Home Buenas Noticias Repican las campanas en el Zócalo; miles demandan paz para México
Buenas Noticias - August 30, 2008

Repican las campanas en el Zócalo; miles demandan paz para México

Miles de personas ingresaron
a la plancha capitalina por
las calles 16 de Septiembre,
Madero y Cinco de Mayo
Foto: Cortesía milenio.com

Ciudad de México.- 30 de Agosto del 2008.- (MILENIO) Las campanas del Zócalo del Distrito Federal repicarón en medio de ovaciones de los miles de asistentes a la marcha “Iluminemos México”.

El primer cuadro de la ciudad se iluminó con velas y linternas al grito de “¡México, México!”, de los miles de asistentes a la marcha en contra de la inseguridad.

Antes de el repicar de las campanas, el Zócalo del DF se oscureció por unos momentos para darle paso a la luz de las miles de veladoras y linternas que "iluminaron a México" por unos minutos.

Miles de personas ingresaron a la plancha capitalina por las calles 16 de Septiembre, Madero y Cinco de Mayo.

Muchos de los que esperaron en el zócalo el arribo de la marcha, ya empezaron a retirarse del lugar, al tiempo que una escasa lluvia continúa mojando a los asistentes.

En el Ángel de la Independencia también se encuentran reunidas cientos de personas que lanzan la consigna: “¡México,.. quiere paz!, ¡México,.. exige paz!”.”

Policías capitalinos le recomiendan a los que se quedaron en el Ángel de la Independencia no movilizarce hacia el Zócalo, debido a que los primeros en llegar al primer cuadro ya se están retirando.

Desde antes de las 18:00 horas, la enorme alfombra blanca conformada por miles de niños, jóvenes y adultos se apoderó de Paseo de la Reforma, para iluminarlo con miles de esperanzas representadas con velas y lámparas.

"¡No somos una débil y pequeña luz, somos un enorme resplandor de esperanza!", señalaban las jóvenes participantes ataviadas con uniforme blanco, quines portaban flores y veladoras.

Conforme la marcha avanzó hacia su destino final, en cada uno de los participantes resurgió una destello de esperanza para hacer de México un país sin violencia.

A cada paso que daban, la alfombra blanca se ensanchaba y se fortalecía, se enseñoreaba para mostrar su fuerza, mientras se leía en cientos de pancartas ¡Nuestra unidad es más fuerte que cualquier hecho delictivo! o ¡No dejemos todo a la autoridad, trabajemos por nuestra seguridad!

Ya en el Zócalo capitalino, donde la marcha congregó a muchos de quienes han vivido en carne propia el horror de perder a un familiar o la violencia criminal, los presentes unieron su fuerza, su voz, pero sobre todo su corazón para iluminar a México.

De las historias personales se pasó a las colectivas y también al compromiso de nunca más quedarse callados y exigir a las autoridades que den una solución para detener la impunidad.

En los portales aledaños se colocó un buzón con la leyenda "Sé parte del cambio, opina", en el que de manera espontánea los asistentes manifestaron su sentir por la situación que afecta al país.

Tras depositar su veladora en alguno de los caminos trazados de manera espontánea, los participantes desalojaron el Zócalo y las calles Francisco I. Madero, 5 de Mayo, 16 de Septiembre, 20 de Noviembre y Pino Suárez.

En medio de una ligera llovizna, las banderas fueron enrolladas y algunos asistentes empezaron a buscar a las personas con las que habían llegado, mientras que otros caminaron hacia Izazaga, donde unidades de la Red de Transporte de Pasajeros (RTP) ofrecían servicio gratuito en seis rutas diferentes.

Las luces que minutos antes el gobierno capitalino disminuyó para que se observara el resplandor de las veladoras volvieron a encenderse y se prevé personal de Servicios Urbanos inicie la limpieza de la ruta que siguió la marcha.

De acuerdo con elementos de la Cruz Roja Mexicana no se reportaron incidentes, por lo que la marcha tuvo un saldo blanco.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *