Home Arte y Cultura La teoría eliocentrista de Nicolás Copérnico sentó las bases de la ciencia moderna
Arte y Cultura - February 19, 2009

La teoría eliocentrista de Nicolás Copérnico sentó las bases de la ciencia moderna

El renombrado científico, fue matemático, físico, astrónomo, jurista en derecho canónico, clérigo, gobernador, teórico militar, diplomático y economista

Foto: Cortesía CONACULTA

Ciudad de México.- 19 de Febrero del 2009.- (CONACULTA) En 2005, un grupo de arqueólogos descubrió los restos de un hombre sepultado en el siglo XVI en un antiguo monasterio de Frombork, Polonia, y después de tres años de analogías genéticas entre aquellos huesos y un puñado de cabellos que se conservaban de Mikolaj Kopernik, los científicos anunciaron en noviembre de 2008 que se trataba de Nicolás Copérnico, el gran astrónomo europeo que negó la posición central de la Tierra en el Universo y en su lugar colocó al Sol.

Esa teoría en su momento mereció críticas y rechazo en la misma comunicad astronómica pero especialmente en la Iglesia Católica, pues su postulado volcaba la concepción del mundo y la vida prevaleciente en esa época.

La teoría heliocentrista de Copérnico debió esperar un siglo para lograr el reconocimiento definitivo de otros científicos y sentar las bases de la ciencia moderna. Mikolaj Kopernik había nacido el 19 de febrero de 1473 en Thorn (Torun), Polonia, entonces bajo dominio prusiano.

Nació de una rica familia de comerciantes pero al quedar huérfano a los 10 años se acogió a la protección de su tío el obispo católico Lucas Watzelrode, ampliamente conocido en Polonia.

Fue matemático, físico, astrónomo, jurista especializado en derecho canónico, clérigo, maestro universitario, gobernador, administrador, teórico militar, diplomático y economista.

La astronomía para él era sólo un pasatiempo o uno más de sus múltiples oficios. En su libro De Revolutionibus Orbium Coelestium (De las revoluciones de las esferas celestes), editado póstumamente en 1543 después de 25 años de investigación astronómica, propuso que el Sol era el centro del Universo y que los planetas entonces conocidos (Mercurio, Venus, Tierra (Luna), Marte, Júpiter y Saturno) giraban en torno a esa estrella.

Copérnico destruyó así la concepción astronómica de Claudio Ptolomeo (astrónomo griego egipcio, 100-170), que suponía nuestro planeta el centro del Universo, aunque conservaba la idea de que éste era finito, esférico y que las estrellas eran objeto fijos y distantes Copérnico postuló también que la Tierra tiene un movimiento rotatorio, otro de traslación y que gira en torno a un eje.

Mikolaj Kopernik murió el 24 de mayo de 1543, a la edad de 70 años, en Frombork, Polonia.

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *