Home Música “María de Lourdes luchó toda su vida para mantener viva la música mexicana”: Hans Eversteijn
Música - October 21, 2008

“María de Lourdes luchó toda su vida para mantener viva la música mexicana”: Hans Eversteijn

A casi once años de su
muerte, la 'Fundación
María de Lourdes', en
Holanda, le rindió tributo
a su memoria con un
DVD con sus actuaciones
en los Países Bajos
Foto: Cortesía Hans Eversteijn

 

La Fundación María de Lourdes, en Holanda, presentó el primer DVD de la cantante mexicana

Por Gregorio Martínez Moctezuma
Corresponsal Azteca 21

Ciudad de México. 20 de octubre de 2008. Si a un mexicano mayor de edad se le cuestionara qué le dice el nombre de María de Lourdes Pérez López seguramente respondería que nada. En cambio, si se le preguntara sólo por María de Lourdes, lo más probable es que replicara con una pregunta: “¿La Embajadora de la Canción Mexicana?”. Y es que así era conocida esta renombrada cantante, que llevó la música y el folclor mexicanos a casi todo el mundo.

María de Lourdes Pérez López nació el 30 de diciembre de 1939 en la ciudad de México y desde niña surgió en ella el gusto por las canciones rancheras al escuchar por la radio a intérpretes de la talla de Jorge Negrete y Lucha Reyes, entre otros. Siendo muy joven cantaba en fiestas y reuniones sociales, hasta que ingresó a la XEQ, después de participar en un programa de aficionados. Posteriormente, su talento la llevó a “La voz de la América Latina”, la XEW.

A partir de ahí, el éxito fue su compañero. En 1963, fue invitada por Sukarno, el presidente de Indonesia, y esta visita a un país extranjero fue el inicio de un periplo que la llevó a numerosas naciones. Por tal motivo, Miguel Alemán Valdés, entonces presidente del Consejo Nacional de Turismo, la nombró oficialmente “Embajadora de la Canción Mexicana”, título honorario que ostentó con orgullo y que mereció justificadamente. Tan es así que en 1991 fue invitada a Holanda por la reina Beatriz y el príncipe Bernardo, sus admiradores, donde obtuvo tal éxito que se transmitió un concierto en vivo y se crearon clubes de fans.

María de Lourdes regresaba cada año a presentarse a Holanda, donde realizaba giras con teatro lleno. Tenía muchos seguidores en ese país europeo. El 6 de noviembre de 1997, tras una exitosa gira por varias ciudades holandesas y presentaciones en radio y televisión, se disponía a regresar a México cuando un paro cardiaco calló su voz para siempre en el Aeropuerto Schiphol de Ámsterdam.

A casi once años de su muerte, la Fundación María de Lourdes, en Holanda, le rindió tributo a su memoria con la publicación, por primera vez, de un DVD con sus actuaciones en los Países Bajos. Hans Eversteijn, presidente de la Fundación María de Lourdes, quien vive en Maastricht, en el sur holandés, con la colaboración de Carolina de Holanda, nos habla de la inolvidable artista mexicana y del DVD.

En la presentación del DVD, Carolina
Voorbergen, mejor conocida como
Carolina de Holanda, interpretó
algunos de éxitos de la
inolvidable cantante mexicana
Foto: Cortesía Hans Eversteijn

Hans, háblame de la creación de la Fundación María de Lourdes, ¿cómo surge, por iniciativa de quiénes, por qué en Holanda, cómo funciona o qué actividades realizan…?

En 2002, tomé las riendas para iniciar la Fundación María de Lourdes, en conjunto con otros amantes de la música mexicana y fans de la extraordinaria cantante. También la cantante holandesa y alumna de María de Lourdes, Carolina Voorbergen, mejor conocida como Carolina de Holanda, estuvo colaborando desde aquel inicio. Básicamente, tratamos de propagar y promocionar su ideario, sobre todo en el terreno de la conservación de la música mexicana tradicional. Para más información, tenemos una página web (www.mariadelourdes.nl), en la que los lectores pueden encontrar los objetivos de la Fundación.

Han transcurrido casi once años de la muerte de María de Lourdes, ¿la conociste personalmente, qué experiencias te dejó, alguna anécdota…?

Yo conocí a María de Lourdes a través de los elepés que yo tenía de ella. Los compré en México en los años sesenta, cuando anduve viajando por el mundo en buques de carga. Con frecuencia anclamos en Latinoamérica y México. En Tampico y Veracruz escuché y vi por primera vez a grupos de mariachi y tríos jarochos. Me enamoré al instante y compré discos de los grandes de la música mexicana, también de María de Lourdes, quien se convirtió en mi preferida. Hasta el día de hoy conservo esos discos y los cuido como un gran tesoro. Sí, conocí a María de Lourdes en persona. Nuestro primer encuentro fue en 1993 en el aeropuerto Schiphol Ámsterdam, cuando ella arribó para su gira en nuestro país. En aquel entonces yo era miembro de la mesa directiva de uno de sus clubes de fans. Cuando llegaba a Holanda, siempre invitaba a los directivos de sus clubes a su hotel para tomar algo con ella y platicar un rato. Guardo recuerdos muy bonitos de esas visitas. Era muy hospitalaria: nos ofrecía café u otra cosa y nos llenaba de regalos (siempre artesanía mexicana). Mostraba mucho interés en las actividades del club de fans. María era una gran señora con carisma y buen sentido de humor. Siempre dispuesta a hacer algo especial para su club de fans. Un ejemplo: una vez le pedimos si podíamos grabar en video un saludo a sus fans para las fiestas de Navidad y Año Nuevo. Inmediatamente dirigió unas palabras muy bonitas hacia la cámara y en diciembre enseñamos esas imágenes a todos los fans. Una anécdota que me gusta es algo que ocurrió durante un concierto en Bélgica, nuestro vecino suriano. Tienes que saber que hay algo de rivalidad entre Holanda y Bélgica, por ejemplo, cuando los dos países se encuentran en un partido de futbol y hay muchos chistes sobre nuestros vecinos y sus costumbres. Una de las canciones que María cantó en el concierto era “Viva México”. En esta canción se grita en el estribillo: “¡Viva Mexico! ¡Viva América!” y ella siempre agregaba: “Viva Holanda también!” cuando actuaba en nuestro país. Pero en esa ocasión, ella no estaba en Holanda, sino en Bélgica. No se dio cuenta, gritó a pecho abierto: “Viva Holanda” y se sorprendió de que el público se quedó callado. Nosotros, en primera fila, le queríamos ayudar: “No, no, María, ¡Viva Bélgica, viva Bélgica!”, pero ya era demasiado tarde. Después del concierto, nos reímos todos a carcajadas; por supuesto, también María de Lourdes.

Cuéntame del proceso que llevó a la realización del DVD.

En 1994 y 1996, uno de los dos clubes de fans, había uno en el sur y uno en el norte, mandó hacer grabaciones en video profesionales de los conciertos de Holanda, con la autorización de María de Lourdes y sus empresarios. De esas grabaciones se hicieron videos que los fans holandeses pudieron comprar. El 6 de noviembre de 2007, día de la muerte de María, se me ocurrió investigar las posibilidades de hacer de esas imágenes un devedé oficial para que todos pudieran comprar y apreciar ese material. Yo estaba convencido de que ya era hora de completar la colección de María de Lourdes, de más de 50 elepés y cedés con un bonito devedé. Mis compañeros de la Fundación apoyaron esa idea con entusiasmo y Carolina de Holanda se unió para realizar el proyecto. El señor Henk Vos, amigo de la Fundación, quien realiza nuestra página web, ofreció digitalizar y mezclar las imágenes para realizar así un DVD profesional. Lázaro de Lourdes, el hijo de María, también nos ofreció su apoyo incondicional, dándonos su autorización legal y su palabra de encargarse de la promoción en México. Enseñamos este material a la compañía disquera DEE2 Records, del señor Rob Ebbers, quien trabajó en los años noventa para Dureco, la compañía que lanzó cinco cedés de María al mercado holandés. Él se entusiasmó luego luego, dijo que quería encargarse de la parte comercial y así se realizó este primero y, hasta ahora, único DVD de María de Lourdes.

Háblame, por favor, de su contenido y si tiene algún plus, sus características…

El devedé contiene 16 canciones de María de Lourdes en vivo desde los teatros De Doelen Rotterdam y Martinihal Groningen. La acompañan el mariachi Arriba Juárez de Oswaldo Vázquez, el acordeonista Amador Lozano ‘El Centavo’, el mariachi Los Alazanes de Hipólito Rosas y los guitarristas Elías Torres y Rafael Pérez López, hermano de María. También canta unos duetos con su hijo Lázaro. Escogimos un repertorio muy variado con canciones que gustan en todo el mundo y que representan el estilo de María de Lourdes. Hay canciones alegres, románticas, conocidas, nuevas… O sea, un poco de todo lo que es la música mexicana. Como atractivo extra, agregamos una serie de fotos históricas de María de Lourdes de su colección privada.

¿Me puedes dar detalles de su presentación en Holanda?

El domingo 19 de octubre lanzamos el DVD oficialmente al mercado. La fiesta fue en el restaurante Casa Bassin, que se encuentra en el puerto histórico de Maastricht, en el sur de Holanda. Estuvieron presentes artistas holandesas, empresarios mexicanos y holandeses, invitados oficiales de la Embajada de México, la prensa nacional y, por supuesto, los fans más fieles de María de Lourdes. Carolina de Holanda se encargó del marco musical con el mariachi Serenata Mexicana y el ballet folclórico Corazón de México. En pantalla grande mostramos partes del DVD. Hubo botana mexicana y cervezas Corona. Más que un lanzamiento de un devedé, fue una fiesta mexicana, un momento para celebrar que realizamos un sueño bonito, gracias a muchas fuerzas unidas.

¿Hay planes de presentarlo en otros países, incluido México?

Sí, hay planes de vender el DVD en tu país bajo licencia de alguna compañía disquera mexicana. En cuanto se confirme esto, se realizarán presentaciones en México.

Por último, Hans, ¿deseas agregar algo?

Sí, quiero agregar lo siguiente: la tradicional música mexicana es hermosa y muy variada, parte del patrimonio mundial. Algo tan valioso que no debe perderse. María de Lourdes luchó toda su vida para mantener viva la música mexicana, todos lo sabemos. Fue ella quien fundó en los años ochenta el Grupo Impulsor de la Música Representativa de México, con el apoyo de muchos compañeros, como Lola Beltrán, Amalia Mendoza, Lucha Villa, Juan Zaizar, José Ángel Espinosa 'Ferrusquilla' y muchos más para impulsar y guiar interpretes jóvenes y talentosos. Inspirados por esa lucha, nosotros, en la Fundación María de Lourdes, esperamos que este devedé pueda ser una aportación más para impulsar la música mexicana, en México, Holanda y el resto del mundo. Esperamos también que podamos llegar a los corazones de los jóvenes. Con este devedé queremos expresar nuestro amor por la música mexicana y sus compositores e intérpretes, de los cuales María de Lourdes fue una que llevó la música y cultura mexicanas a muchos países como verdadera embajadora.

Bien, pues sólo resta esperar el momento en que esta producción audiovisual holandesa, acerca de una de las máximas exponentes de la canción ranchera mexicana en el mundo, llegue a nuestro país.

Comentarios a esta nota: gregorio.martinez@azteca21.com

Libros sobre historia de Europa en www.vialibros.net

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *