Home Por la Espiral Juventud, divino tesoro
Por la Espiral - September 15, 2008

Juventud, divino tesoro

POR LA ESPIRAL
Claudia Luna Palencia

-Juventud, divino tesoro
-Hipoteca para jóvenes
-Decisiones sin demora

De acuerdo con el Consejo de Población del Distrito Federal (COPODF), en México, la población joven asciende a 27.2 millones de personas, equivalente al 28.5% del total de la población.
De este volumen, 48% son hombres y 52% mujeres. Las proporciones de población joven no muestran diferencias significativas entre las entidades federativas; la brecha entre la entidad con el mayor porcentaje de jóvenes en su estructura (Quintana Roo) y la de menor proporción de jóvenes (Oaxaca) es de apenas 5.8 puntos porcentuales.
Después de Quintana Roo, Baja California, Nuevo León, Baja California Sur, México y Tabasco tienen los mayores porcentajes de jóvenes. En contraste, Oaxaca, Guerrero, San Luis Potosí y Veracruz, cuenta con las menores proporciones de población de 15 a 29 años de edad.
En el Distrito Federal la población joven es de 2 millones 241 mil 362 mismas personas que representan el 9.1% del total de jóvenes del país, en este sentido, se menciona que uno de cada tres habitantes del Distrito Federal es joven y de acuerdo a las proyecciones de población se espera que para el 2010 sean 2 millones 374 mil 904 que representarán el 26.9% del total de la población de la entidad, para el 2020 serán 2 millones 224 mil 547, aglutinando el 24.7 por ciento.
Dichos porcentajes hacen perentorio que, en materia de finanzas, surjan diversos productos a fin de captar al mercado joven en necesidades reales tales como el de encontrar créditos para una hipoteca.
Al respecto, en este espacio hemos insistido constantemente, que las oportunidades para los jóvenes pueden ser muy amplias en distintos aspectos aunque laboralmente están atrapados en un embudo, lo que hace, que por ejemplo, lleven a replantearse sus necesidades por un financiamiento en relación con la seguridad o certeza laboral del momento.
Como actualmente el mercado laboral está lleno de incógnitas, nadie tiene la certeza de durar en el mismo puesto, o al menos en la misma empresa por los próximos treinta años (nuestros padres lo relacionaban con hacer carrera dentro de una empresa) ello hace entonces, que los jóvenes que logran ingresar en un empleo formal asuman sus necesidades de financiamiento con mayor grado de responsabilidad.
Ello significa que  un joven con empleo formal, estable, con ingresos superiores a los diez mil pesos, que trabaje en el sector público o privado, aunque no tenga por el momento planes de casarse ni de independizarse del ámbito familiar, debería aprovechar su entorno y optar antes que por obtener un financiamiento automotriz, primero por uno hipotecario.
Un joven que hoy en día, a los 25 años de edad, asuma una hipoteca para los próximos 20 años tiene más posibilidades de estabilidad después de los 40 años de edad en comparación con una persona que a esa misma edad obtenga un crédito hipotecario y enfrenta fuertes compromisos de pago por los próximos 20 o 25 años de edad, justo cuando la curva de rendimiento va decreciendo, cuando aumentan las posibilidades de desempleo laboral, reducción de ingreso, enfermedad o muerte.
A COLACIÓN
Los jóvenes menores de 30 años con dos años de experiencia laboral y salario estable encuentran en la Banca un producto hipotecario  denominado Hipoteca Joven del Grupo Financiero BBVA Bancomer.
Con el slogan “tu propia casa… una buena casa”, Hipoteca Joven, es un producto que comienza con mensualidades iniciales bajas y que van subiendo conforme avanza la edad del deudor y va aumentando su nivel de ingreso.
Hipoteca Joven tiene el interés de captar sobre todo a jóvenes cuya nómina es domiciliada en BBVA Bancomer.
Las ventajas son: 1) La persona interesada en un crédito hipotecario puede juntar ingresos, sea con su pareja o bien con un familiar. 2) Presta un 28% más que en comparación con un crédito hipotecario tradicional. 3) Sirve para comprar casa nueva o departamento nuevo; casa usada o departamento usado.
Por ejemplo: con un crédito tradicional para un nivel de ingreso de 23 mil 800 pesos, los bancos prestan un promedio de 724 mil pesos, con Hipoteca Joven con este nivel de ingreso, BBVA Bancomer presta hasta 928 mil pesos.
Entre los beneficios destacan: 1) Es un crédito en pesos y no en UDIS. 2) La persona conoce el plan de pagos durante toda la vida de duración del crédito lo que le permite corroborar la forma en como van disminuyendo los saldos y pagando capital. 3) Si el cliente tiene apoyo Infonavit puede usarlo. 4) Después de los primeros siete años, el deudor hipotecario puede realizar prepagos adelantados sin penalización alguna.
Las características de Hipoteca Joven, prestan un valor mínimo de 650 mil pesos; el plazo es a pagar en veinte años; incluye cinco seguros para vida o incapacidad total o parcial; daños a propiedad; responsabilidad civil y familiar; daños a contenidos del inmueble.
GALIMATÍAS
    Pero si los bancos no se abren a la realidad adaptándose al esquema imperante entre la actual masa de jóvenes insertados en distintos campos de la economía formal y no formal desde donde obtienen sus ingresos, no hay que descartar el eslabón de la Sociedad Financiera de Objeto Limitado (SOFOL).
De acuerdo con información de la CONDUSEF, algunos  planes de crédito hipotecario se encuentran en Sociedad Hipotecaria Federal (SHF), una  institución financiera que mediante los bancos y sofoles promueve los programas de financiamiento entre los cuales están: 1) Fondeo CasaSHF Salarios (también se encuentra en mensualidades fijas), para adquirir una vivienda nueva o usada en UDI's, el valor máximo será el menor entre 500 mil UDI’s o el 90% del valor de la vivienda de mayor valor de la que permite el crédito en pesos. El enganche mínimo es del 10% y el monto a pagar dependerá del valor de la vivienda.  El plazo para cubrir el crédito puede ser de 5, 10, 15, 20 o hasta 25 años.  
Las mensualidades sólo se modifican anualmente conforme aumenta el salario mínimo; la tasa de interés y comisiones dependen del intermediario financiero con quien se contrate el crédito.
    2) Crédito SHF con apoyo Infonavit (jóvenes si cuentan con Infonavit aprovéchenlo) este  plan de crédito es para adquirir una vivienda nueva o usada. El valor máximo del crédito es por 500 mil  UDI’s. El plazo para el pago de la hipoteca es desde 5 hasta 25 años.  No existe penalización por prepago.  
Permite reducir el plazo de amortización del crédito y los intereses a cubrir; el saldo acumulado en la subcuenta de vivienda sirve como garantía en caso de que el trabajador pierda su empleo.  Y las  aportaciones patronales del 5% del salario se pueden destinar a disminuir el pago mensual o al pago de capital.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *