Home Espectáculos Bianca Marroquín triunfa en Matamoros con “Sólo pido”
Espectáculos - October 24, 2008

Bianca Marroquín triunfa en Matamoros con “Sólo pido”

Bianca llegó al final de su
espectáculo
-acompañada por un pianista-
ante las aclamaciones del público
Foto: Gregorio Martínez M./Azteca 21

Por Gregorio Martínez Moctezuma
Corresponsal Azteca 21

Matamoros, Tamaulipas. 20 de octubre de 2008. Esta noche fresca y hermosa será inolvidable para Bianca Marroquín y para los matamorenses que tuvieron el privilegio de estar presentes en el Auditorio del Parque Cultural Olímpico, que lucía pletórico, con casi dos mil personas disfrutando del arte vocal e histriónico de la artista mexicana nacida en la "Sultana del Norte", la primera en tener un protagónico en Broadway en el musical “Chicago”.

Acompañada de siete músicos y cuatro bailarines excelentes, y con el soporte de un proyector que lanzaba sobre el escenario una mariposa blanca, Bianca –también ha cantado en “Rent”, “La Bella y la Bestia” y “El fantasma de la ópera”, entre otros musicales– poco a poco fue desgranando con su voz su propia historia personal, familiar y profesional en “Sólo pido”, musical con temas de su autoría y de otros dedicado a la memoria de su madre, Evelina, fallecida en mayo del año pasado, quien, a pesar del dolor experimentado por su hija, seguramente le hubiera dicho “el show debe continuar”.

Así, con anécdotas y remembranzas de su esfuerzo para llegar a donde está, en el Parnaso musical neoyorquino, Bianca llegó al final de su espectáculo ante las aclamaciones del público, que reconoció en ella a una matamorense, pues la artista pasó parte de su juventud en esta ciudad tamaulipeca –por cierto interpretó “Mi Matamoros querido”, de Rigo Tovar–.

Casi dos mil personas le
cantaron 'Las Mañanitas' a
Mariana a petición de Bianca
Foto:
Gregorio Martínez M./Azteca 21

Entre el público se encontraba su hermana Sara, que esta noche cumplió 25 años, por lo que la artista pidió a los asistentes que la ayudaran a interpretar “Las mañanitas”. Posteriormente, abandonó el escenario, al que regresó después de los gritos y los interminables aplausos del público que la requería.

Entonces, acompañada por un pianista, interpretó “Amorcito corazón”. Al concluir, intenté hablar con la artista, pero gente de su equipo me rogó que la disculpara, pues estaba agotada debido a que durante todo el día había concedido entrevistas a la prensa local.

No obstante, pude hablar brevemente con Sara Marroquín, quien comentó: “Éste es un día muy especial para mí, pues se juntaron dos cosas muy especiales, como lo son mi cumpleaños y su show, de cómo llegó a Broadway, que también incluía cosas de mi mamá, en paz descanse, entonces fueron cosas muy emotivas, pero muy enlazadas las tres”.

Añadió que el caso de Bianca era increíble y un ejemplo de cómo podemos venir de un pueblo y llegar a triunfar en una gran ciudad, pues recordaba cómo, siendo ella una niña, veía a su hermana tocando el piano, componiendo y creando música. “Sé que ha llegado muy lejos y que llegará a donde quiere, con todo el esfuerzo, la energía, las ganas y el talento, que llegue con cuidado, se lo deseo con todo el amor que le tengo”, concluyó.

Posteriormente, el coordinador de logística durante el show, Antonio Romero, que ha trabajado con Bianca desde hace años, aseguró que la de esta noche fue “una función mágica, quizá por volver a sus raíces, aunque ‘Sólo pido’ se estrenó hace dos semanas en la ciudad de México, pero no venía hace dos años a Matamoros, entonces hacerlo aquí fue muy emotivo, pues el tema principal se lo dedicó a su madre, que falleció no hace mucho”, explicó.

Comentarios a esta nota: gregorio.martinez@azteca21.com

Libros sobre cine musical en www.vialibros.net

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *