Home Cine “Nuestra lucha”, de Jaime Rogel, mejor documental mexicano en el FICCO
Cine - March 3, 2009

“Nuestra lucha”, de Jaime Rogel, mejor documental mexicano en el FICCO

Un documental cuyos personajes son héroes de carne y hueso surgidos del barrio.
 Foto: Cortesía FICCO.

Por Miriam Canales Reportera Azteca 21 Ciudad de México. 2 de marzo de 2009. “No hay peor lucha que la que no se hace”, dice Jaime Rogel, novel director mexicano cuyo documental “Nuestra lucha”, que retrata la vida de un grupo de de luchadores urbanos de Cuernavaca, obtuvo el premio al mejor documental mexicano en el 6 Festival de Cine Contemporáneo de la Ciudad de México (FICCO). Después de filmar previamente el documental “Rubén Jaramillo, el sucesor de Zapata”, Rogel, egresado de Comunicación en Cuernavaca, decidió aventurarse a convivir con ocho hombres que desempeñan trabajos tan comunes como taxistas, lavalozas y vendedores de pollos mientras que en su doble vida se transforman en “El Patán” y “Damián Salvaje Jr.”, los héroes del barrio que luchan en un ring al más puro estilo libre y amateur. Más por accidente, Rogel se encontraba en Cuernavaca con un grupo de ciudadanos tratando de evitar la demolición de un edificio con murales de José Clemente Orozco y David Alfaro Siqueiros para construir un supermercado; al no lograrlo, escuchó unos gritos cercanos y descubrió que provenían de una pequeña arena de lucha libre no profesional. Dentro de la arena “Gloria Almada de Bejarano”, Rogel descubrió las aventuras que día a día se desarrollan a través de la euforia que emana de la descarga de adrenalina, donde también hay golpes, sangre, sudor y lágrimas. De trece luchadores, eligió a ocho cuyas vidas parecieran más interesantes. Al inicio, el trato era temeroso y los asistentes se sentían desconcertados, pero, a medida que avanzaba la filmación, la confianza se incrementaba. Con el apoyo de las empresas “Malayerba Producciones” y “Lightning Dreams”, que le proporcionaron equipo de filmación y servicio de transporte, se desarrolló la historia en la que se muestra un espíritu de amor al arte por la lucha. Se buscó a luchadores profesionales, como “Blue Demon Jr.” para patrocinios, pero no hubo respuesta. “El objetivo fue mostrar la lucha del barrio, la que es puro amor al arte, lo que hay más allá de la Triple A”, dice Rogel, quien como siguiente proyecto pretende filmar otro documental en Tijuana acerca de la vida de las personas que emigran hacia Estados Unidos, los “polleros” que los conducen y su destino final.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *