Home Espectáculos “The Dream Proyect”, una búsqueda de la condición humana a través de los sueños, en escena
Espectáculos - April 26, 2009

“The Dream Proyect”, una búsqueda de la condición humana a través de los sueños, en escena

Los integrantes de esta
aventura humana, son actores
procedentes de varias
universidades deseosos
de ser parte de un
laboratorio teatral
Foto: Cortesía CONACULTA

Ciudad de México.- 26 de Abril del 2009.- (CONACULTA) Aun en tiempos caóticos, de confusión y conflicto, los sueños son posibles. No obstante las adversidades, es en ellos donde los seres humanos pueden encontrar la verdad.

 

        Esa es la filosofía que lleva al reconocido director estadounidense Peter Goldfarb a ser parte del montaje de The Dream Proyect, que ser estrenará mundialmente a cargo de The REM Company el 30 de abril en el Foro Antonio López Mancera del Centro Nacional de las Artes (Cenart).

 

        The Dream Proyect es más que una puesta en escena. Es el pasaporte a un mundo en el que los humanos conviven con su pasado y presente a través de sus sueños más profundos. Es una experiencia onírica en lo que todo tiene cabida, excepto las barreras para desnudar el alma. Un espacio interactivo en el que el público y actores externos también protagonizarán el montaje.

 

        A partir de la narración de sus anhelos por los siete soñadores protagonistas, el espectador redescubrirá los suyos. Todo se desarrolla en un ambiente de fantasía generado por la caja negra del teatro, donde sólo se proyectarán imágenes diseñadas exclusivamente para este momento y que representan la esencia de los sueños contados.

 

        La agrupación que hará posible esta aventura humana nace como un proceso de investigación independiente. Sus integrantes, son actores procedentes de varias universidades deseosos de ser parte de un laboratorio teatral. Si bien la compañía tiene su sede en nuestro país, se enriquece constantemente con la participación de artistas con distintas nacionalidades.

 

        Después de que más de 100 histriones lucharon por ser parte de The Dream Proyect, al final sólo quedaron siete actores, quienes asumieron el reto de utilizar como material de trabajo los sueños. El texto dramático fue tejido por las manos de todos.

 

        En entrevista, Peter Goldfarb y Diego del Río, productor y director general de la obra, comparten los aportes que les ha dejado compartir esta ilusión escénica, así como las expectativas que buscan generar con el público.

 

         Goldfarb goza de reconocimiento internacional por su trabajo como productor, director y actor de teatro, televisión y cine, así como por su aporte dentro de las aulas estadounidenses como maestro de teatro.

 

       Larga y fructífera es su trayectoria, por lo que considera oportuno hablar de su experiencia con México: “Tengo un fuerte prejuicio con este país, pero no es en contra sino en favor. Y es que durante las visitas que hice en el pasado, quedé impresionado no sólo por el talento de sus actores, sino por su apertura para experimentar, para dar su corazón en cada iniciativa. Esto impulsa las ganas de seguir trabajando con ellos, por eso acepté de inmediato cuando Diego me invitó a ser parte del proyecto”.

 

        La temática también lo atrajo. Hay que recordar que siempre ha buscado adentrarse en proyectos que tocan la esencia del ser humano desde sus procesos creativos, como lo hace The Dream Proyect en relación a los sueños humanos.

 

        De hecho, el director hace una observación interesante entre este tópico y el arte teatral: “Cada sueño es una obra de teatro completa en la que damos vida a todos los personajes. El acto humano de soñar es maravilloso, pues todos nuestro sueños influyen en nuestra realidad, así que los sueños personificados en escena son unas de las maneras más puras para hablar de nosotros mismos”.

 

        Para Goldfarb el teatro ha sido el espejo del hombre y después de trabajar durante muchos años con estudiantes de teatro en torno a sus anhelos, se ha dado cuenta que es en este arte donde se puede destapar el alma humana.

 

        The Dream Proyect es una invitación a desnudar el espíritu, el alma, la conciencia. Al menos es uno de los deseos prioritarios del productor y director. Del Río, de 21 años de edad y egresado de la Universidad de las Américas Puebla, está convencido que la identificación será inminente, porque el tema de los sueños no tiene fronteras de idioma, nacionalidad, sexo o condición económica.

 

        No es una obra sentimentalista. Si bien tiene una carga dramática muy fuerte, también tiene momentos de comedia. Todo, para un fin común: “Apostarle a entrar al inconsciente, a explorar el alma, a experimentar un proceso de auto conocimiento que lo hemos estado perdiendo”.

 

        -¿A qué le atañes tú como joven esa pérdida?

 

        “A que estamos inmersos en la globalización, donde la tecnología nos está comiendo. Nos estamos volviendo más impersonales. Nos estamos olvidando de nuestro ser interno, de lo que en realidad somos. Nos apartamos del otro. Estamos viviendo automáticamente, como si fuéramos máquinas".

 

        Por eso, de acuerdo a Del Río, este tipo de proyectos motivan a ver al otro y a la esencia de cada uno, al mismo tiempo que contribuye a aterrizar los sueños y a promover la idea de que es posible cumplirlos.

 

        Con esos conceptos define al montaje no como un foco rojo, una crítica o una reflexión. Más bien como una fuente de inspiración, donde el espectador podrá reencontrase con aquellos elementos que lo acerquen a su ser interior.

 

        Para beneplácito de los involucrados, The Dream Proyect no se limitará a la temporada en el Cenart. Traspasará las barreras nacionales para asumir el reto de cautivar al público estadounidense y americano, de motivarlo a subirse a su barco de ensueño teatral.

 

        Después de su visita a Estados Unidos y Alemania, del Río y sus compañeros seguirán luchando por sostener la plataforma que les permitirá mostrar los frutos cosechados en las aulas: The REM Company, agrupación que tiene como línea de acción la experimentación y el riesgo sobre el escenario.

 

       Las funciones en la Ciudad de México son del 30 de abril al 10 de mayo. Miércoles a viernes, 20:00 horas, sábados 13:00 y 20:00, y domingos 13:30. El Foro Antonio López Mancera se ubica al interior del Cenart, localizado en Río Churubusco y Tlalpan, colonia Country Club.

 

GJB

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *