Home Por la Espiral Más de 1.5 millones reestructuras bancarias
Por la Espiral - March 25, 2009

Más de 1.5 millones reestructuras bancarias

POR LA ESPIRAL
*Claudia Luna Palencia

-Más de 1.5 millones reestructuras bancarias
-Deudores cumplidos, beneficiarios
-¿Y los que no pueden pagar más qué?

    Ya no es un secreto a voces, en México hay una mala situación económica importada desde Estados Unidos, con peligro de impacto  real en el sistema financiero del país.
    Entre los analistas oficiales y privados surgen cálculos de cuánto nivel de soporte tienen los bancos que operan en México para resistir primero, la oleada de negatividad que ataca a las propias matrices de esas instituciones de crédito en sus respectivos países de origen de las que no pueden ser ajenas las subsidiarias; y segundo,  si el actual nivel de reservas es suficiente para cubrir a una banca con crecientes problemas de personas y empresas con impagos y en la moratoria debido a la mala situación económica de la que son víctimas.
    Por lo pronto, Agustín Carstens, secretario de Hacienda, defiende el nivel de la Banca, aduciendo que es saludable y además lo suficientemente fuerte para responder con sus reservas a cualquier problemas de mora.
    La Asociación de Bancos  de México (ABM) en su pasado cónclave en Acapulco, Guerrero, se mostró muy confiada, aunque es muy pronto para mostrar holguras ante la memoria reciente de los programas de apoyo y rescate a deudores resultados de la crisis de 1994-1995.
    En la actualidad encontramos que las instituciones de crédito están respondiendo oportunamente al llamado de sus clientes cumplidos  que piden renegociar la deuda con la condición de pagarla definitivamente incluso aceptando el congelamiento o la cancelación definitiva del plástico.
    La gente todavía con trabajo y algo de solvencia está actuando inteligentemente tomando la decisión de en definitiva, dejar por el momento su endeudamiento, a la espera de tiempos mejores.
    Los bancos responden al llamado de sus clientes cumplidos con programas de reestructuras, el Informe de Comisiones de la ABM entregado previo a su 72 Convención Bancaria destaca que la Banca en México ha establecido diversos mecanismos para que los deudores hagan frente a sus compromisos. Sobresalen los programas de reestructuración que incluyen otorgamientos de plazos mayores y disminución de las tasas.
Al mes de febrero de 2009 se han realizado más de 1.5 millones de reestructuraciones en los sectores vivienda y tarjeta de crédito.
    Algunas de las instituciones participantes en programas de reestructuras  para deudores cumplidos son: Autofin, Azteca, Banamex, Bancomer, Ge Money, HSBC, IXE, Santander, Scotiabank, Volkswagen, Ve por Más y Wal-Mart.
    En esta primera etapa de la crisis en la que los números van revelando un agobio en la billetera de las personas y las estadísticas demuestran un alza de la morosidad bancaria en el rubro de la cartera al consumo (principalmente tarjetas de crédito) la disposición es a favor de atender a las personas que quieren cancelar su deuda, pagarla y suspender por el momento cualquier financiamiento.
    No obstante, nada está haciéndose para atender al otro lado del endeudamiento: hablamos de las personas que tienen más de tres meses desempleadas o enfrentando severas dificultades económicas y que han dejado de pagar sus deudas superando al trimestre y  que empiezan a recibir notificaciones de impago, amenazas del jurídico del banco, llamadas y presiones pero que, en verdad, no pueden hacer nada por pagar.  
    Al no calificar más como deudores cumplidos, estas personas morosas quedan al margen de cualquier programa de buena voluntad de reestructura.
A COLACIÓN
    De acuerdo con el Informe de Comisiones de la ABM, al referirse a la evolución de 2008 señala que “el crédito al consumo, muy ligado a las condiciones económicas imperantes, mostró una notable desaceleración en el segundo semestre del año, e incluso tasas negativas para el cierre”.
Para  enero de 2009 el saldo ubicó en  473 mil millones de pesos, muy parecido al registrado  al cierre del mes de diciembre de 2007, el cual se ubicó en 483 mil millones de pesos.
    De la crisis, el texto destaca que en el  segundo semestre de 2008 se agudizó la crisis financiera internacional, lo cual afectó de manera significativa a una proporción de usuarios del crédito bancario, con el consiguiente deterioro de la cartera vencida de las instituciones en general.
 El impacto, afirma el reporte,  no ha sido generalizado: en la parte de empresas este indicativo subió únicamente en el periodo diciembre 2007 a enero 2009 del 1.0% al 1.3% de la cartera  total, asimismo en lo que respecta al crédito a la vivienda la cartera vencida pasa de 2.6% a 3.5 por ciento.
En contraste, en la parte de crédito al consumo sí se observa un aumento importante al pasar de 5.7% a 8.1%, sobresaliendo la canalización vía tarjeta de crédito en la que se pasó del 6.9% al 9.7% en el  índice de morosidad.
    De acuerdo con datos recientes de la Comisión Nacional para la Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Conduce) en 2008 había en México 32 millones 644 mil 078 tarjetas de crédito, por lo menos un 1% podrían estar en casos de cartera vencida.
    De acuerdo con datos del Banco de México, en el crédito otorgado por la banca comercial encontramos que de enero de 2008 a enero del año en curso, el financiamiento de los bancos al crédito al consumo vía las tarjetas de crédito cayó casi la mitad al pasar de un saldo de  301 mil 305.0 millones de pesos a 172 mil 003.8 millones de pesos.
    Los bancos desde el año pasado han venido restringiendo el acceso al crédito al consumo, incrementando su nivel de vigilancia en los estados de cuenta de los deudores de tarjetas y otorgando créditos únicamente a los clientes con un potencial de largo plazo.
    Hay dificultades nuevamente tanto el otorgamiento del crédito como en los niveles de desendeudamiento y lo peor está por llegar para la economía mexicana considerando su vinculación con el ciclo económico estadounidense y el efecto de retardo que la economía reciente  en su grado de respuesta tanto a la baja como a la alza del PIB americano.
    El segundo semestre del año será todavía más difícil para el empleo y la disponibilidad del ingreso y para hacer frente a los compromisos de endeudamiento.
    De allí que el llamado oportuno sea para los amigos lectores pedirles no incurrir en mayores niveles de deuda, no solicitar créditos para pagar intereses de otros créditos; no paralizarse confiándose en no pagar más pensando en que no podrán quitarle su casa o sus bienes o bien obligarle a pagar.  
*Economista y columnista especializada. Es candidato a doctor por la Universidad de Alcalá, tiene dos libros publicados y participa en distintos foros de radio y televisión con opiniones sobre educación financiera, economía y finanzas personales.  Puede contactarla en: claulunpalencia@yahoo.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *