Home Música “Stringfever”, con las venas en la música o la música sin solemnidad
Música - October 26, 2008

“Stringfever”, con las venas en la música o la música sin solemnidad

El público, que casi llenó el teatro,
se la pasó riendo y gozando
del espectáculo de estos
desenfadados músicos ingleses
Foto:
Festival Internacional Tamaulipas

Por Gregorio Martínez Moctezuma
Corresponsal Azteca 21

Ciudad Victoria, Tamaulipas. 26 de octubre de 2008. El teatro Amalia González de Castillo Ledón, del Centro Cultural Tamaulipas de esta ciudad, fue el escenario en el que cuatro músicos ingleses, integrados en el cuarteto “Stringfever”, presentaron la noche del pasado miércoles, una verdadera muestra de que la música no tiene por qué ser solemne y pesada si se le trata como debe: con conocimiento, dominio escénico y como un pretexto o medio lúdico, lo cual transmitieron perfectamente a los espectadores. Vaya, por alguna razón, me hicieron recordar a “Les Luthiers”.

Esto lo consiguen los hermanos Giles, Ralph, Neal y su locuaz primo Graham, todos de apellido Broadbent, con base en dominar sus instrumentos eléctricos (tres violines y un violonchelo, o al revés), una magnífica selección musical (todos podrían ser denominados “estándares”) y un contagioso sentido del humor, basado, en este caso, más en los gestos y actitudes que en el lenguaje, aunque contaron con un traductor que, entre pieza y pieza del programa, comunicaba las introducciones y comentarios de Ralph Broadbent, que fungía como presentador.

De hecho, los platos fuertes del banquete de esta noche, y supongo que de toda su gira en el X Festival Internacional Tamaulipas (FIT), fueron su versión del “Bolero”, de Maurice Ravel, en el que tocan el violonchelo a ocho manos, y “La historia de la música en cinco minutos”, un mosaico sonoro y veloz por muchos de los momentos clave de ese arte, tanto de la música de concierto como de la llamada pop y el rock: desde una melodía medieval, pasando por Haendel, Mozart, Beethoven y Rossini, hasta Gershwin, Elvis Presley, Roy Orbison, Deep Purple, Michael Jackson y otros, en una afortunada y rauda rapsodia contemporánea.

El público, que casi llenó el teatro, se la pasó riendo y gozando del espectáculo de estos desenfadados músicos ingleses, y los ovacionó cuando les complacieron, “otra más, la última de verdad”, con “Rapsodia bohemia”, de Queen, una especie de epítome de su propio show. “Stringfever” estará el 23 en Reynosa, en Matamoros el 24, el 25 en Nuevo Laredo y cerrará el FIT el domingo 26 en Mier, en la Plaza Juárez, en punto de las 20 horas.

Comentarios a esta nota: gregorio.martinez@azteca21.com

Libros sobre música en www.vialibros.net

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *