Home Buenas Noticias Escultor mexicano Javier Marín gana concurso para diseñar retablo mayor de la Catedral de Zacatecas
Buenas Noticias - November 25, 2008

Escultor mexicano Javier Marín gana concurso para diseñar retablo mayor de la Catedral de Zacatecas

La Gobernadora del Estado,
Amalia García, atestiguó el fallo
por el cuál se dio a conocer al
ganador del concurso para
realizar el proyecto
Foto: Cortesía zacatecas.gob.mx

Zacatecas, Zac.- 25 de Noviembre del 2008.- (CONACULTA) El escultor mexicano Javier Marín ganó el concurso para la elaboración del diseño del retablo mayor de la nave principal y presbiterio de la Catedral de Zacatecas.

El artista plástico, oriundo de Uruapan, Michoacán (1962), obtuvo la licitación con un proyecto de retablo que concilia elementos plásticos de los estilos barroco de los siglos XVI y XVII, neoclásico del XVIII y  contemporáneo.

Su diseño fue seleccionado entre tres trabajos finalistas y nueve obras previamente aprobadas de un cuerpo competitivo inicial en el que participaron 16 artistas mexicanos y zacatecanos ampliamente reconocidos.

El dictamen fue dado a conocer en una conferencia de prensa encabezada por la gobernadora de Zacatecas, Amalia García Medina, el obispo de la diócesis local Fernando Mario Chávez, y Xavier Cortés Rocha, director de Sitios y Monumentos del Patrimonio Cultural del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta).

El retablo de Marín, quien concursó con el seudónimo CZMC08, está dedicado a la Virgen de la Asunción y una vez construido tendrá 17.89 metros de alto, 12.27 de ancho y una superficie total aproximada de 68 metros cuadrados.

La propuesta integral contempla en el cuerpo central del retablo la creación de una decena de diez figuras escultóricas –incluidas una cruz y la Virgen de la Asunción– que se elaborarán en bronce, madera y hoja dorada.

El autor del proyecto, actualmente en Roma, se reunirá próximamente con el Comité Consultivo Asesor para proceder a la construcción de la nueva pieza artística, la cual podrá ser concluida en 18 meses, informó la gobernadora García Medina.

El director de Sitios y Monumentos del Conaculta, Xavier Cortés Rocha, mencionó que el nuevo “elemento de remate de la nave principal y presbiterio de la Catedral de Zacatecas” cubrirá el espacio que varios retablos anteriores dejaron vacío desde la segunda mitad del siglo XIX.

La mandataria zacatecana, Cortés Rocha, el arquitecto Salvador Aceves, asesor de la dirección del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), y la investigadora Clara Bargellini, del Instituto de Investigaciones Estéticas de la Universidad Nacional Autónoma de México, coincidieron en resaltar la importancia de esta pieza complementaria de la Catedral de Zacatecas.

También encomiaron la pulcritud y nitidez con que se emprendió el proyecto del retablo mayor, el cual implicó la participación colegiada de más de 20 instituciones y personalidades académicas y de la sociedad civil para debatir sobre la viabilidad artística y la legalidad jurídica de la obra.

El diseño de Marín fue aprobado casi por unanimidad por un jurado integrado por nueve especialistas en artes plásticas, entre ellos Cortés Rocha, Aceves, Bargellini; un representante del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) y los secretarios de Turismo y Obras Públicas de Zacatecas, Rafael Flores Mendoza y Héctor Castanedo, respectivamente.

Los otros trabajos finalistas, que recibieron mención honorífica, fueron del retablista Alfonso Hernández Hernández, quien concursó con el seudónimo Gamiños y propuso un diseño barroco de estilo tradicional,  y del arquitecto Ernesto Gómez Gallardo, quien usó el seudónimo Asumpta cuya una propuesta es básicamente contemporánea.

Javier Marín, egresado de la Escuela Nacional de Artes Plásticas de la Academia de San Carlos (UNAM), ha presentado más de 50 exposiciones individuales, participado en más de 200 colectivas y es uno de los artistas mexicanos con mayor reconocimiento en el ámbito internacional.

La catedral de Zacatecas se comenzó a construir en 1550 y fue terminada en 1752, pero en los siglos posteriores se llevaron a cabo diversas intervenciones en el monumento.

Hacia el año de 1845, se promovió la construcción de un ciprés en el centro del presbiterio con el fin de sustituir el retablo barroco. Posteriormente, el ciprés fue reemplazado por una pintura mural de la autoría de Manuel Pastrana. Entre los años 1910 y 1914 se colocó sobre el altar un ciprés de mármol y se retiró la pintura mural. Años más tarde se perdió nuevamente el elemento de remate.

Por este motivo, el gobierno de Zacatecas, la Diócesis de Zacatecas, el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes y el Instituto Nacional de Antropología e Historia convocaron al concurso para el diseño del remate de la Catedral de Zacatecas, con el objetivo de integrar una obra contemporánea al espacio, de acuerdo con las bases históricas y el mensaje iconográfico del monumento.

(ATR)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *