Home Toros y Deportes Manolo Mejía con dos orejas, es el triunfador de la séptima corrida de la temporada
Toros y Deportes - November 16, 2008

Manolo Mejía con dos orejas, es el triunfador de la séptima corrida de la temporada

En una faena que pocas
veces se ve, Mejía
sacó varias tandas
de monumentales
y lentos naturales
Foto: Cortesía lamexico.com

Ciudad de México.- 16 de Noviembre del 2008.-  Con una gran faena que fue premiada con dos orejas, el diestro capitalino Manolo Mejía fue el triunfador de la séptima corrida de la Temporada Grande 2008-2009 de la Plaza de Toros México, festejo donde el mexiquense Fermín Spínola cortó un apéndice.

En este séptimo festejo de la Temporada Grande del coso capitalino hicieron el paseíllo el capitalino Manolo Mejía, el mexiquense Fermín Spínola y el aguascaletense Pedro Rubén que confirmó su alternativa.

Los alternantes despacharon un bien presentado encierro de la dehesa michoacana de El Junco, que en promedio dio en la báscula 510 kilogramos.

Con el astado con el que confirmó su alternativa, "Pacorro", que registró 480 kilos en la báscula, el joven diestro aguascaletense tuvo enfrente a un buen burel, justo de fuerza pero con un noble recorrido por el lado derecho.

El novel matador entendió las condiciones del astado y lo fue llevando poco a poco, dando espacio a su rival, sin atosigarlo, logrando buenas tandas de derechazos así como una buena de naturales. Mató de pinchazo y media perpendicular trasera. El toro tardó en caer y el confirmante se retiró en medio de silencio.

Con el que cerró plaza, "Paturro", ejemplar de 512 kilos, Pedro Rubén definitivamente mostró su novatez al no cuajar una faena ante un astado difícil y áspero, que resultó poco toreable. Pinchó tres veces, escuchó aviso y dejó estocada profunda con la que dobló el burel.

A su vez, el veterano diestro Manolo Mejía, con su primer astado de la tarde, "Avispón", ejemplar que dio en la báscula 526 kilogramos, se encargó de colocar las banderillas y en sus tres oportunidades colocó bien los palitroques.

Con la muleta, el diestro capitalino de plano no le pudo hacer faena, debido a que el toro vino a menos, se le fue la fuerza y no tenía recorrido, por lo que optó por abreviar y los despachó con una estocada un poco trasera.

Con su segundo, "Don Fer", que registró 513 kilos en la romana, el matador capitalino mostró que tiene muy buena vista y que sabe detectar cuando tiene un buen astado entre manos, pues este ejemplar resultó noble y de recorrido.

En una faena que pocas veces se ve, Mejía cuajó un gran toreo por el lado izquierdo, ya que sacó varias tandas de sentidos naturales, con un astado que tenía un largo recorrido y que entraba en la suerte a media altura.

Por el lado derecho, el burel de la vacada michoacana no era de recorrido tan claro como lo era por el izquierdo, por lo que decidió a bien seguir trasteando a su ejemplar por este lado. Mató de estoconazo. El astado dobló rápido y se le dieron dos orejas, además de dar triunfal vuelta al aro en compañía del ganadero

El hijo del ganadero de 'El Junco'
salió a hombros junto
con el maestro Manolo Mejía
Foto: Cortesía lamexico.com

A su vez, el tercer espada de este festejo, el mexiquense Fermín Spínola con su primer toro, "Fito", el cual registró 485 kilos en la romana, el mexiquense se llevó un buen susto al colocarle las banderillas.

Luego de colocar dos buenos pares, Spínola buscó poner el último par "Al Quiebro", pero al hacer el cite en terrenos cortos, el toro alcanzó a prender con el pitón derecho la taleguilla del matador, haciéndolo volar y cerca estuvo de prenderlo. Se levantó para colocar en buen sitio este tercer par de banderillas.

Con la muleta, Spínola entendió bien a su socio, el cual si bien seguía mostrándose áspero y corto de embestida, pudo arrancarle buenas tandas de pases por ambos lados.

A base de insistir, el mexiquense logró trastear un poco más a su astado y logró par de buenas tandas por el lado derecho. Mató de media estocada aún cuando el toro tardó en doblar, por lo que se le concedió un apéndice y además de darle triunfal vuelta al ruedo.

Con el quinto de la tarde, "Canónigo", ejmeplar que registró 543 kilos, Spínola se llevó su segundo revolcón al torear con el capote. Colocó tres buenos pares de banderillas. Al hacer su faena con la muleta estuvo pisando terrenos comprometidos.

El astado no tuvo mucha fuerza y empezó a quedarse en el recorrido. En primera instancia pinchó y después colocó estocada pero el burel no dobló, se amorcilló y a pesar de que el diestro mexiquense intentó varios descabellos, desafortunadamente escuchó tres avisos, por lo que se fue vivo el astado.
 

(Notimex)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *