Home Por la Espiral Especulación cambiaria
Por la Espiral - October 10, 2008

Especulación cambiaria

POR LA ESPIRAL
Claudia Luna Palencia

-Especulación cambiaria
-Los dólares en México
-ETN europeas y cierre de año

Se esperaba para México un colofón de impactos negativos derivado de la crisis estadounidense que está resultando más duradera y profunda de lo pronosticado, los embates sucederían en la balanza comercial, la industria maquiladora de exportación, menores inversiones en cartera e inmobiliarias pero nunca en el peso.
    En estos momentos, la especulación, volatilidad, el pánico y la incertidumbre no parecen distinguir entre un mercado y otro, de hacer presas a las economías más industrializadas del planeta se ataca a las  economías emergentes.
    Para países como México considerados refugio para los capitales, palomeados por las ganancias bursátiles, tanto en pesos como en dólares, de los últimos dos años, tal parece que la fiesta de la burbuja bursátil acabó de la mano de la mayor crisis financiera hasta ahora conocida porque lo del crack de 1929 es pecata minuta.
    Todo comenzó en Estados Unidos, contagió a la Unión Europea (UE), atrapó a Asia con todo y China e India aminorando su crecimiento e hizo dique en América Latina.
    La única verdad de esta crisis llena de mentiras y especuladores malsanos es que los Objetivos del Milenio pactados en el ámbito global en el año 2000, algunos muy importantes como el de reducir la pobreza mundial a la mitad antes del 2015, han quedado sepultados: ni habrá menos pobres, ni más estabilidad rumbo a la segunda década del siglo XXI.
    Para mayor intranquilidad los gobiernos y los gobernantes actuales saben bien que existen tres factores latentes que atentan contra la democracia, la paz y cualquier atisbo de estabilidad: una creciente pobreza; el terrorismo y sus células; y el narcotráfico.
    En estos momentos no hay gobernante al que le preocupe cumplir el pacto asumido con la ONU, porque la emergencia es de tal magnitud que por lo menos hay que salir en  el corto plazo.
    El control de los efectos negativos de esta crisis mundial dependerá de la capacidad de cada gobernante y su equipo asesor, en algunos rincones del planeta como en la Unión Europea (UE) la de los 27 países miembros se ha puesto a prueba la capacidad de decisión y reacción de los conglomerados supranacionales que intentan llevar los destinos de los miembros aglutinados.
    En la UE, los gobernantes buscan ponerse de acuerdo vía las instituciones supranacionales y actuar de forma conjunta para inyectar de liquidez a las instituciones financieras, bajar las tasas de interés de referencia, incrementar de 20 mil hasta 50 mil y 100 mil euros el fondo de garantía de depósitos por ahorrador y asimilar que el ajuste fiscal y la disciplina presupuestal serán los únicos analgésicos en medio del temporal.
    También hay una cuestión de enfoques: en Europa le dicen a sus ciudadanos que la crisis es fuerte, duradera y que habrá que ajustarse el cinturón de tal forma que son ellos como contribuyentes quienes pagarán por el rescate de las instituciones, pero que de los males es el menor porque una corrida financiera sería mucho más lamentable para la vida económica, el empleo y el salario.
A COLACIÓN
    En México, los gobernantes siempre hablan con mentiras incluso hemos aprendido a leer al revés las señales enviadas por los encargados de la economía,  hacienda y  finanzas del país.
    Si nos dicen “todo va muy bien”, nosotros lo procesamos al revés y nos comenzamos a inquietar.  
    Además, esa falta de confianza y de credibilidad van acrecentándose en le medida en que el gobierno y sus brazos ejecutores reaccionan tarde.
    ¿Por qué siempre reaccionamos tarde? ¿Por qué siempre en México el encargado de Hacienda, Economía, los asesores de Presidencia, se manifiestan tan confiados y cuando el agua va al cuello entonces intentan mal reaccionar, cuando ya es tarde?
    Pienso en la fábula de  La Fontaine, la cigarra y la hormiga, de cuando se debió trabajar para preveer y no se hizo, de cómo desde el año 2002, los precios del petróleo en el mercado internacional le han regalado al gobierno de México (claro al gobierno no a los mexicanos) caudales de dólares extras no esperados dentro del presupuesto, petrodólares que debieron servir para formar un fondo extraordinario de contingencias económicas y estar allí presentes en momentos coyunturales como este.
    Pero nunca se hizo, nunca se previó, los petrodólares, casi 100 mil millones de dólares anuales en promedio  entraron a México y quedaron disipados entre las reservas del Banco de México, el presupuesto y  el intento de reforzamiento de Pemex.
    El hecho real es que en el mercado internacional los petroprecios están comenzando a declinar y todos los pronósticos indican que en 2009 estarán desinflándose constantemente,   así es que México, dependiente en materia presupuestal y de ingresos del oro negro le tocará menos dólares por su petróleo y precisamente será en tiempos de vacas muy flacas.
GALIMATÍAS
    La propuesta de Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) para 2009 tiene que cambiarse totalmente, no está el horno para festines, sino para austeridad, a los mexicanos los coletazos de la crisis estadounidense les serían más leves si en los últimos siete años hubiéramos ahorrado el enorme caudal de dólares derivados de precios del petróleo en máximos históricos.
    El gobierno nunca lo hizo. Como a la cigarra, la crisis económica mundial  le toca en invierno y no hay provisiones.
    Tampoco hubo un Plan B, por lo que ahora en esta recta final del año Hacienda intenta estructurar uno muy al vapor, mejor pedimos que no  hagan más “frankesteins” que asfixian a las empresas y por ende al empleo.
    Le pedimos al secretario Agustín Carstens que por favor elimine el IETU y que se vaya a la segura, a la disciplina fiscal y presupuestal, que deje de inventar nuevos impuestos y que mande señales claras a los agentes del mercado.
No hay razón para atacar así al peso en un país inundado de dólares y sobrado de éstos en sus reservas internacionales con 84 mil millones de dólares al 3 de octubre pasado.
    Lo que está pasando es que el dólar está revalorizándose respecto al euro y muchas empresas transnacionales españolas y europeas con subsidiarias en América Latina llevan años reportando pérdidas cambiarias cuando consolidan con sus matrices, por eso están aprovechando la coyuntura de la revalorización del dólar respecto al euro para comprar coberturas cambiarias, y cubrir mejor sus perdidas rumbo a la consolidación contable de fin de año.
    Pero fuera de eso no hay una razón real, ni lógica, para un dólar a 14 pesos por dólar, vamos que Banco de México tiene mucho para subastar y por lo que contribuir para dar  tranquilidad.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *