Home Música “Cabal y Fuego, flamenco fusión”, álbum que se mezcla con rock, jazz, pop, afro, bolero, son y tango
Música - September 19, 2008

“Cabal y Fuego, flamenco fusión”, álbum que se mezcla con rock, jazz, pop, afro, bolero, son y tango

Un disco compacto esencial
para conocer el flamenco hoy y
su reinvención en otras latitudes
Foto: Cortesía 'Cabal y Fuego'

Por Benjamín Solís
Reportero Azteca 21

Ciudad de México. 19 septiembre de 2008. El flamenco es un folclor con una historia forjada en sentimientos y pasiones, y también es un arte que se caracteriza por su perpetuo movimiento. Es color en la música y en su estampa: el cante y el baile; sensualidad y cuerpo; lamento y reproche, según como se mire. Siempre ha tenido la virtud de mezcolanza con otras manifestaciones, o fusión, para decirlo en un lenguaje contemporáneo, y un rasgo fundamental para nutrirse de las diferentes expresiones artísticas que a lo largo del tiempo sus creadores han considerado asimilar.

En la actualidad, este género sigue una variedad de caminos que, lejos de dispersarlo, le aportan una inagotable veta musical, cuyas opciones van desde las propuestas más tradicionales, hasta las más innovadoras, y hoy es un género tan vasto que ha logrado alcanzar vertientes antes imposibles siquiera de vislumbrar: rock, jazz, pop, afro, bolero, son, tango, etcétera.

Si de diferentes estilos se nutre el flamenco y viceversa, bien conocen sus seguidores su riquísima cualidad de estilarse con otros ritmos, y sus resultados no nos dejan de sorprender: “Cabal y Fuego”, un álbum que reúne ese encuentro del flamenco con otras formas, otros géneros aparentemente tan distintos, que, sin embargo, se complementan para producir una propuesta inteligente, musicalmente versátil, sin perder su esencia y a su vez finalizando en un trabajo de fusión e improvisación que se puede apreciar en sus temas. Se equivocan quienes piensan que las fusiones pervierten a los estilos, lo contrario, en “Cabal y Fuego” están presentes diferentes manifestaciones bajo la pauta del flamenco; gracias a ello podemos ver colores únicos, fruto de la creación productiva, y hasta cierto punto irreverente, de esta agrupación bajo la dirección de Jorge Martínez Herrera, guitarrista proveniente de una familia de talentosos e imprescindibles músicos potosinos.

Gracias a este material podemos apreciar la unión de expresiones tan diversas que se escuchan bajo una mutua relación musical única de este álbum, desde un son jarocho-flamenco con el popular tema “El cascabel”, hasta interpretaciones que pueden considerarse clásicas, pero que bajo la nueva mirada de Martínez Herrera asistimos a un particular lenguaje de la música. “Rumba de Libarí”, esencialmente flamenco, aunque con una nueva readaptación; “Tangos” una composición del antiguo y moderno flamenco; “Samarhé” sencillamente un impecable jazz y fuertes notas de bulerías, tal como dice el cuadernillo que acompaña al material: “Estilos gemelos en nacimiento, desarrollo y circunstancias (o coincidencias)”. “Arena”, una de las piezas con mayor improvisación, fluyendo libre bajo una atmósfera pura, sin doblez; “Dedos en el cielo”, un tema originario en los bailes andaluces, farrucas, acompañado de la voz del cantaor. 

Y la improvisación y encuentro de sensibilidades se deja sentir tal vez en el tema más colectivo “La rosa”, y para ello qué mejor manera de seguir con la fuerza y entrega de un son huasteco. Las últimas interpretaciones resumen muy bien la esencia de Cabal y Fuego, “Seguiriya y Cabal” el tema duro, tradicional del flamenco y cierra con “Apágame”, el tema más controvertido por la riqueza de ritmos jazzísticos con la espontaneidad de la rumba flamenca.

“Cabal y Fuego, flamenco fusión”, es una coproducción de la Secretaría de Cultura de SLP, a través del CNCA y Jorge Martínez-Herrera, 2008; un disco compacto esencial para conocer el flamenco hoy y su reinvención en otras latitudes, bajo diferentes terrenos donde la música logra a fin de cuentas, con libertad y virtuosismo, la comunión de su lenguaje universal, o si usted no se ha acercado lo suficiente a la música, por aquí la empezará a amar.

Participaron en este material: guitarras, J. Héctor Montoya; flauta, Ramón Sánchez; bajo, contrabajo, Carlos Zambrano; cajón, Santiago Martínez; percusiones, Héctor Aguilar; oud árabe, Martín Martínez Castro; piano, Samuel Martínez Herrera, Jorge Martínez Zapata; batería, Manuel Cossío; cantaores, Denisse Martínez, Lolo del Carders; dirección musical, guitarra, tambor tarahumara, zanfona, efectos, Jorge Martínez-Herrera.

Comentarios a esta nota: benjamin.solis@azteca21.com

Libros sobre España en www.vialibros.net

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *