Home Música La Banda Filarmónica San Miguel Santiago Laxopa, ofrece emotivo concierto en el DF
Música - August 25, 2008

La Banda Filarmónica San Miguel Santiago Laxopa, ofrece emotivo concierto en el DF

La orquesta interpretó diversos
sones, jarabes, danzones
e incluso piezas de la
tradición musical aragonesa
Foto: Cortesía CONACULTA/Fco. Segura

Ciudad de México.- 25 de Agosto del 2008.- (CONACULTA) La música es un puente comunicante entre las tradiciones indígenas y la modernidad, opina el músico Justo Santiago, director de la Banda Filarmónica San Miguel Santiago Laxopa, quien está convencido de que la identidad también puede resguardarse con acordes, sonidos y cantos.

“La tradición musical, al menos la que se gesta en el estado de Oaxaca, contiene la influencia de innumerables géneros. Las canciones de las bandas locales son una crónica viva de nuestras costumbres”, señala.

Los integrantes de esta agrupación, surgida en el municipio de Axtlán de Juárez, visitaron el fin de semana la ciudad de México para ofrecer un concierto en el Patio Jacarandas del Museo Nacional de Culturas Populares, donde interpretaron diversos sones, jarabes, danzones e incluso piezas de la tradición musical aragonesa.

La banda está integrada por Mario Reyes, Alfredo Ruiz, César González, José Luis Gaspar, Carlos Hernández, Anastasio Salazar y Claudio Benítez, quienes desde hace varios años ensayan con Justo Santiago y su padre, Bonifax Santiago, para ampliar su repertorio, en su mayoría conformado por composiciones de las fiestas tradicionales de su comunidad.

“Nosotros vemos a la música como una defensa para conservar la autenticidad en nuestras comunidades. A veces hay muchas influencias que vienen de fuera y que tratan de sorprender, sobre todo a los más jóvenes, para que abandonen sus raíces”.

En este sentido, dijo que cada integrante participa también activamente como promotor cultural de su comunidad, difundiendo entre las nuevas generaciones el gusto por la música.

“Formar públicos es algo vital para quienes participan en bandas musicales a nivel municipal. Muchas veces el trabajo es escaso y también los foros donde presentarse”.

A este respecto, afirmó que en los repertorios también han incluido piezas  muy conocidas como La Zandunga, El carretero y El jarabe del valle para mostrar que existe un gusto por toda clase de música y no sólo aquella que se crea a nivel local.

“Puede sonar un tanto ingenuo, pero la música de nuestras comunidades es también una defensa de la alegría, algo muy importante cuando hay muchas dificultades para sostenerla. Nuestra música también trae el respeto para nosotros mismos, para nuestras familias y para mostrar que hasta en las comunidades más apartadas hay un corazón que late, y con mucha fuerza”, concluyó.
(HBL)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *