Home Buenas Noticias Abre “Peralta”, primera zona arqueológica del sexenio, localizada en el Estado de Guanajuato
Buenas Noticias - December 5, 2008

Abre “Peralta”, primera zona arqueológica del sexenio, localizada en el Estado de Guanajuato

Para la apertura de 'Peralta', el
INAH, el gobierno de Guanajuato
y el municipio de Abasolo,
pusieron en marcha un programa
de ordenamiento territorial
Foto: Cortesía INAH

Ciudad de México.- 5 de Diciembre del 2008.- (INAH) La zona arqueológica de Peralta, en Guanajuato, se convirtió en la primera —de las diez anunciadas por el presidente de México, Felipe Calderón— en abrir al público en el presente sexenio, se trata de uno de los sitios rectores de la llamada Tradición del Bajío, que tuvo su desarrollo entre el 300 y 700 d.C., hacia el ocaso de Teotihuacán y el inicio de Tula como ciudad hegemónica en Mesoamérica.

En el acto de apertura, se estableció un fideicomiso para garantizar la continuidad del proyecto de investigación en el lugar, de tal suerte que el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) custodiará los monumentos arqueológicos, muebles e inmuebles; en tanto, el gobierno de Guanajuato será el encargado de operar los distintos servicios con que contará Peralta.

Alfonso de Maria y Campos, director general del INAH, comentó que Peralta es un ejemplo exitoso debido a la concertación de intereses entre los gobiernos federal estatal y municipal, ejemplo de ello fue la adquisición de las 25 hectáreas que comprenden el núcleo del asentamiento, recursos que solventó el Ayuntamiento de Abasolo.

La regularización de la propiedad y la accesibilidad —dijo—, serán dos factores importantes para la habilitación de las restantes zonas arqueológicas, durante la presente administración federal. Cabe mencionar que a mediados de diciembre será inaugurado el sitio de Tehuacalco, en Guerrero; y para 2009 se prevé la apertura de Cañada de la Virgen, también en Guanajuato.

Durante el evento inaugural y en representación de Juan Manuel Oliva, gobernador de esa entidad, participó Juan Carlos López Rodríguez, secretario estatal de Desarrollo Social y Humano; así como Juan Antonio Negrete, presidente municipal de Abasolo.

Tras seis años de investigación sistemática —con apoyo del Instituto Estatal de Cultura y del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, a través del Colegio de Michoacán—, el recorrido contempla dos conjuntos arquitectónicos: el Recinto de los gobernantes, y el Edificio de doble templo y patio hundido.

La inversión a lo largo de las temporadas de campo ascendió a 14 millones de pesos y actualmente se aplican otros cinco en materia de infraestructura. A su vez, también 14 millones serán destinados a la creación de la Unidad de Atención al Visitante que abarcará 658 metros cuadrados, donde se incluirá el museo de sitio.

Al respecto, el arqueólogo Efraín Cárdenas García, coordinador del Proyecto, Arqueológico Peralta, dio a conocer que la intención a mediano plazo es conformar una ruta cultural y botánica en torno al aledaño Cerro Peralta, así como explorar otros asentamientos menores como La Crucita, La Luz de Quintana y La Joyita.

Los ayuntamientos beneficiados directamente son: Abasolo, Huanímaro, Pueblo Nuevo, Pénjamo, Irapuato, Salamanca y Valle de Santiago, en donde se concentran alrededor de dos millones de personas, de ahí se estima que Peralta reciba al mes a cerca de cinco mil visitantes.

"A mediano plazo concebimos una zona arqueológica que mantenga una cantidad de afluencia por arriba de los parámetros regionales. Por ejemplo, Plazuelas (Guanajuato) recibe tres mil personas mensualmente y Tzintzuntzan (Michoacán) tiene un registro promedio de dos mil 400, para ese mismo lapso."

"En un futuro se ampliará la oferta del Peralta, de tal suerte que se ofrecería un recorrido a pie de tres o cuatro horas, hacia el área que se pretende proteger como Monumento Natural", explicó Efraín Cárdenas.

La Unidad de Atención al Visitante, concentrará el museo de sitio (con dos salas de exposición), taquilla, guarda equipaje, tienda institucional, un auditorio para 40 personas, tienda comunal, cafetería y espacio de talleres educativos, entre otros servicios.

El discurso museográfico —más allá de la exhibición de un centenar de piezas recuperadas in situ—, mostrará a Peralta como resultado de un desarrollo particular, con rasgos culturales y sociales distintos a las sociedades contemporáneas del centro y sur de México, pero que formó parte de universo mesoamericano.

Otros aspectos girarán alrededor de la organización política de la Tradición del Bajío (una planicie aluvial de 15 mil kilómetros cuadrados), la cual se componía de comunidades autónomas, emparentadas, y con un sistema de intercambio de bienes a nivel regional, aunque también mantuvieron vínculos con grupos del norte y occidente de lo que hoy es el territorio nacional.

"De esa manera se abordarán las relaciones y confrontaciones entre sociedades con distinto nivel de organización y desarrollo social, formando desde el Bajío un laboratorio para entender un proceso cultural de gran interés para la arqueología", anotó Efraín Cárdenas,

Para la mayor difusión de Peralta, tanto a nivel nacional como en el extranjero, TV UNAM, el Colegio de Michoacán y Explora México, produjeron un documental por medio del cual se da cuenta de la consolidación de distintas estructuras y los más recientes descubrimientos en el sitio arqueológico.

Peralta abarca aproximadamente 150 hectáreas, en las cuales están distribuidos seis grandes conjuntos: la zona nuclear y cinco asentamientos periféricos, su arquitectura se caracteriza por la presencia del llamado patio hundido o cerrado, es decir, estas explanadas están delimitadas por templos colocados en los cuatro extremos. En Guanajuato hay 174 sitios que comparten este rasgo.

Entre los 50 entierros que hasta el momento se han descubierto, destaca el de una mujer, acompañado de una rica ofrenda compuesta por objetos cerámicos y collares de concha y turquesa; así como evidencias de la realización del "ritual del volador", que no se tenía documentado para el Bajío.

Para la apertura de Peralta, el INAH, el gobierno de Guanajuato y el municipio de Abasolo, pusieron en marcha previamente un programa de ordenamiento territorial que contempló a los ejidatarios y propietarios de Cerro Peralta.

Gracias a este programa se adquirieron cerca de 25 hectáreas, en las cuales se localiza el núcleo de la zona arqueológica, sin embargo, se ha sensibilizado a los ejidatarios y propietarios privados, para que ellos mismos protejan y conservan 350 hectáreas más alrededor del sitio, que constituyen una reserva ecológica en la región.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *