogos como Ira Longini, de la Universidad de Washington, afirman que la tasa de inefectividad (número de personas que se contagian a partir de una afectada) es  de 1.4, una tasa inferior al de una gripe normal.
SERPIENTES Y ESCALERAS
    Los servicios bancarios concentran una buena parte de la actividad económica de los mexicanos, en días pasados si bien algunos bancos alargaron su horario de atención al público para evitar aglomeraciones, mucha gente decidió quedarse en casa y realizar sus transacciones por Internet.
    Intentemos sacarle provecho a la  experiencia del virus: los mexicanos serán más higiénicos y precavidos no me queda duda, sería bueno que todas las asociaciones de restaurantes y prestadores de servicios instrumentaran como obligación para su personal el uso de mascarillas y gorros higiénicos. Lo mismo para la gente ubicada en el transporte público.
    Por el lado de las transacciones financieras, los bancos tienen que hacer un mayor esfuerzo para convencer a la gente de la facilidad de utilizar el servicio de banca en línea.
    Más de 7 millones de personas utilizan la banca en línea en el país, una cifra marginal para un grueso de cuentahabientes altamente acostumbrados al servicio cara a cara en la ventanilla.
    Para las personas que decidan acudir a una sucursal, desde el 27 de abril pasado, en un comunicado la Asociación de Bancos de México (ABM) informó la puesta en marcha de medidas de prevención para reducir el contagio de la     influenza porcina.
    Así, bancos como Banamex piden a sus clientes que ingresen a las sucursales con tapabocas. Asimismo el personal interno debe usar mascarillas y lavarse las manos cada hora, una medida también recomendada para los clientes antes y después de salir de una sucursal.
En algunos bancos irán instalándose paulatinamente proveedores internos de gel antiséptico
    Con estas nuevas modalidades, ¿cómo le harán en materia de seguridad con la prohibición de no ingresar a las sucursales con gorras y lentes para que las cámaras capten bien la imagen del cliente a fin de identificarle en caso de un asalto?
    .Por lo pronto, instituciones como Banorte anuncian a sus clientes que “lo más importantes es estar en casa” e invitan a los usuarios a  Banorte por Internet,  Banorte Móvil y Banortel.
    Y ya que la ABM  enfatiza el  control higiénico interno en las sucursales ojalá haga lo propio para sus cajeros automáticos.
    No cabe duda que los mexicanos no volveremos a ser igual después de la gripe porcina, un parteaguas, del que deberemos sacar un aprendizaje para ser mejores.
 *Economista y columnista especializada. Es candidato a doctor por la Universidad de Alcalá, tiene dos libros publicados y participa en distintos foros de radio y televisión con opiniones sobre educación financiera, economía y finanzas personales.  Puede contactarla en: claulunpalencia@yahoo.com

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *