Home Por la Espiral Legisladores: ojo a tarjetas de crédito
Por la Espiral - February 11, 2009

Legisladores: ojo a tarjetas de crédito

POR LA ESPIRAL
*Claudia Luna Palencia

-Legisladores: ojo a tarjetas de crédito
-Escenario pinta mal con tales niveles
-Autoridades: vigilar a bancos y tasas

 Cuidado, es una advertencia generalizada, los bancos no están haciendo nada para suavizar la sobrecargada tensión de los deudores castigados nuevamente por tasas de interés que no distan mucho de los peores escenarios de 1995.
 La Comisión Nacional para la Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (CONDUSEF) alerta que las tasas de interés en las tarjetas de crédito han sufrido incrementos importantes en los últimos meses como resultado tanto de las presiones inflacionarias internas, como de los efectos provocados por la crisis financiera internacional, que directamente ha incidido en el Costo Anual Total (CAT).
 “Lo anterior puede generar diversas situaciones. La primera y más significativa es que para algunos tarjetahabientes la forma de hacerle frente a sus compromisos sea pagando sólo el mínimo solicitado en el estado de cuenta; la segunda, que los usuarios no puedan completar ni siquiera el pago mínimo solicitado, y comiencen por pagar solamente una parte, o bien dejen de pagar. En cualquiera de estos casos, el problema de fondo es resultado del sobreendeudamiento, gastar más allá de su capacidad real de pago”.   Otra vez el punto es álgido ante la vulnerabilidad económica y el potencial riesgo de desempleo y no ayudan para nada las altas tasas de interés cobradas por los bancos por el uso del crédito plástico, ni el nivel del CAT, ni las  comisiones.
 La propia Condusef aconseja a la gente dejar de utilizar la tarjeta y, sobretodo, liquidar cuanto antes este tipo de deudas que tienen un interés variable y en aumento.
 Realmente sería loable que ante la emergente situación económica, el Gobierno Federal o los señores legisladores, lograrán un acuerdo extraordinario con los representantes ejecutivos de la banca extranjera y los directores de los bancos mexicanos a fin de dar unos meses de tregua  a los deudores que demuestren estar desempleados recientes; así como hacer el esfuerzo por reducir los niveles de las tasas de interés, fijar una media para amainar la anarquía en el mercado de las tarjetas de crédito.
 Recientemente la Condusef realizó un cuadro comparativo que contiene la tasa de interés y el CAT de enero de 2008 y de enero de 2009, con el objeto de que los usuarios de tarjetas de crédito conozcan el comportamiento que han tenido los costos de los productos en el último año y vean la situación en la que se encuentra su tarjeta.
  Se tomaron como ejemplo las tarjetas de tipo tradicional o clásicas de diversas instituciones y los resultados fueron los siguientes: para enero de 2008 las tarjetas de crédito que presentaron el menor CAT fueron Santander, Inbursa y Afirme con 37%, 42.82% y 45.67%, respectivamente, sin embargo estas condiciones se fueron modificando en el curso del año para alcanzar en enero de 2009 los siguientes niveles: la Santander Light un CAT de 59.68%, seguido de la Inbursa Efe Clásica con un costo de 50.72% y la Clásica de Afirme con un 47.58%.
  Por su parte, las tarjetas de crédito con el CAT más alto en enero de 2008 fueron, Spira Clásica de Invex, Bancomer Rayados y La Verde de Banamex con 102.63%, 72.02% y 64.90% respectivamente.  Para enero de este año las condiciones también se modificaron ubicándose en 113.40%, 81% y en 77.02%, en ese mismo orden.
A COLACIÓN
 Hay muchas personas que desde enero comenzaron a resentir tanto los estragos de las fiestas decembrinas como los incrementos en tasas y costos, amigo lector, si es su caso, no  caiga en la suspensión de pagos de su tarjeta, primeramente busque agotar todos los canales necesarios antes de tomar tal decisión y enfrentarse con la morosidad.
 La renegociación directa con el banco es una buena opción,  si usted comienza a enfrentar dificultades para reunir el dinero para pagar el mínimo o un poquito más del mínimo de su tarjeta, es tiempo de actuar, la mayoría de las instituciones financieras están abiertas a encontrar con sus deudores un esquema de pagos que se les adapte.
 Ante todo dialogue, la propia Condusef ha detectado que las  condiciones que ofrecen los bancos para reestructurar adeudos, depende básicamente de la situación particular de cada cliente.
 Es importante recordar que cuando se lleva a cabo una reestructura para clientes con incumplimiento, generalmente el banco bloquea la tarjeta y la reestablece hasta que el cliente liquida su adeudo.
 También recordar que programas de traslado de deudas han dejado de operar. El programa ¡Ya bájale! de Banorte funcionó  durante varios meses y fue un catalizador importante para que gente con deudas de tarjetas de crédito de otras instituciones traspasaran su adeudo con Banorte para beneficiarse de tasas de interés más bajas y un CAT menor. 
 Como no hay opciones reales en el mercado resta a los deudores renegociar sus adeudos de forma directa con las propias instituciones.
 Por ejemplo, BBVA Bancomer ofrece a sus clientes  solicitar una tasa de interés más baja desde Línea Bancomer, así como la posibilidad de controlar los gastos y de administrar mejor la tarjeta.
 La reducción de la tasa de interés depende del comportamiento de los pagos realizados por el cliente,  en muchos casos cuando se solicita una renegociación de las condiciones de la tarjeta, algunos bancos proceden a bloquear la tarjeta hasta que nuevamente queda en ceros. Bancomer señala que ellos no restringen su uso.
 Ahora bien si la persona domicilia su nómina y tiene su fondo de pensiones con Bancomer, la negociación puede ser más efectiva si el cliente tiene 12 meses continuos cubriendo el pago mínimo antes de la fecha límite  y en los últimos tres meses pagó al menos dos veces el mínimo exigido, lograría una tasa del 23% anual.
 En todo caso hay que leer siempre las condiciones y las letras pequeñitas para no llevarse sorpresas y hacer enojos de más.
GALIMATÍAS
El crédito de plástico exhibe la ineficiencia de los bancos  para mejorar su margen de intermediación resultado de la diferencia entre el costo de la captación de los recursos y lo que se cobra por los préstamos.
En México, los deudores adquieren un grillete, se vive para mantener a la banca extranjera, no es casualidad que las cinco tarjetas más caras por cuestión de intereses sean operadas por bancos foráneos: Santander Clásica (58.67%); Scotiabank NFL (49.80%); Bancomer Azul (48.49%); Banamex Clásica (46.49%); y American Express (44.67%).
*Economista y columnista especializada. Es candidato a doctor por la Universidad de Alcalá, tiene dos libros publicados y participa en distintos foros de radio y televisión con opiniones sobre educación financiera, economía y finanzas personales.  Puede contactarla en: claulunpalencia@yahoo.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *