Home Música “Cántaros”, de Jorge Córdoba Valencia, la pureza de lo sublime
Música - September 2, 2008

“Cántaros”, de Jorge Córdoba Valencia, la pureza de lo sublime

La producción, está a cargo
del propio Córdoba Valencia
 y se incluyen seis obras que
 son una muestra de su
 versatilidad y solidez
 Foto: Cortesía
 'Quindecim Recordings'

Por Gregorio Martínez Moctezuma
Corresponsal Azteca 21

Ciudad de México. 3 de septiembre de 2008. Es difícil aprehender la belleza cuando sólo tenemos ocasión de apreciarla unos instantes, apenas unos minutos o unos segundos. Sin embargo, quizás en esos momentos es cuando más refulge e impresiona al que tiene la oportunidad –y, por ende, el placer– de deleitarse con su presencia etérea. Tal vez ésa también sea su intención: estremecer y esfumarse…

Esto, me parece, es lo que ocurre cuando uno escucha “Cántaros” (Quindecim Recordings, México, 2008), disco del compositor mexicano Jorge Córdoba Valencia, que se presentó el miércoles 27 de agosto en la Sala “Manuel M. Ponce” del Palacio de Bellas Artes, con los comentarios de Horacio Franco y Javier Platas.

En esta producción, a cargo del propio Córdoba Valencia, se incluyen seis obras que son una muestra de la versatilidad y la solidez de un compositor que hizo de la brevedad y la sencillez –la hermanada con lo sublime– su leitmotiv creativo, incluso muy cerca de un minimalismo personal, auténtico, incluso, quizás, hasta inconsciente.

La primera obra, “Tres piezas elementales”, para violín y piano, aparte de ser un homenaje –las dos primeras, respectivamente– a Bártok y Poulenc, son una especie de coloridos y alegres, pero formalmente muy serios, divertimientos musicales. Francisca Mendoza en el violín y el compositor en el piano. En la segunda, la cual da nombre al disco, son tres piezas para guitarra cuya brevedad y pureza –el compositor la denomina “transparencia”– deslumbran y elogian la grandeza del instante –la fugacidad de la belleza. Juan Carlos Laguna es el guitarrista.

“Tres piezas para fagot y piano” es la tercera obra y quizás la más alegre y lúdica, con sus momentos de introspección, pero en las que nuevamente la belleza –ésa, la inasible, la que sólo se deja entrever– se impone soberana. Sergio Rentería, fagot; Pedro Tudón, piano. La cuarta, “Tema y variaciones” para flauta de pico en Fa, para y con el maestro Horacio Franco, es, creo, una oda en siete fragmentos a la brevedad de la belleza y un homenaje al arte del célebre instrumentista mexicano.

“Alternativas sobre un cuadro de Rodolfo Nieto”, para piano y cinta, es la quinta obra de este disco y representa el intento del maestro Córdoba Valencia de recrear musicalmente el universo mágico, poético, lírico y misterioso que le suscitó una retrospectiva del pintor oaxaqueño, montada en 1987 en la galería “Estela Shapiro” de la ciudad de México, en la cual el compositor toca el piano y, según su propia nota explicativa, utiliza en la cinta silbatos de barro negro oaxaqueños, ocarinas de barro, teponaztle, crótalos de metal, entre otros elementos sonoros. Una obra inquietante, en tensión constante.

La sexta obra es “Tema y variaciones” para violín, guitarra y contrabajo (Viktoria Horti, Juan Carlos Laguna y Valeria Thierry, respectivamente), en la que, independientemente de las cuestiones formales determinadas por el mismo título de la pieza, es un ejemplo de la aparente facilidad del compositor por crear asombrosas complejidades musicales en breves lapsos y con una armónica simbiosis de los instrumentos participantes, casi siempre matizada por el efecto catalizador del empleo del silencio.

Aunque, se acota en el cuadernillo anexo, “Cántaros” sólo incluye material del compositor contenido inicialmente en el disco compacto “Música Contemporánea de Cámara”, volumen 6, aparecido en 1994, estamos ante una nueva oportunidad de conocer y regodearnos con la música de uno de los creadores sólidos y prolíficos que están escribiendo las páginas de la historia moderna de la música mexicana.

Comentarios a esta nota: gregorio.martinez@azteca21.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *