Home Buenas Noticias Más de un centenar de variedades del tradicional tamal en la XVII Feria Internacional del Tamal
Buenas Noticias - January 31, 2009

Más de un centenar de variedades del tradicional tamal en la XVII Feria Internacional del Tamal

El tamal, es uno de los platillos
 que hermana a la mayoría de
 los pueblos del continente
Foto: CONACULTA

Ciudad de México.- 31 de Enero del 2009.- (CONACULTA) La XVII Feria Internacional del Tamal 2009 se inició con una expo-venta que reúne más de un centenar de variedades de tamal originales de ocho países latinoamericanos y 11 entidades de la República mexicana.

 

“El tamal es uno de los platillos que hermana a la mayoría de los pueblos de América Latina. Es el mismo guisado pero con muchas variantes”, dijo Berly Azueto, de Antigua, Guatemala.

 

“Variantes que surgen día a día”, añadió la gastrónoma guatemalteca, en cuyo estante muestra más de una  docena de piezas diferentes, entre ellas el colorado, el chipilín, chuchito, bola, cuatro chocolates y el pache (papa).

 

Berly Azueto está estrenando dos piezas nuevas de tamal creadas por ella: uno con relleno de champiñón, espinaca, calabaza y pollo, y otro de pollo con salsa de chipotle. 

 

En la XVII Feria Internacional del Tamal se exhiben otras dos piezas colombianas de reciente creación (una con relleno de maracuyá llamado pasión y otra de chocolate) y una de huazontle originaria de Iztapalapa, Distrito Federal.

 

Este último tamal se elabora con masa de maíz y relleno de huazontle en salsa de chile pasilla, igual que el guisado tradicional que se hace con esta verdura. Pero la ramita no se capea.

 

Beatriz Zabaleta, encargada de la muestra de Colombia, aseveró que su país y México son las naciones “más tamaleras de Latinoamérica”, pues el país sudamericano cuenta con más de 500 variedades de tamal.

 

María Magdalena Martínez Flores, expositora de Ilobasco, Cabañas, República de El Salvador, mencionó que en su país hay también una enorme variedad de tamales, aunque ella sólo trajo 12 variedades.

 

Uno de estos tamales es el pisque, de origen prehispánico y elaborado con masa de maíz y frijol, sin ningún ingrediente europeo o asiático traído durante la Colonia española.

 

“En El Salvador el tamal es tan popular como en México. Se consume en fiestas de todo tipo: casorios, cumpleaños, bautizos, Navidad, Año Nuevo, cabos de año y velorios”, dijo doña Magdalena.

 

Una de las piezas mexicanas más originales de la expo-venta es el pulacle, hecho de frijol entero, ajonjolí, cilantro, chile piquín y pollo, envuelto en hoja de plátano.

 

Procede de la comunidad de San Bartolomé, Tehuacán, ubicada en la Sierra Negra, colindante con Huautla de Jiménez, Oaxaca. Esperanza Sumano afirmó que este tamal se consume como platillo complementario.

 

“Se usa igual que la tortilla o como el pan. Se come con guisado o con un plato de frijoles”, agregó.

 

María Eugenia Zapata, de la costa del Sonocusco de Chiapas, trae como una de las piezas más raras el tamal cambray que en su tierra se consume exclusivamente en velorios.

 

Se hace con frijol, carne de res, cerdo, verduras y yerba santa, se envuelve con hoja de plátano, va amarrado en cada uno de sus extremos y encima una lástima de plástico.

 

Los expositores de Chile y Argentina muestran cada uno seis piezas de tamal diferentes y la mayoría llevan el nombre de humitas, término que hace alusión a su cocimiento al vapor.

 

Las seis variedades argentinas se elaboran con elote tierno, queso y mantequilla, se consumen con salsa chimichurris (aceite, vinagre y especias) y algunos se rellenan con arrachera, matambre (suadero), pollo y queso.

 

Los tamales de Honduras (nacatamal, montuca, pobre, catracho) tienen una particularidad que los hace especialmente atractivos en cualquier parte del mundo: se consumen con limón y pan para “curarse la cruda”, reveló Lilián Mendoza.

 

La Feria Internacional del Tamal 2009 está instalada en el Museo Nacional de Culturas Populares (Hidalgo 289, centro de Coyoacán) y permanecerá abierta hasta el lunes 2 de febrero, Día de la Candelaria.
(ATR)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *