Home Arte y Cultura I Coloquio “Estudios sobre cultura marítima en México”, en el Centro Histórico de Ciudad de México
Arte y Cultura - November 10, 2008

I Coloquio “Estudios sobre cultura marítima en México”, en el Centro Histórico de Ciudad de México

En enero entrará en vigor la
Convención de la UNESCO sobre
la 'Protección del Patrimonio
Cultural Sumergido'
Foto: Cortesía INAH

Ciudad de México.- 10 de Noviembre del 2008.- (INAH) México fue el octavo país en ratificar la convención de la UNESCO sobre la Protección del Patrimonio Cultural Sumergido, que entrará en vigor en enero de 2009, por lo que su negociación y explotación con buscadores de tesoros no ha estado ni estará a discusión, declaró Pilar Luna Erreguerena, titular de la subdirección de Arqueología Subacuática (SAS) del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), al anunciar el Primer Coloquio de Cultura Marítima en México.

Nuestro país, a través del INAH, se convierte en el primer país del mundo en realizar un foro de estas características, al reunir a especialistas que han desarrollado investigaciones sobre el mar y su relación con el hombre, desde disciplinas como la historia, arqueología y antropología, entre otras.

"México es uno de los países más respetados del orbe por su histórica labor enfocada a la protección del patrimonio cultural sumergido; los grandes tesoros subacuáticos producto del intercambio comercial vía marina, nos obliga a protegerlos y por ello no están a la venta ni en subasta", puntualizó en conferencia de prensa Luna Erreguerena.

El Primer Coloquio "Estudios sobre cultura marítima en México", tendrá lugar del 12 al 14 de noviembre en Licenciado Verdad Nº 2, en el Centro Histórico de la ciudad de México, y durantes esos días, 20 expertos darán a conocer sus investigaciones en igual número de ponencias.

Entre las instancias participantes se encuentran los institutos de Investigaciones Históricas de las universidades Nacional Autónoma de México (UNAM) y Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH), además de la Universidad Iberoamericana (Uia).

Otros especialistas se hallan adscritos a diversas dependencias del INAH: la SAS, la Dirección de Estudios Arqueológicos y el Museo del Templo Mayor; así como de la UNAM, caso de la Facultad de Filosofía y Letras, y de la Escuela Nacional Preparatoria Nº 9. También destaca la presencia de El Colegio de México a través del Centro de Estudios de Asia y África.

En su intervención, Flor Trejo Rivera, coordinadora del coloquio, mencionó que el foro cobra relevancia ya que la información histórica sobre la relación del hombre con el mar es poca; la importancia de los mantos acuíferos en la vida del ser humano es de suma importancia ya que gran parte de los procesos comerciales y culturales se dieron por medio de él.

"El mar ha generado muchas cosas a lo largo del tiempo, desde miedo hasta placer, pasando por la curiosidad natural y científica; estas cuestiones, entre otras, han sido las causas para que sea retratado por diferentes especialidades que serán vinculadas entre sí en este coloquio", agregó la especialista.

El Primer Coloquio "Estudios sobre cultura marítima en México" abrirá con la conferencia magistral Gonzalo Milano, navegante y hombre de negocios de la Carrera de Indias, que impartirá el doctor Fernando Serrano Mangas, de la Universidad de Extremadura, España.

Algunas de los temas a tratarse, son: Rutas marítimas: de Veracruz a La Habana; Las presas del corsario. El capitán Pedro de Castro y el sistema defensivo de la costa de Campeche (1679-1681); Arqueología marítima de los mayas: pesca, navegación y comercio; y Armas para el Plan de Iguala. El tráfico marítimo para la insurgencia de Iturbide de 1821, un plan fallido en el puerto de Acapulco.

La arqueóloga Pilar Luna Erreguerena, titular de la SAS, expresó que la intención de este foro "es acercar a los estudiosos de la cultura marítima y obtener una perspectiva inicial de lo que se está haciendo en México, de manera que en las reuniones futuras se pueda profundizar en temáticas más específicas como fuentes, metodologías, líneas de investigación o sobre el estado que guarda esta especialidad".

Lo venido del mar

México cuenta con casi 11, 000 kilómetros de litorales y hasta 200 millas náuticas mar adentro en las que se ejercen diferentes regímenes de jurisdicción. A esta cifra se añade la riqueza de sus ríos, lagos, lagunas, manantiales, cenotes, cuevas inundadas y demás cuerpos de agua continentales, lo que representa un universo mayor que el terrestre.

Pese a esta riqueza acuática, Flor Trejo Rivera, historiadora del INAH y coordinadora del coloquio, consideró que existe un "prejuicio" alrededor de lo venido a nuestro país por vía marítima, sobre todo en relación con el arribo de los conquistadores españoles.

"Finalmente, los colonizadores llegaron por mar y durante el virreinato, la industria marítima fue un monopolio del imperio español. Los tripulantes de los barcos solían ser peninsulares o de otras partes de Europa, no se entrenaba en estos menesteres a gente nacida en América."

"Lo anterior ocasionó que tras el movimiento insurgente, no quedara una formación náutica, de navegación transatlántica. Las ex colonias americanas carecían de una tradición en la construcción de barcos; y en México, los vaivenes políticos entre liberales y conservadores en el siglo XIX, impidieron atender debidamente los asuntos relacionados nuestros litorales", explicó la investigadora adscrita a la SAS.

Este rezago —anotó— continúa hasta la actualidad, si se considera que las navieras nacionales son pocas y casi no se fabrican barcos, salvo algunos que pertenecen a países extranjeros. "Se nos ha olvidado que gran parte de nuestra historia tiene que ver con el mar".

Más allá del intercambio comercial —principalmente tecnológico— y cultural, traído por mar a la República Mexicana, los nexos con “las olas” se cruzan en manifestaciones sutiles de la vida cotidiana.

"Por ejemplo, el dicho: "dar al traste", proviene del léxico marinero. Cuando en el siglo XVI una galera (embarcación que nunca se usó en América) se volteaba o anegaba, los bancos o trastes, terminaban tirados, de ahí que esta frase remita a una connotación de naufragio o accidente."

"Así mismo, suntuosas mercancías traídas mediante el Galeón de Manila —el cual arribaba en el puerto de Acapulco— llegaron a parar en casas no necesariamente de gente pudiente. Los biombos podían encontrarse casi en cualquier casa de la Nueva España, cuando en Europa sólo se hallaban en residencias de la nobleza".

Flor Trejo detalló que en nuestros días, el 90 por ciento del comercio en México se realiza por vía marítima, además de ser una importante fuente de recursos para la alimentación, que desgraciadamente se ha pensado como inagotable.

"Aún ‘estamos en pañales’ en relación con el conocimiento del mar y su comportamiento, se han descubierto una cantidad considerable de nuevas especies, incluso, todavía está en discusión el porqué es salado", concluyó la experta.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *