Home Por la Espiral BMV: Toma de ganancias en 2008
Por la Espiral - January 7, 2009

BMV: Toma de ganancias en 2008

POR LA ESPIRAL
Claudia Luna Palencia

-BMV: Toma de ganancias en 2008
-Hubo peores mercados accionarios
-Plata, precio anual cayó 22.94%

 En 2008 la crisis financiera fue extendiendo la falta de confianza de un mercado a otro y de una  latitud a otra, así hasta trastocar los tipos de cambio, alterar las tasas de interés y llevar aires de venta en los parqués bursátiles.
 El año pasado no fue nada fácil para las bolsas, digamos más bien que la volatilidad y la especulación anidaron en los pisos de remate,  algunos con índices de cotización acumulando  pérdidas no vistas en la última década.
 La Bolsa Mexicana de Valores (BMV) no pudo escapar al pánico de Wall Street que sirvió de pretexto perfecto para iniciar una toma de ganancias y reajustar posiciones en el mercado mexicano.
 La BMV cerró el año pasado con una pérdida anual de 24.23% al ubicarse el Índice de Precios y Cotizaciones (IPyC) en 22 mil 380.32 puntos.
 Recordemos que en los últimos cuatro años, el IPyC registró importantes incrementos después de que la incertidumbre electoral por los comicios presidenciales en 2000 llevaron a una caída anual del 20.73% en la BMV.
 Fundamentalmente desde 2003 hasta 2007, la bolsa registró sus mejores marcas al impulsar al IPyC de un nivel de cierre el 31 de diciembre de 2003 en 8 mil 795.28 puntos, hasta los 29 mil 536.83 puntos del cierre de 2007.
 Se trata de un cuatrienio altamente rentable para los participantes bursátiles en Mexico, de observar como se inflaba el valor accionario de las empresas e incrementaban los dividendos.
 En dicho lapso, el IPyC aumentó su rendimiento  235.82%  de diciembre de 2003 a diciembre de 2007.
 Tras la fiesta, la toma de ganancias el año pasado se ha servido de cualquier pretexto proveniente de la crisis financiera, el castigo es inmediato para las empresas más expuestas sea porque están en sectores más vulnerables al cambio de ciclo como la industria de la construcción y la industria automotriz; empresas participantes en el mercado exterior o del  sector financiero ligado a la compra de productos de alto riesgo que han levantado una alud de pérdidas y desconfianza tanto en Estados Unidos como en Europa.
 En las emisoras que componen el IPyC encontramos a un grupo que encabezaron las pérdidas anuales en 2008: COMERCI UBC cayó 89.12%; GFAMSA A 74.50%; AXTEL CPO bajó 72.55%; ICA 68.26%; GMEXICO B descendió 60.07%;  ALSEA 58.63%;  ALFA A 58.26%;  ARA 58.18%; CEMEX  CPO 53.44%; GEO B bajó 50.62 por ciento; entre otras.
 No obstante, hubo algunos en 2008 que dentro del maremoto registraron ganancias como: ELEKTRA * con un sorprendente aumento  anual de 78.82% en las acciones del grupo propiedad de Ricardo Salinas Pliego.
 TELMEX L subió 20.55% y GFINBUR O 14.07% lo que significaron muy buenas noticias para la familia Slim que sigue mostrando que sabe navegar en medio de la tempestad financiera.  Y TELECOM A que ganó  8.39% y  SORIANA B 0.14 por ciento.
A COLACIÓN
 La Bolsa Mexicana de Valores (BMV) no figura dentro del ranking de los diez mercados accionarios más castigados de 2008.
 De acuerdo con información proporcionada por Reuters el año pasado las diez bolsas con peores pérdidas anuales fueron: 1) China el índice CSI300 cayó  65.95%. 2) La Bolsa de Lima con el IGRA  bajó 59.78%. 3) El mercado accionario de Yakarta acumuló pérdidas por  50.64%. 4) El Merval en Buenos Aires retrocedió  49.82%. 5) El Mibtel en Milán 48.66%. 6) El índice Hang Seng de Hong Kong bajó 48.27%. 7) En París el Cac-40 descendió 42.68%. 8) La Bolsa de Valores de Tokio cedió 42.12%. 9) El Bovespa en Sao Paulo cayó 41.22%. 10) En Madrid, el mercado accionario retrocedió 40.56 por ciento.
 Dentro del conglomerado regional de América Latina, el mercado de valores de Caracas fue el único con las menores pérdidas anuales reportadas al caer 7.85 por ciento.
 Así es que tanto en América, Europa y Asia, la volatilidad cobró fuerza el año pasado motivando una mayor disposición para vender posiciones por parte de los inversores de cartera.
 Nuevamente prima aquello de que más vale vender en alto, sacar el dinero momentáneamente y analizar los portafolios de inversión buscando dos elementos: instrumentos seguros y países lo menor expuestos a los embates estadounidenses.
 Por ende lo que ha sucedido es que el dinero de cartera  está trasladándose a otros instrumentos menos riesgosos.
 En México la corriente se observa en los datos disponibles de la Balanza de Pagos que estadísticamente opera  Banco de México.
 De enero a septiembre de 2008 se contabilizaron 10 mil 919 millones de dólares por concepto de inversión extranjera de cartera, monto que refleja una recomposición en el sentido de los portafolios al registrarse una salida de 2 mil 896 millones de dólares de capitales en la bolsa, sin embargo, los flujos en el mercado de dinero están incrementándose por el  lado de las inversiones en el papel gubernamental.
 Como se sabe, tal parece regla matemática: en cuanto hay volatilidad y persiste la incertidumbre permanecer en acciones no es lo más conveniente sobre todo cuando en determinados países comienzan a subir las tasas de interés y el panorama de inversiones  va amplificándose.
 Sin embargo, hay para todos  los gustos, hay quienes  especulan apostando a un mayor riesgo para ganar más y otros prefieren tomar sus ganancias e irse a  puertos seguros.
 El primer semestre de 2009 será muy propicio para el reacomodo de posiciones, el traslado de inversiones, la reconformación de nuevos portafolios creo que los países emergentes todavía menos fustigados por la crisis podrían captar buena parte de los recursos que salgan de los mercados europeos.
SERPIENTES Y ESCALERAS
 No hay un blindaje en inversiones contra la crisis es sólo cuestión de analizar muy bien a que mercado entrar, estudiar el costo de oportunidad y  el momento.
 No basta con estar atentos con las gangas en las acciones, sino con su potencial de futuro a mediano y largo plazo. Revisar sus estadísticas financieras y especular un poco con los movimientos que podrían tener  en cuanto a busca alianzas, fusiones, expansiones o consolidaciones.
 ¿Nichos seguros? Creo que en este momento sólo los depósitos muy conservadores con cero riesgo lo representan ni siquiera los metales a los que hay que vigilar muy de cerca, el oro subió el año pasado 5.75% no está nada mal para la magnitud de la crisis desatada pero tampoco nada bien. Cuidado con el mediano plazo.
 Lo mismo con otros metales como la plata cuyo precio anual cayó 22.94%, para  decepción de quienes atesoran monedas de plata pensando en pingües ganancias.
*Economista y columnista especializada. Es candidato a doctor por la Universidad de Alcalá, tiene dos libros publicados y participa en distintos foros de radio y televisión con opiniones sobre educación financiera, economía y finanzas personales.  Puede contactarla en: claulunpalencia@yahoo.com

 

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *