Home Arte y Cultura MUAC, un nuevo espacio para el arte contemporáneo en la UNAM
Arte y Cultura - January 23, 2009

MUAC, un nuevo espacio para el arte contemporáneo en la UNAM

Al sur de CU, en el Centro Cultural
 Universitario (CCU), la nueva
 apuesta de la UNAM
tiene como virtud un concepto
museográfico diferente
 Foto: Cortesía
MUCA/Barry Domínguez. CDC-UNAM

Por Osvaldo Frías Chávez
Reportero Azteca 21

Ciudad de México. 23 de enero de 2009. La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) ahora tiene un nuevo espacio para enriquecer su oferta cultural, el Uuseo Universitario de Arte Contemporáneo (MUAC), que abrió sus puertas desde noviembre de 2008.

Ubicado al sur de Ciudad Universitaria, en el Centro Cultural Universitario (CCU), la nueva apuesta de la máxima Casa de Estudios del país tiene como virtud un concepto museográfico diferente, pues ahora los artistas no tendrán límites para realizar cualquier instalación o montar una exposición de proporciones gigantescas, ya que las salas cuentan con alturas y espacios muy amplios.

La construcción del proyecto estuvo a cargo del reconocido arquitecto Teodoro González de León, quien, por cierto, es también autor de otro museo de arte contemporáneo en la ciudad de México: el Museo Rufino Tamayo, que realizó en 1981 en colaboración con Abraham Zabludovsky.

Con una generosa área de volúmenes, patios y salas, el museo se suma a la oferta de espacios culturales de la universidad y de la ciudad. El recinto fue creado para la difusión del arte contemporáneo mexicano y extranjero (entre sus muros se encuentra la más amplia colección de arte público en México), así como la experimentación de nuevas expresiones visuales.

Las exposiciones que se presentan actualmente son “Recursos incontrolables y otros desplazamientos naturales”, con la curaduría de Oliver Debroise, quien murió recientemente, pero dejó listo su trabajo; la muestra consta de 34 piezas de gran formato de pintura, dibujo, fotografía, video y cine.

“El reino de coloso. El lugar del asedio en la época de la imagen”, en la que el curador José Luis Barrios explora la relación entre lo que la imagen apenas deja ver y lo que siempre se le escapa en torno a hechos de violencia.

“Las líneas de la mano”, el cuento de Julio Cortázar da nombre e inspira la estructura de esta exposición curada por Jimena Acosta. Además, “Cantos cívicos”, refiere de manera irónica y crítica los sistemas totalitarios y al imperialismo, un proyecto de NILC en colaboración con Miguel Ventura.

El MUAC albergará las colecciones de la UNAM, en particular las obras de arte contemporáneo que ha adquirido esta Casa de Estudios desde hace algunos años y que, con el apoyo del Patronato de la misma universidad, se ha incrementado notablemente en los último años.

En esta colección, compuesta por 19 mil obras realizadas desde 1952 (año de la inauguración de Ciudad Universitaria) hasta nuestros días, se encuentra la obra de artistas que, en su mayoría, no habían estado presentes hasta ahora en las colecciones públicas de nuestro país; asimismo, el museo albergará exposiciones temporales.

Mediante un paseo peatonal techado, que atraviesa el museo, desde la nueva plaza rumbo a la Biblioteca y la Hemeroteca Nacional, los transeúntes podrán ver qué se exhibe y así animarse a entrar. El MUAC está diseñado en dos plantas, una al nivel de la plaza, donde están las salas de exhibición, y una planta baja donde se encuentran los servicios, como la mediateca, salas de conferencias, la cafetería, el auditorio y las bodegas.

De arquitectura moderna, de contacto con la naturaleza y la reserva ecológica, además de tecnología vanguardista, son 13 mil metros cuadrados de construcción, de los cuales alrededor de 6 mil serán para exhibiciones. 250 millones de pesos fue la inversión y dos años y medio el tiempo necesario para construirlo.

Su programa curatorial está dirigido principalmente en dos líneas: la colección, que albergará la más amplia muestra de arte contemporáneo en el país y que pretende convertirse en referente local e internacional; y al programa de exposiciones temporales, que se renovará en ciclos anuales primavera-verano, otoño-invierno, con al menos cuatro muestras que se abrirán sucesiva o simultáneamente.

A la excelente oferta cultural ya existente en el CCU –salas de música, cine, teatro y danza–, se suma el nuevo Museo Universitario de Arte Contemporáneo. Con la apertura de este nuevo recinto, no sólo los estudiantes, sino también la población en general tendrán la oportunidad de visitar uno de los mejores museos de México y de toda Latinoamérica.

Comentarios a esta nota: reportero@azteca21.com

Libros sobre arquitectura: www.vialibros.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *