Home Libros “La frontera más distante”, de Cristina Rivera Garza, o la fascinación de la abstracción
Libros - February 4, 2009

“La frontera más distante”, de Cristina Rivera Garza, o la fascinación de la abstracción

Un texto de narraciones extrañas,
 concebidas, sin duda, con el
 deseo expreso de inquietar,
de alterar al lector y hacerlo
cómplice de mundos raros
 Foto: Cortesía 'Tusquets Editores'

Por Gregorio Martínez Moctezuma
Corresponsal Azteca 21

Ciudad de México. 3 de febrero de 2009. El desconcierto, la incertidumbre, la desolación, el erotismo mezclado con la violencia y la muerte, la recreación de personajes arquetípicos y una sensación continua de extrañeza campean como la ropa en un tendedero en “La frontera más distante” (Tusquets Editores, México, 2008), libro de relatos “collage” de la escritora matamorense Cristina Rivera Garza, pues no se pueden considerar cuentos ni siquiera historias: son narraciones extrañas, concebidas, sin duda, con el deseo expreso de inquietar, de alterar al lector y hacerlo cómplice de mundos raros, aquellos donde lo importante sucede en el interior de los personajes y lo externo es sólo vaga referencia para asociar ideas, sensaciones, atmósferas. Eso es: Rivera Gaza crea atmósferas en las que se enrarece literalmente la lectura mediante el empleo de un lenguaje eficaz en detrimento de la trama, de los sucesos, de la historia.

Son once relatos los que integran “La frontera más distante”, y pareciera que en todos ellos la autora experimentara diversas formas narrativas, ensayara –depurara– su técnica de destruir historias con base en trazos, reflejos, pensamientos, reiteraciones, puntos de vista distintos, descripciones, pero también, ya delineados los aspectos o sucesos relevantes, obligara al lector a contribuir con su punto de sutura, a leer la historia que quiera, a casi inventarla o darle un sentido él mismo.

En estos los relatos –por cierto: ninguno lleva o comparte el título del libro–, Rivera Garza emplea recursos narrativos diversos, incluso en alguno utiliza lo intertextual hasta el exceso –¿ésta es la frontera más distante, la de tensar el relato hasta donde se agota la necesidad de una historia común (principio, desarrollo, final, clímax…)?–; se solaza en mundos interiores que no llevan a ninguna parte, si es que acaso tuvieran que llegar a algún lado.

No obstante, en todos ellos queda claro que la escritora tamaulipeca marcha por buen camino, que casi escribe –o puede escribir bien– a capricho lo que quiera y en el género que sea, que ha logrado un dominio pleno de sus habilidades, de sus recursos, de su lenguaje y hallazgos narrativos, pero no puede o no quiere forjarlos en una historia inolvidable, en un cuento inmejorable. Incluso, corre el riesgo de empezar a sonar repetitiva, de que el descubrimiento pierda frescura, el giro lingüístico, la riqueza de la connotación de su escritura, la revisión personalísima de la Historia, la reinvención de realidades alternas, la abolición del tiempo…

Son indiscutibles los méritos literarios de Cristina Rivera Garza, en cada relato esplende un aliento poético –no me refiero a prosa poética–, un reiterado amor por la minucia, por el detalle significativo –pero también una especie de ironía a la inversa–, por la cadencia de las palabras –y por la fragmentación–, por la senda sesgada, la que sugiere y trata de significar, más que de enunciar.

En “La frontera más distante”, el lector se sumerge en un canto de las sirenas, en el mar proceloso de una narrativa audaz y casi beligerante, en la fascinación de la palabra, en la reinvención de un mundo abstracto donde la desolación, el desamor o la ausencia de amor, el erotismo desvirtuado, el imperio de una violencia a veces soterrada, contenida, mas siempre latente, presente, y la futilidad de los actos son los signos de las relaciones interpersonales –¿inhumanas?–. Pero también en la posible calidez de la –des– esperanza porque en el universo narrativo de este libro todo es posible –¿obra abierta?–, y esta afirmación no es retórica, sino la expresión literal de una de sus cualidades.

Comentarios a esta nota: gregorio.martinez@azteca21.com

Libros de literatura mexicana en www.vialibros.net

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *