Home Ciencia y Tecnología Se reanudan las excavaciones en Ixcateopan, sitio que fue tributario de la “Triple Alianza”
Ciencia y Tecnología - August 14, 2008

Se reanudan las excavaciones en Ixcateopan, sitio que fue tributario de la “Triple Alianza”

Ubicado en la región norte
del estado, a 36 kilómetros
de Taxco, este sitio arqueológico
fue una de las últimas
poblaciones conquistadas
por los mexicas
Foto: Internet

Ciudad de México.- 14 de Agosto del 2008.- (CONACULTA) Especialistas del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) reanudaron recientemente exploraciones en la Zona Arqueológica de Ixcateopan, en Guerrero, luego de 30 años de no realizarse excavaciones. Durante estos nuevos trabajos de investigación se registró el hallazgo de tres entierros humanos, y se consolidaron estructuras prehispánicas de la sección sur de este antiguo asentamiento tributario de la Triple Alianza.

 

Ubicado en la región norte del estado, a 36 kilómetros de Taxco, este sitio arqueológico fue una de las últimas poblaciones conquistadas por los mexicas, que sirvió como punto de concentración y redistribución de los tributos de la región que se pagaban a la Triple Alianza, conformada por Tenochtitlan, Texcoco y Tlacopan, hoy conocido como Tacuba.

 

Debido a su importancia histórica, el INAH retomó en meses anteriores las excavaciones en esta zona arqueológica abierta al público desde 1976, con el fin de contar con nuevos elementos que permitan profundizar sobre la cultura que ahí se desarrolló. “Existe escasa información sobre quienes ocuparon el lugar. De acuerdo con las fuentes históricas se sabe que fue habitado por grupos chontales hacia el Posclásico y Posclásico Tardío (1350 – 1521 d.C.)”, informó Raúl Barrera Rodríguez, arqueólogo responsable de las investigaciones.

 

En la Relación de Ichcateopan, del capitán Lucas Pinto, escrita en 1579, refiere que este sitio era un pueblo de origen chontal, sin embargo hasta el momento se desconoce sobre este asentamiento étnico porque desapareció a consecuencia de la llegada de otros grupos que iban imponiendo su lengua e ideología.

 

“No se conocen los rasgos físicos ni términos lingüísticos que permitan confirmar esto. No obstante se puede afirmar que se trató de un asentamiento importante a nivel local, como lo indica la distribución arquitectónica del sitio, donde se observan espacios de índole ceremonial y habitacional, pero también, de almacenamiento y de transformación de productos o talleres”.

 

“Las crónicas refieren que Ixcateopan fue una de las comunidades que tuvo una estrecha relación con el imperio mexica, a nivel de sujeción, particularmente por el pago de tributo a la Triple Alianza. En este lugar se concentraban los productos que a su vez eran enviados a Tepecoacuilco, una de las provincias tenochcas de la cual partían los pagos en especie al centro de México”, explicó Barrera Rodríguez, al anunciar que en breve dará inicio la segunda temporada de excavaciones en el lugar.

 

Mientras tanto, detalló, actualmente se realiza el análisis de los materiales arqueológicos hallados durante la primera temporada en la sección sur del sitio, entre los que sobresalen los restos óseos de diversos individuos asociados a una serie de terrazas, a los cuales ya se les efectuaron los estudios taxonómicos.

 

“El primer entierro estaba conformado por dos osamentas, una infantil y otra de un adulto; el segundo por la de un adulto joven, y el tercero por otras tres, de las cuales dos corresponden a individuos del sexo femenino y la otra a uno masculino”, precisó Barrera Rodríguez, director del Proyecto de Investigación y Mantenimiento Mayor de la Zona Arqueológica de Ixcateopan.

 

Estos hallazgos –continuó– son importantes porque para el estado de Guerrero, existen pocos estudios de antropología física, y más aún si las fuentes históricas nos refieren que la región fue habitada por antiguos chontales, esto nos podría ir dando cierta información que en el futuro permita confirmarlo y conocer los rasgos de este grupo cultural.

 

Como parte de estos entierros, añadió, se registraron también sus respectivas ofrendas, que entre otros objetos estaban compuestas por cajetes, dos besotes (ornamentos para el labio inferior) de obsidiana y otro de cristal de roca, navajillas de obsidiana y elementos de cobre en forma discoidal que formaban parte de collares.

 

El arqueólogo indicó que como parte de la primera temporada de trabajo, también se logró la liberación, restauración y consolidación de los vestigios arquitectónicos encontrados durante las excavaciones, relativos a terrazas acondicionadas a la pendiente de la ladera de un cerro, así como una escalinata que conduce a un conjunto que se encuentra en la parte superior.

 

“Estos espacios también ya pueden ser visitados por el público, mismos que se suman a las cerca de 20 estructuras prehispánicas que están expuestas y a las que también se les dio un mantenimiento general en meses anteriores”, comentó el investigador luego de mencionar que además se acondicionaron andadores y se instaló una malla ciclónica perimetral para proteger la zona arqueológica.

 

Barrera Rodríguez adelantó que estas tareas encabezadas por la Coordinación Nacional de Arqueología y el Centro INAH-Guerrero, tendrán continuidad durante la segunda temporada de campo, a iniciar en las semanas próximas, que consistirá en excavaciones en las secciones oriente y poniente; la restauración y consolidación de vestigios arquitectónicos que pudieran hallarse en ambas áreas, y el acondicionamiento de una espacio en el que se habilitará una sala introductoria.

 

“La intención es dotar de mejores servicios a la Zona Arqueológica de Ixcateopan, para lo cual contamos con el apoyo del Ayuntamiento y de la población, que por cierto también se le conoce como “el pueblo de mármol”, porque todas sus calles están hechas con este material de color blanco”, concluyó.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *