Home Música “Encuentro de las Huastecas” en Amatlán, la mejor fiesta popular de huapango en la Huasteca
Música - November 24, 2008

“Encuentro de las Huastecas” en Amatlán, la mejor fiesta popular de huapango en la Huasteca

Santiago, segundo de izquierda
a derecha con el trío
tamaulipeco 'Alba Huasteca'
en Amatlán, Veracruz
Foto:
Gregorio Martínez M./Azteca 21

Por Gregorio Martínez Moctezuma
Corresponsal Azteca 21

Ciudad de México. 22 de noviembre de 2008. Es un hombre joven, comprometido profundamente con su cultura y su pueblo huastecos, a los que ha entregado gran parte de su tiempo, esfuerzo y dedicación en los últimos ocho años a través del Patronato Pro Huapango y Cultura Huasteca A.C., que organiza cada año el “Encuentro de las Huastecas”. En este 2008 “ya mero les cae el veinte”, pues se realizará la “XIX Fiesta Anual del Huapango” en Amatlán, Veracruz, del 28 al 30 del presente mes. Se trata de Santiago Pérez Gómez, quien, en entrevista con Azteca 21, nos cuenta algunos pormenores de tan importante manifestación de la cultura popular mexicana.

Santiago, cuéntame, a una semana de la XIX edición del “Encuentro de las Huastecas”, cómo se vive el ambiente y la organización del mismo, cómo se integra el equipo de trabajo, cuánta gente participa directamente…

Pues en cuestión de organización vamos muy bien, ya que se han unido todas las fuerzas del pueblo, como la Agencia Municipal, que encabeza el profesor Alberto Prianti Andrade; el presidente de la H.J.M.M.C. y M., que preside Juan José Salas Osorio, nuestro alcalde, el profesor Andrés Obando Torres, así que todos estamos trabajando con mucho amor y cariño para brindarles a los visitantes lo mejor en cuanto a servicios se refiere. En este año contaremos con un circuito vial, que, como recordarás en años pasados, por la ubicación y la poca infraestructura del pueblo, pues se dificultaba el tránsito vehicular, entonces este circuito y amplios estacionamientos vendrán a beneficiar a todos los visitantes. En cuanto a la organización del programa general, éste está muy completo, ya que habrá presentaciones de grupos, tríos, decimistas, bandas de viento que nos envían las delegaciones de los estados de los pueblos indígenas, artesanías, etcétera, y que todo apuntala en este año a recibir la misma cantidad de participantes y expositores, que oscila entre mil 200 a mil 400, además de la población que asiste a presenciar del evento.

¿Tienes un estimado de cuánto cuesta hacer este evento, cuánto aporta el municipio, el Gobierno del estado, hay recuperación…?

Pues mira, el evento tiene un costo de aproximadamente de 200 mil pesos, al que en este año el Gobierno del Estado, que encabeza el licenciado Fidel Herrera Beltrán, está aportando 105 mil pesos; el Gobierno Municipal está apoyando en especie, mediante el arreglo y acondicionamiento para la vialidad, seguridad y en las diferentes comisiones que tenemos que realizar para la difusión del evento en los distintos medios de comunicación, y el Patronato, que me honro en presidir, busca los apoyos entre la población y la sociedad civil, así que todos hacemos posible este evento. En años anteriores ha quedado en deuda el Patronato, pero hoy, con el apoyo del Gobierno del Estado, estimamos que quedará un poco de ganancia, pero no son las grandes cantidades de dinero. Este evento se realiza porque queremos y amamos la tradición y queremos seguir siendo el festival de mayor relevancia y resonancia en la Huasteca.

Desde tu perspectiva, ¿podrías comentarme cuál es la evolución que ha tenido este importante evento?

La evolución, en cuanto al desarrollo del festival, ha tenido ligeros cambios, pero sin quitar la esencia del festival, se han modificado las formas de participación, es decir, la mecánica. Otra evolución es que la fiesta es cada año más reconocida por los huastecos, mostrando ser siempre el único foro donde se dan cita bailadores académicos y tradicionales, y desde luego la fecundidad de festivales en torno a éste, que son las tradicionales huapangueadas que se desarrollan en la Sierra de Otontepec.

¿Cuánta gente calculan que los visitó el año pasado, cuánta creen que llegue esta vez?

Pues el año pasado de participantes tuvimos aproximadamente mil 200 y una cantidad de visitantes de aproximadamente cinco mil por día, sábado y domingo. Esperamos contar este año con la misma cantidad de personas, pero eso sí, más cantidad de participantes y desde luego aquellos que participarán por primera vez.

Háblame de los homenajeados en este año y cómo los eligen.

Son cuatro importantes personajes de la cultura popular de la Huasteca. Así, el trío Soraima y sus Huastecos, a quienes tenemos el agrado de recibir en este festival desde hace muchos años, ellos han fortalecido la música de la Huasteca a través de la creación de talleres de música huasteca en el estado de Tamaulipas, han pasado por esas instituciones muchas personas que hoy sobresalen en la música en la Huasteca, pero, ante todo, es merecido reconocer ese trabajo que ellos han desarrollado, además de ser excelentes músicos y compositores. El trío Macuilxóchitl, de los hermanos Herrera, de Filmoure, California, quienes, a pesar de ser de otro país y por sus orígenes huastecos, han dado a conocer ese gusto por nuestra música y folclor mexicanos, a través de su grupo han estado en varios foros nacionales e internacionales dando a conocer la música huasteca, además de que ellos se iniciaron hace muchos años y que el primer foro donde mostraron el amor hacia nuestra huasteca fue en Amatlán. El trío Ozuluama, quienes a lo largo de los 19 años han estado de manera permanente en el festival y han llevado la música de la Huasteca a muchos foros nacionales y se han destacado por los talleres que también han desarrollado en su municipio. Por último, don Heraclio Alvarado, de Colatlán, municipio de Ixhuatlán de Madero, Veracruz, quien se ha destacado por interpretar la música huasteca en ese municipio desde hace muchos años, además algo muy notorio en su vida de músico son las interpretaciones de los sones de carnaval, quien por cierto presentará su disco denominado “Lacostumbre”. Para designar las entregas de estos máximos reconocimientos que otorga el festival, nos basamos en las propuestas que tenemos de nuestros delegados regionales, quienes proponen, pero a través de una dictaminación, de acuerdo con el trabajo que han realizado en la Huasteca, así se toma la determinación.

Por favor, comparte con los lectores de Azteca 21 una anécdota o experiencia grata que haya sucedido en 2007.

Pues algo muy peculiar en este tiempo, una bendición de Nuestro Padre Dios, la lluvia, el día viernes, cuando nos disponíamos a presenciar las danzas tradicionales comenzó una muy leve lluvia, pero eso no disminuyó el gusto por continuar con el evento, sin embargo fue un impulso, porque los visitantes comenzaron a bailar. El día sábado estuvo muy padre el día, muy soleado y caluroso, y en la madrugada nuevamente se soltó una fuerte lluvia, todo el día domingo estuvo así, pero nuevamente el gusto por el huapango salió a relucir porque los participantes estuvieron ahí, esperando su turno para subir al escenario. Realmente ése es un orgullo para nosotros, el ver a la gente desvivirse por estar en la fiesta de Amatlán y que, pese a la situación del clima, ellos siguen ahí, participando, porque nos han tocado días muy calurosos, pero también días de mucho frío y lluvia, pero el gusto por estar en este pueblo no lo limita el clima.

¿Deseas agregar algo más?

Pues que los invitamos a todos a que visiten Amatlán, es un pueblo rústico, con muy poca infraestructura, pero con un gran corazón y calidez, donde lo podrán constatar, si vienen a esta Catedral del Huapango. Los esperamos los días 28, 29 y 30 de noviembre en la mejor fiesta popular de huapango en la Huasteca.

Gracias, Santiago.

Gracias a ti y aquí los esperamos.

Amatlán se ubica a pocos kilómetros de Naranjos, Veracruz. Por lo tanto, para todos los que deseen vivir una experiencia inolvidable, con base en la música y bailes de huapango, así como en la hospitalidad de un pueblo generoso y amante de su tradición y su fiesta, el punto de referencia es llegar por autobús a Naranjos (en automóvil, del D.F., la ruta es Tulancingo-Poza Rica-Potrero del Llano-Naranjos), de ahí un camión o taxi los deja fácil y rápidamente en Amatlán, la Catedral del Huapango desde 1999, año en que así lo nombró el ex gobernador Miguel Alemán Velasco.

Comentarios a esta nota: gregorio.martinez@azteca21.com

Libros sobre Veracruz en www.vialibros.net

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *