Home Ciencia y Tecnología Telescopios a Monte Albán para como los zapotecos admirar constelaciones y fenómenos astrológicos
Ciencia y Tecnología - October 13, 2008

Telescopios a Monte Albán para como los zapotecos admirar constelaciones y fenómenos astrológicos

A partir de la observación de los
astros los antiguos zapotecas
crearon su propio calendario
Foto: Cortesía INAH

Ciudad de México.- 13 de Octubre del 2008.- (CONACULTA) En Monte Albán, el Sol, la Luna y Venus regían el destino de los antiguos zapotecos. La observación celeste en la época prehispánica era parte importante de la vida cotidiana de la ciudad, como lo revela la existencia de al menos tres observatorios en el lugar, que permitieron el registro del movimiento de los astros y las constelaciones como base para determinar la ubicación y construcción de templos y plazas.

Después de aproximadamente dos mil años, la astronomía en la Zona Arqueológica de Monte Albán, Oaxaca, vuelve a ser eje principal del lugar; los visitantes tendrán la oportunidad de admirar las constelaciones, lluvias de estrellas, cometas y fenómenos astrológicos, por medio de telescopios instalados recientemente en el sitio, como parte del programa de visitas nocturnas que ofrece el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

Nelly Robles García, directora de la Zona Arqueológica de Monte Albán, explicó que desde hace un par de meses, el sitio cuenta con visitas nocturnas en las que el público puede conocer la importancia que tuvieron los astros para los zapotecos y recrearse con la observación astronómica directa.

Para enriquecer los recorridos nocturnos recientemente fueron instalados telescopios profesionales, prestados por el Planetario de la ciudad de Oaxaca, y con el apoyo de especialistas en astronomía se ayuda al visitante a identificar los principales fenómenos y constelaciones.

Este tipo de actividades obedece, de acuerdo con la arqueóloga Robles García, a la gran demanda de visitantes que tiene la zona y el interés de éstos por admirar los atardeceres en  Yucucúi o Cerro Verde, como también se le conoce a Monte Albán, y ver desde ahí la ciudad de Oaxaca y los valles que la rodean.

“Pero también responde al rescate de la antigua tradición astrológica, toda vez que a partir de ella los zapotecos crearon su propio calendario, conocieron los ciclos del Sol, la Luna y Venus, llevaron registro de los eclipses, lluvias de estrellas y trayectorias de los cometas, que según los pueblos prehispánicos, presagiaban buenos o malos acontecimientos”, comentó.

La cultura zapoteca llegó a tener un sistema de observación astronómica muy bien diseñado, que dio a los sacerdotes la precisión necesaria para medir los eventos anuales y  determinar la orientación de las construcciones.

La visita se enriquecerá con información recabada por los diversos estudios realizados en torno al tema de la astrología y la arqueoastronomía prehispánica.

El programa, detalló la directora de la zona arqueológica, permitirá que la gente visite el sitio en las noches, de manera principal en las fechas de equinoccios, y experimenten los fenómenos astrológicos. Además, se prepararán pláticas especiales con especialistas del observatorio y arqueólogos especializados en arqueoastronomía.

Robles García informó que además Monte Albán quedó inscrito en el proyecto “El Sol nos une a todos”, impulsado por la  (Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio) NASA, por sus siglas en inglés, que tiene como objetivo acercar a los niños y jóvenes a la astronomía y que además incluye a las zonas arqueológicas de Uxmal y Chichén Itzá.

“Lo que vamos a buscar es que el visitante que llegó al sitio en la mañana, regrese por la tarde a ver otras cosas, recrear su espíritu y compartir nuevas experiencias sensoriales que sólo da un atardecer o el cielo en Monte Albán”, concluyó.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *