Home Identidad De “México 68” al “Museo del Papalote”, en un gráfico
Identidad - March 24, 2009

De “México 68” al “Museo del Papalote”, en un gráfico

Por Juan Valdés
Colaboración especial para Azteca 21

Si ha visitado la Ciudad de México seguramente conoce su obra, la ha visto un sinfín de veces, es probable que alguna vez la haya tenido en sus manos y es posible que haya realizado filas para obtener una de sus obras aunque sea por unos momentos.
No es un cantante, ni escritor, o actor de moda; es uno de los más importantes diseñadores gráficos del mundo, su nombre… Lance Wyman.
Nace en Newark, Nueva Jersey en 1937 y para  1960 se recibe del Pratt Institute en Brooklyn, Nueva York en Diseño Industrial.
Al conocer a Paul Rand en Yale, que estudiaba diseño de logotipos, supo que esa era su vocación.
Su carrera comienza en General Motors con el diseñó de empaquetamientos para la marca Delco.
En 1962 realiza los gráficos para el pabellón de Estados Unidos, en la Feria de Zagreb,  Yugoslavia. Bajo el tema "Ocio Time" crea un logotipo en un ambiente tridimensional por primera vez.
En 1964 en el pabellón Chrysler de la Feria Mundial, diseña una serie de islas para niños, ahí utiliza una mano para señalar diferentes direcciones, surgiendo la idea de que los logotipos pueden tener un papel importante en la comunicación humana.
Creaciones en México
En 1966 participa con Peter Murdoch, en el concurso para realizar el sistema de comunicación gráfica de los Juegos Olímpicos de México 1968. Su logotipo “México 68” gana la competencia.
Junto con Eduardo Terrazas y Manuel Villazón, hacen pictografías que muestran al equipo deportivo utilizado en cada evento, lo que logra una identificación inmediata.
Desarrolla los 20 iconos de la Olimpiada Cultural, usando como fondo la silueta que da el 68 y la iconografía de los servicios de tal forma de que pudieran ser entendidos por los atletas participantes sin importar su nacionalidad o lengua.
Junto a Beatrice Cole, diseña los boletos de los eventos, mismos que son divididos en tres segmentos: la parte superior constaba de la pictografía de la competencia deportiva y el lugar en donde se llevaría a cabo el evento. Al centro, por medio de la sombra de figuras humanas entrando en el túnel, la puerta, y la fila del asiento y en el extremo derecho el precio. En el inferior la fecha y con manecillas del reloj la hora.
El sistema resulta un éxito, ya que el usuario internacional y multilingüe era guiado e informado de forma efectiva sin importar su nivel cultural.
Al finalizar de los Juegos Olímpicos diseña el logotipo para el Hotel Camino Real, el cual realiza tomando como base las construcciones prehispánicas de Tula,
En 1969 desarrolla el logotipo para el Sistema de Transporte Colectivo Metro y los iconos de las líneas 1, 2 y 3, así como los de sus servicios.
Realiza el logotipo de la Escuela de Diseño de la Universidad Nacional Autónoma de México.
Para 1970 participa en el diseño de los timbres postales de la Copa Mundial de Fútbol y crea a "Pico” la mascota de Mundial.
Es invitado para realizar la Central de Abastos y el logotipo del Museo del Papalote.
Así que la próxima vez que vea un logotipo en la calle, es probable que este viendo una obra de este extraordinario artista gráfico.
Disfrútela y piense en el aporte que nos brinda una imagen, al poder unir un mensaje con millones de seres humanos a través del color y el diseño.
¡Hasta la próxima!
Comentarios en: juan.valdes@azteca21.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *