Home Arte y Cultura Coyolxauhqui cumple 31 años
Arte y Cultura - February 25, 2009

Coyolxauhqui cumple 31 años

  Foto: Cortesía CONACULTA

Ciudad de México.- 25 de Febrero del 2009.- (CONACULTA). Hace 31 años, la fortuna tendió la mano a una cuadrilla de trabajadores de la Compañía de Luz y Fuerza del Centro para encontrar a una diosa: Coyolxauhqui, una escultura monolítica hecha en andesita rosa, detonante de uno de los proyectos de investigación arqueológica más importantes del país: el del Templo Mayor de México-Tenochtitlan, en el actual Centro Histórico de la Ciudad de México.

En conmemoración de este hecho ocurrido el 21 de febrero de 1978 y que continúa siendo noticia, el Museo del Templo Mayor organizó un ciclo de conferencias que abrirá el profesor Eduardo Matos Moctezuma con un “anecdotario arqueológico”, el 7 de marzo, a las 10:00 horas, en el Auditorio que lleva su nombre.

Las siguientes charlas del ciclo serán sobre El Plano Parcial de la Ciudad de México, conocido como Plano en Papel Maguey; La fiesta de Tlacaxipehualiztli y la promoción de guerreros; y El estudio de las técnicas de manufactura de los objetos de concha en el Templo Mayor; a cargo de los doctores María Castañeda de la Paz, Carlos Javier González y Adrián Velázquez, respectivamente, y se realizarán los sábados del próximo mes, en la hora y lugar señalados.

Reportado por la cuadrilla de obreros, el rescate y la identificación del monumento como representación de la deidad de la luna, estuvo a cargo de un grupo de investigadores del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), coordinados por los arqueólogos Ángel García Cook y Raúl Arana Álvarez.

De manera simultánea a estas labores de salvamento, el profesor Eduardo Matos Moctezuma definió las tres etapas que conformarían el Proyecto Templo Mayor: recopilación e investigación de antecedentes, excavación, e interpretación de la información; cuyos resultados han generado cientos de publicaciones especializadas y de divulgación.

El Museo del Templo Mayor tiene como pieza principal el monolito de Coyolxauhqui con un diámetro que oscila entre los 3.04 y 3.25 metros, un espesor de 30 centímetros y un peso cercano a las 8 toneladas. Esta escultura fue colocada durante el gobierno de Axayácatl, entre 1469 y 1481, al pie de las escalinatas del adoratorio del dios Huitzilopochtli, en el Templo Mayor.

Fue así, casi 500 años después, como la cuadrilla de Luz y Fuerza del Centro topó con el monumento al abrir una zanja.

Actualmente y luego de un detallado estudio –cuyo fin era detectar su policromía original–, sobre el monolito de Coyolxauhqui se realiza una recreación cromática con un programa de computación que permite dirigir áreas de color en secuencia, hacia los diferentes elementos que lo componen.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *