Home Libros Conmemoran centenario del historiador, ensayista, biógrafo y político dominicano Juan Bosch
Libros - February 8, 2009

Conmemoran centenario del historiador, ensayista, biógrafo y político dominicano Juan Bosch

Bosch fue un humanista
 apasionado de las letras,
reconocido como el precursor
 del cuento y la narrativa
 social dominicana
 Foto: Cortesía
diariodominicano.com

Ciudad de México.- 8 de Febrero del 2009.- Como un artista de diversas preocupaciones, un cuentista de calidad indiscutible y un humanista destacado, fue recordado el escritor y político dominicano Juan Bosch (1909-2001), en el homenaje que se le rindió hoy con motivo del centenario de su nacimiento.

La ceremonia se llevó a cabo en la Sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes, ante unas 100 personas que escucharon las reflexiones de los literatos Sealtiel Alatriste, Carlos Montemayor y Miguel Cossío, en torno a la vida y obra de Juan Bosch, en una mesa moderada por el embajador de República Dominicana en México, Pablo Maríñez.

Previo a las reflexiones, se proyectó un video con la semblanza de Juan Bosch, quien nació en La Vega, el 30 de junio de 1909. Un humanista apasionado de las letras, reconocido como el precursor del cuento y la narrativa social dominicana, además del criollismo y el socio-realismo hispanoamericano.

Cuando tenía alrededor de 30 años de edad, Bosch publicó su primer libro de cuentos "Camino real", de ahí en adelante su prolífico trabajo lo llevó a crear más de 50 títulos literarios y políticos que han sido traducidos a más de seis idiomas.

Su pensamiento político lo llevó a la cárcel cuando comenzó la dictadura de Rafael Trujillo Molina. Entonces se autoexilió en Puerto Rico y más tarde en Cuba, desde donde siguió su lucha política.

A la par de su actividad política, continuó su labor como escritor y llegó a ser uno de los más importantes de la región. Así, en La Habana se le otorgó el Premio "Hernández Catá", mismo que se entrega a los mejores cuentistas de América Latina.

Al respecto, el narrador y crítico cubano Miguel Cossío Woodward señaló que Bosch llegó a ser una de esas ricas y complejas personalidades que se dan en las Antillas, para asombro de quienes sólo ven en las islas la imagen superficial de palmeras y playas, y para legítimo orgullo de sus pobladores.

"No obstante todo el transfondo social, sus cuentos no son panfletarios. El Bosch escritor no es un servil portavoz del político, aunque no hay rupturas etimológicas entre uno y otro, sino armónica complementación. El artista crea su obra desde su cosmovisión, pero lo hace como artista.

"Creo que esta es una de las lecciones fundamentales que nos ha dejado: el hombre comprometido absolutamente con los ideales libertarios y la justicia social, supo siempre que la literatura no es propaganda sino arte, que el cuento no es un manifiesto, sino una manifestación del espíritu", agregó Cossío Woodward. Sigue. Conmemoran/dos/Woodward.

El narrador abundó sobre las cualidades estilísticas que marcaron el trabajo de Bosch y afirmó que en literatura se puede y se debe hablar de la pobreza pero no se vale ser pobre en estilo; la narración tiene que penetrar en el sufrimiento humano, pero hasta el dolor debe ser bello e interesante.

"No hay tema más desgarrador ni que lastime más la sensibilidad que el abuso, la injusticia, las condiciones infrahumanas en que viven los olvidados, y sin embargo, la literatura no es la simple descripción de una golpiza, por cruel que resulte el golpe abrumador de las palabras sobre el alma y la inteligencia del lector", añadió.

El embajador de la República Dominicana en México, Pablo Maríñez, precisó que Bosch no sólo es un reconocido pensador y humanista, sino el autor más leído en República Dominicana por encima de cualquier autor extranjero cuyas obras lleguen a ese país.

"Algunas de sus obras -dijo- sobrepasan las 20 ediciones, de ahí el interés porque este personaje sea conocido en sus varias facetas".

En 1962, Juan Bosch fue elegido como presidente de su país y derrocado en un golpe militar en 1963, pero desde el exilio continuó su lucha en favor de la democracia. Murió el 1 de noviembre de 2001 en República Dominicana, donde es considerado como el más grande intelectual de esa nación.

El escritor y editor Sealtiel Alatriste reveló que, como todo gran artista, las preocupaciones de Juan Bosch abarcaron un amplio espectro: fue historiador, educador, ensayista, biógrafo, político y narrador.

"Lo cierto es que, como lo afirmó en su momento el escritor nicaragüense Sergio Ramírez, la prosa de Bosch, precisa y brillante, así como su dominio de las reglas del relato corto, lo revelan como un escritor de garra, un maestro del oficio.

"Es esa condición -indicó- la que le otorga una calidad indiscutible y un lugar excepcional en la literatura universal. No tiene comparación y seguirá siendo un referente latinoamericano único".

En su oportunidad, el ensayista, narrador y poeta Carlos Montemayor, lo recordó como un hombre extremadamente observador, que no tenía distracciones, como se puede ver en sus obras.

"Creo que estamos ante uno de los cuentistas más importantes de todas las épocas. Me recuerda mucho a Antón Chéjov por los inicios. Todos sus cuentos inician de una manera inesperada, esta deliberada sabiduría, esta experiencia notable de sorprendernos desde el inicio. Hay una técnica que pareciera muy natural y espontánea pero que reflejaba una gran concentración en todas las cosas", comentó.

Entre las obras más conocidas de Juan Bosch están "Cuentos escritos en el exilio", "La muchacha de la Guaira", "Póker de espanto en el Caribe", "David, biografía de un rey", "Bolívar y la guerra social" y "Hostos, el sembrador", entre muchas otras. (Notimex)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *