Home Buenas Noticias La “Fundación Bill y Belinda Gates” premia con un millón de dólares proyecto veracruzano
Buenas Noticias - August 15, 2008

La “Fundación Bill y Belinda Gates” premia con un millón de dólares proyecto veracruzano

Madres e hijos comparten la
fascinación por aprender
Foto: Cortesía Karie Hamilton/
Bill & Melinda Gates Foundation

Ciudad de México.- 15 de Agosto del 2008.- (MILENIO) Hasta los rincones más remotos de Veracruz están aprendiendo que conocimiento es poder. Flavia Vázquez, una emprendedora y madre de tres niños, tiene una pequeña joyería en Coxquihui, municipio perdido en las montañas que no llega a 20 mil habitantes. Cuando el Programa Vasconcelos llegó al pueblo, ella inscribió a sus hijos, y así supo que ella misma podía aprovechar internet para crecer su negocio. Conectándose al mundo, aprendió métodos de comercialización que aumentaron sus ingresos.

Mireya Jiménez, que vive en la zona rural de Cazones, también apuntó en el programa a sus cuatro hijos, pero luego de sumarse a las clases, aprendió a usar el correo electrónico y así pudo avivar la relación con su marido, que lleva ocho años viviendo en Estados Unidos. El programa, dijo, “ayudó a mis hijos a conocer a su padre: gracias a la cámara web, mi esposo pudo verlos crecer”.

Desde el año pasado, los brigadistas del Programa Vasconcelos también han enseñado a los cafetaleros del estado a usar internet para mejorar su operación: ahora monitorean el precio internacional del café, pero también revisan datos sobre créditos para semilla o fertilizantes o sus estados de cuenta y calculan las ganancias por cosecha.

Los anteriores son algunos de los cientos de casos de éxito que puede presumir el programa que diseñó el secretario de Educación de Veracruz, Víctor Arredondo, y que le valieron hacerse acreedores al Premio Acceso al Conocimiento 2008 que les otorgó la Fundación Bill & Melinda Gates.

El premio, consistente en un millón de dólares, se les concedió “por sus esfuerzos innovadores para conectar a la población con la información y el conocimiento a través del acceso gratuito a computadoras, internet y capacitación”, dijo la fundación.

El esquema que diseñó el doctor Arredondo es particularmente valioso para Veracruz, que tiene 7.3 millones de habitantes pero muy dispersos en comunidades rurales, pequeñas y llenas de necesidades.

Dirigido a niños y adultos, el Programa Vasconcelos utiliza 24 autobuses todo terreno que son auténticas aulas móviles especializadas en tecnología. Cada autobús tiene portátiles, antenas satelitales con enlace a internet, servidores, videoproyectores, pizarrones interactivos y generadores eléctricos.

A bordo de cada camión viajan siete brigadistas preparados para transmitir habilidades tecnológicas a los veracruzanos, pero también dispuestos a trabajar afianzando los nexos comunitarios. Muchos, por ejemplo, hablan las lenguas indígenas de la zona.

Según el esquema de trabajo, el Programa Vasconcelos atiende a comunidades donde estado o municipio montaron salas de internet en escuelas o centros comunitarios; lo común es que estos recursos se desaprovechen por falta de conocimiento.

Para optimizar el tiempo, los responsables del programa hablan con las autoridades de cada municipio que visitarán, tanto para preparar el alumnado como para enterarse bien de las necesidades concretas de la comunidad.

Puestos de acuerdo, llega el camión y permanece en el pueblo dos semanas. Los brigadistas capacitan a niños y adultos dándoles cursos de internet o de computación, y además actualizan las instalaciones existentes. Pero también realizan actividades culturales y en general tratan de hacer entender a todos el valor formativo de la tecnología.

Desde 2005, los 24 camiones del programa han visitado más de 200 comunidades, capacitando a más de 120 mil personas y al personal de 75 centros tecnológicos comunitarios.

Con el millón de dólares del premio, el programa espera llegar al año 2010 con casi 50 autobuses y habiendo servido a más de 200 mil veracruzanos.

Adiós, barreras

Víctor Arredondo, secretario de Educación Pública de Veracruz, dijo que la gente se inspira cuando comprende “la infinidad de oportunidades que puede encontrar a través de las computadoras e internet”.

Aunque al principio la gente de comunidades remotas se muestra dudosa de recibir capacitación en tecnología, ya se han convencido.

¿Cuál es la receta? Que los programas de capacitación se diseñan “a la medida de sus necesidades económicas, de salud y educativas”. También facilita las cosas el hablarle a la gente en su idioma.

Para saber más visita-
http://www.proyectovasconcelos.com.mx/v2/lang-pref/es/

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *