Home Por la Espiral Forbes y la cortina de humo
Por la Espiral - March 16, 2009

Forbes y la cortina de humo

POR LA ESPIRAL
*Claudia Luna Palencia

-Forbes y la cortina de humo
-Los ricos lloran y pierden
-Caída bursátil, pasa factura

Ante las tribulaciones económicas  desatadas en esta catástrofe financiera del siglo XXI, sin parangón alguno con la de 1929, he leído varios casos de magnates suicidados.
    Recuerdo la más reciente publicada el 7 de enero del año en curso en el periódico ABC destacando el suicidio de Adolf Merckle, poderoso alemán,  precisamente uno de los asiduos personajes nombrado por la revista Forbes en su famoso club de multimillonarios del planeta.
    Merckle ya no está en la lista. Atribulado perdió más de 400 millones de euros en el mercado bursátil y decidió el camino de la puerta falsa, ante la desesperada situación de verse en la ruina.
    El empresario ampliamente respetado en el mundo de los negocios por la administración de sus empresas, entre las que figuran la cementera Heidelberg Cement, el año pasado ocupó el puesto 94 entre los más ricos del mundo según Forbes. Ahora es una víctima más.
    Los últimos doce meses han sido muy malos primordialmente para el valor bursátil de las empresas, esta forma de capitalización las ha ido dejando prácticamente con problemas de falta de liquidez otras prácticamente insolventes, de allí la intervención de gobiernos en sectores como el bancario donde lo que se trata es de proteger los ahorros de los clientes.
    En lo bursátil va pagándose muy caro los años de constantes subidas de los índices accionarios, de la fiesta bullish de la que también gozó la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) se ha pasado al lado más oscuro de la postura bearish, el rally ha quedado atrás.  Forbes dice que el año pasado se desvanecieron 1.4 trillones de dólares, en 2008 había 1 mil 125 millonarios, a marzo de 2009 la revista reportó 793.
    Habrá quien en medio de este cisma que despierta todos los dogmas se alegre de las quiebras, los suicidios de millonarios, inquiera en la muerte del capitalismo como si quisiera sepultar todo lo bueno que tiene la iniciativa privada comenzando por ser la que más empleo otorga y todo lo que trae consigo de forma intrínseca: el fomento de la competencia como el hecho incentivar las ambiciones e impulsar a trabajar con ahínco por obtenerlas.
    Otra cosa muy distinta es que esos dueños de empresas muchos multimillonarios sean especuladores, algunos exploten a sus empleados, cobren sobresueldos altísimos, posean  mansiones y despilfarren  como lo hizo Madoff con un millón y medio de dólares en regalos  de Navidad.
    Corregir la desigualdad y mejorar el reparto del poder y la riqueza son lastres que arrastra la Humanidad desde que el ser humano empezó a organizarse.
    Por ello, de las lecciones de esta magna crisis una muy importante es que deben perfeccionarse los  mecanismos de distribución de la riqueza a nivel planeta y transparentarse el sistema financiero internacional.
A COLACIÓN
    Desde 1917 se fundó la revista Forbes en Estados Unidos, a lo largo de su historia ha concebido diversos productos de impacto mercadólogico sin revelar su metodología para por ejemplo, divulgar su lista de los millonarios del planeta, los 400 ricos de Estados Unidos, los 20 multimillonarios del mundo; la lista de jóvenes, ricos y famosos menores de 25 años; los actores y actrices más acaudalados; los monarcas con las mayores fortunas; entre otros productos nuevos que han ido inventando como las mejores escuelas de negocios; mejores ciudades para solteros;  hasta las 25 compañías de tecnología con mayor potencial.
    Es decir, les ha dado por elegir según su criterio, sin divulgar   su metodología, aunque meterse a revelar la fortuna de terceras personas puede sonar fácil, siempre y cuando uno elija a famosos dueños de empresas que cotizan en el mercado bursátil y entonces a partir de allí, tomando el cuenta el valor de bursatilización del momento, se ubique un rango de quien tiene más porque su empresa vale más en bolsa en ese momento.
    Pero el punto es cómo determinar la riqueza de monarcas, políticos, actores, actrices, deportistas, si éstos no son dueños de grandes emporios,  la única forma supondría que la revista Forbes tuviera excelentes contactos en la hacienda pública y fiscal de cada país y que éstos les revelaran de forma secreta la fortuna de los famosillos.  E igualmente que todos los bancos les revelaran, sin pudor alguno de socavar el secreto bancario, los números de las cuentas de sus clientes.
    Por ejemplo, Forbes nunca explicó como fue que involucró en su lista de 2005 al presidente Fidel Castro, el dictador cubano fue citado como uno de los hombres más ricos del mundo, lo que inmediatamente levantó la protesta de Castro, exigió la demostración con pruebas al tiempo que subrayó sólo era una mala campaña orquestada desde Washington.
    La pregunta que me hecho a lo largo de estos días es por qué el mundo le cree a Forbes; segundo, quiénes son sus fuentes de información; tercero,  al hablar de dinero de gente, no de las empresas que cotizan en bolsa que es una información pública, será que tienen entonce la llave del secreto para que, hasta Suiza les diga  cuánto dinero guarda la Reina Isabel II en sus instituciones.
    También me he preguntado a quién sirve Forbes y es que el gobierno mexicano debería exigir más información a la revista para documentar el caudal de dinero que tiene Joaquín “El Chapo” Guzmán, narcotraficante que ocupa la lista de los más ricos del mundo.
    Caray, que  Forbes lo sepa y el Banco Mundial no pueda siquiera cuantificar el volumen y el valor monetario que genera el narcotráfico a nivel global y deba solamente estimarlo, es de  amplia sospecha.
    O será acaso que Joaquín “El Chapo” Guzmán ya cambió su estrategia y llega a los bancos, como Citibank y entrega una tarjeta de presentación con su nombre, dice que quiere abrir una cuenta, que su actividad es la de narcotraficante. Asimismo reflexiono que si las empresas que utiliza para blanquear dinero no cotizan en bolsa, cómo entonces la revista estadounidense calcula  el valor de su dinero, será que lo hace multiplicando cuántos sacos de droga vende por minuto a determinado valor a lo largo de un año.
    Curiosidades: que se incluya a un capo de la droga en la lista de los millonarios suena como a cachetada con guante blanco para el otro largo cúmulo de empresarios cuyo nombre ya figura, gracias a Forbes, al lado del poderoso narcotraficante mexicano. Hay tantas cortinas de humo.
*Economista y columnista especializada. Es candidato a doctor por la Universidad de Alcalá, tiene dos libros publicados y participa en distintos foros de radio y televisión con opiniones sobre educación financiera, economía y finanzas personales.  Puede contactarla en: claulunpalencia@yahoo.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *