Home Buenas Noticias Restauran el ex-Convento de Maní, uno de los monumentos más antiguos y hermosos de Yucatán
Buenas Noticias - February 5, 2009

Restauran el ex-Convento de Maní, uno de los monumentos más antiguos y hermosos de Yucatán

El ex-convento está
conformado por un templo, un
claustro-fortaleza, una
capilla abierta, un huerto y un
atrio impresionante, que
mide más de 7 mil m²
 Foto: Cortesía INAH

Ciudad de México.- 5 de Febrero del 2009.- (INAH) En 1562, fray Diego de Landa decidió realizar en Maní el célebre auto de fe por el cual este punto recóndito de la geografía mexicana pasaría a la historia regional y nacional: según Justo Sierra, destruyó más de 5 mil ídolos y quemó innumerables códices mayas.

 

El templo, considerado por las antiguas crónicas “entre las mayores estructuras de aquel género erigidas en Yucatán”, ha sido restaurado, en una primera etapa, mediante una inversión que alcanza los 3.6 millones de pesos.

 

En una superficie de 20 mil 500 metros cuadrados, (1,500 menos que la plancha del zócalo del DF) se despliega uno de los monumentos más antiguos y hermosos del sureste mexicano, conformado por un templo, un claustro-fortaleza, una capilla abierta, un huerto y  el atrio, que mide más de 7 mil m².

 

El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) interviene desde agosto de 2008 en la primera etapa de la restauración, que se realiza con recursos financieros del gobierno de Yucatán, la Fundación Pedro y Elena Hernández, y el World  Monuments Fund.

 

La iglesia de San Miguel Arcángel, aún dedicada al culto católico, fue construida por los franciscanos llegados a la península de Yucatán durante la Colonia. Sus muros de cal y canto, donde asoman algunas piedras prehispánicas con relieves, que se usaron para su edificación, lucen de nuevo su originalidad.

 

La nave única, con bóveda de cañón corrido, rejuvenecida resalta con mayor orgullo sus retablos dorados, restaurados en 2003. Durante esta primera etapa también se renovaron los aplanados y se inyectaron las grietas de los muros; el exterior de la bóveda fue tratado con una mezcla de cal-arena bruñida para evitar filtraciones; las puertas elaboradas en madera dura, todas originales, fueron despojadas de lacas y barnices mal aplicados en el pasado para devolverles su color primario, aplicándoles un protector contra el agua y el sol que no altera su apariencia.

 

El arquitecto José Antonio Vega Rangel, perito del Centro INAH Yucatán, quien presta la asesoría académica y normativa a este proyecto, reveló que el piso original del templo, construido con mezcla de cal pulida, fue hallado a 25 centímetros aproximadamente bajo el actual, hecho en mosaico de pasta de color “rojo tabique”, y que en este momento se está recuperando el nivel, el color y la textura que tenía en su origen.

 

La primera etapa de la restauración concluirá con la integración de un moderno sistema de iluminación, no lesivo ni invasor del monumento. La fase posterior, para la que aún no se determina fecha, contempla la restauración la capilla abierta, el ex convento y la recuperación de la pintura mural de sus muros interiores.

 

Vega Rangel destacó que este proyecto de San Miguel Arcángel forma parte de la Ruta de los Conventos, integrada por los monumentos históricos de uso religioso de las localidades de Conkal, Dzidzantún, Valladolid, Izamal y Maní entre otros, que impulsa el gobierno estatal, con intervención del INAH, para crear un circuito de turismo cultural.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *