Home Ciencia y Tecnología Códices “Colombino”, “Huamantla”, “Chavero”, “Sigüenza” y otro más, a la Biblioteca Digital Mundial
Ciencia y Tecnología - April 22, 2009

Códices “Colombino”, “Huamantla”, “Chavero”, “Sigüenza” y otro más, a la Biblioteca Digital Mundial

Resalta el 'Códice Colombino',
elaborado en piel de venado,
único códice prehispánico
que se encuentra en territorio
mexicano y que data del siglo XII
Foto: Cortesía INAH

Ciudad de México.- 22 de Abril del 2009.- (INAH) México aporta material pictográfico de relevancia global para su estudio e investigación en su primera entrega a la Biblioteca Digital Mundial, con una colección de cinco códices mexicanos de origen prehispánico y colonial que son parte del acervo de la Biblioteca Nacional de Antropología e Historia.

El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH-Conaculta), fue la institución que otorgó su aval para que los códices Colombino, Huamantla, Chavero,  Sigüenza y la Matrícula de Tributos, fueran digitalizados en formato de alta calidad y junto con su descripción y características formaran parte del acervo académico internacional disponible en www.wld.org.

Los códices virtuales fueron presentados hoy por la UNESCO en su sede de Paris, Francia, como parte de los contenidos de la página web en la que se podrán consultar documentos culturales únicos de bibliotecas y archivos del mundo entero. El sitio presentará manuscritos, mapas, libros, películas, grabaciones sonoras, publicaciones y fotografías con acceso ilimitado y gratuito para todo público.

Hace aproximadamente seis meses la Biblioteca Nacional de Antropología e Historia recibió la visita del bibliotecario del Congreso de los Estados Unidos, James H. Billington, quien fue el principal promotor del proyecto a escala global, para invitar a México a incorporarse y apoyarlo con material que a consideración del INAH fuese primordial su difusión internacional.

Julieta Gil, directora de la Biblioteca Nacional de Antropología e Historia, informó sobre el proceso de selección del material. “La UNESCO envía una ficha técnica  y otra académica con el objetivo de unificar criterios respecto a los contenidos, posteriormente cada organismo de cultura selecciona el acervo, vacía la información requerida por la UNESCO y la acompaña de material audiovisual.

Es entonces que el INAH propone cinco documentos pictográficos donde resalta el códice Colombino, elaborado en piel de venado, considerado el único códice prehispánico que se encuentra en territorio mexicano y  cuya fecha de elaboración  data del siglo XII.

Respecto a los otros ejemplares enviados a la base de datos internacional, el códice Huamantla que data del siglo XVI, esta compuesto por ocho fragmentos, seis se encuentran en México y dos más de la Biblioteca Real de Berlín, Alemania. El códice Chavero, procedente de Puebla y elaborado en el siglo XVI, narra los tributos de los pueblos indios en la región.

El códice histórico-cartográfico Sigüenza, representa la peregrinación de los aztecas desde Aztlán, su lugar de origen, hasta el sitio donde se fundó Tenochtitlán. Finalmente envió la Matrícula de Tributos, documento elaborado entre 1521 y 1541 en 16 hojas de papel amate, que contienen la relación de los tributos de las provincias bajo el dominio azteca.

Una de las misiones principales de la UNESCO consiste en promover la libre circulación de todo tipo de conocimientos en los ámbitos de la educación, la ciencia, la cultura y la comunicación. De ahí que la Organización haya contactado a 32 instituciones de 21 países, responsables del resguardo de información histórica y cultural.

La UNESCO traduce dicha información en cinco idiomas, posteriormente regresa la traducción a la fuente para su revisión y conformidad. Una vez aprobada se publica en el sitio web de la Biblioteca Mundial Digital que funciona en siete lenguas: árabe, chino, español, francés, inglés,  portugués y ruso.

La página web ha sido habilitada por un equipo de la Biblioteca del Congreso de Estados  Unidos,  mientras  que  la  Biblioteca Alexandrina de Egipto ha prestado  su asistencia  técnica. También  han  contribuido  con  tesoros culturales: Arabia  Saudita, Brasil, Egipto, China,  Eslovaquia, Estados  Unidos, Rusia, Francia, Iraq, Israel, Japón, Malí, Marruecos, los Países Bajos, Qatar, el Reino Unido, Serbia, Sudáfrica, Suecia y Uganda.

Los objetivos  del  proyecto  se  concentran  en  ampliar  la  cantidad  y  diversidad  de  los contenidos culturales en Internet; proporcionar material de documentación, información y estudio  a  investigadores  y  estudiantes, y al  público  en  general; finalmente el trabajo intentará reducir las brechas digitales entre las naciones asociadas al proyecto.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *